ENTREVISTA

José María Listorti: "Más de una vez discutí con Tinelli por temas contractuales"

Empujado por la cuarentena en Argentina, José María Listorti se reúne con Sebastián Almada y Freddy Villarreal para estrenar su primer espectáculo vía streaming. "Es cuestión de renovarse", afirma. 

José María Listorti.

Una vez más los ex Videomatch se juntan para hacer reír. José María Listorti, Freddy Villarreal y Sebastián Almada estrenan Tertawa el 29 de agosto, un show virtual de humor con sketches, imitaciones y música. “Es cuestión de renovarse y reinventarse”, exclama Listorti entusiasmado con el formato teatral de la nueva normalidad. En entrevista con El País, el comediante habla de Cantando 2020, del recuerdo de las cámaras ocultas y de su rol como periodista de espectáculos. "No es el rubro que más me divierte, por eso trato de ponerle humor cuando hay tensión", comenta.

Tertawa
José María Listorti, Sebastián Almada y Freddy Villarreal estrenan "Tertawa" este 29 de agosto a través de streaming. Entradas en Ticket Hoy.

-¿Cómo es la dinámica de Tertawa, el show vía streaming que presentás con Freddy Villarreal y Seba Almada el 29 de agosto?

-Es un show en vivo muy divertido y para toda la familia. Tiene muchos sketches, las imitaciones de Freddy, la música de Seba. Estamos muy contentos ensayando por (la plataforma) Zoom y haciendo las pruebas presenciales para coordinar la parte técnica. Es una propuesta económica porque con una sola entrada la puede ver todo el grupo familiar.

-¿Creés que va a perdurar esta modalidad de shows a través de streaming?


-Sin duda. Creo que puede convivir todo: la tele, la radio, el teatro, las redes sociales y el streaming. Es una experiencia muy interesante hacer un espectáculo que se pueda ver en Argentina, Uruguay y Japón a la vez.

-Tenés mucha presencia en redes sociales, ¿cómo te has ido adaptando a estos nuevos formatos para hacer reír?

-Uno no puede quedarse con la tele que hacía en los 90. Es cuestión de reinventarse y renovarse. Yo al principio no entendía Tik Tok, hasta que mi hijo me lo explicó y ahora tengo casi 700.000 seguidores. Me pasó lo mismo con Instagram, que al principio no le embocaba. Cada cosa tiene sus propios códigos. Tener hijos chicos me ayuda: el de 10 años me muestra y yo aprendo. Trato de no quedarme. En mi carrera he hecho de todo: programa de espectáculos, humor, cámaras ocultas, comedias, reality. Me gusta no encasillarme.

-¿Qué tuvo de especial el elenco del Videomatch de los 90 para que hasta el día de hoy sigan surgiendo proyectos teatrales y televisivos integrados por equipos salidos de ese programa?

-Fue una experiencia muy fuerte. En este laburo salvo raras excepciones uno trabaja apenas un año con los mismos compañeros. Pueden llegar a ser dos o tres años, pero en el viejo Videomatch yo estuve 11. Fueron años en los que nos veíamos mucho, no solo en el set sino que compartíamos viajes. Estuvimos semanas enteras juntos en Nueva York, España, Los Ángeles, en los mundiales de fútbol. Eso hace que uno no solo trabaje sino que conviva. Y lleva a que el día de mañana uno tenga un casamiento, un nacimiento o un cumpleaños y el otro esté. Terminamos siendo una familia. Eso se nota también en las malas, como cuando hay una separación o la muerte de un familiar. Estamos siempre. Entonces, cuando surge una idea para trabajar, en las primeras personas que pensamos es en aquellas con las que nos sentimos mejor, y encima son todos talentosos.

-También eran un equipo de personalidades fuertes y exigentes, ¿cómo no se desgastaba la relación del grupo con el paso de los años?

-Si te dijera que en 11 años no nos peleamos te tomaría por boludo. Obvio que hemos discutido pero siempre en el ámbito del trabajo. Nos peleamos como con un amigo o con una pareja. Pero nunca pasó más que eso.

-¿Con (Marcelo) Tinelli llegaste a tener algún cruce fuerte?

-Sí, más de una de vez. Fue por cuestiones contractuales. O la vez que me fui del programa. En el 2004 dejé Videomatch para hacer otras cosas y no le gustó nada. Después nos acordamos de esa charla y nos matamos de risa.

-Hace más de diez años que hacés periodismo de espectáculos, primero con Este es el show (Canal 13) y ahora en Hay que ver (Canal 9), ¿fue el rubro que más te costó?

-Al principio me costaba muchísimo. No me gustaba y no entendía el código. Todo el tiempo la gente se enojaba, yo llamaba a cada uno para explicarles y se enojaban más. Aprendí que no hay que llamar al famoso sino que después el enojo se le pasa solo. Al famoso le podés decir cien cosas buenas, pero si decís “no me gustó esto” ya se quedan con eso y se enojan. Además, jamás me metí en cosas personales, salvo que el personaje lo permite.

-¿Hoy cómo te llevás con la definición de “conductor de programa de chimentos”?

-No es el rubro que más me divierte, por eso trato de ponerle humor cuando hay situaciones de tensión. A mí me encanta conducir, y siempre en Hay que Ver trato de aportar humor. Me gusta trabajar en el medio y si uno mira para los costados ve que la única forma de mantenerse es haciendo este tipo de programas. El último de humor que había era Sin Codificar y ya no queda ni eso.

-¿Cómo es hacer televisión en cuarentena?


-Hay que adaptarse a hacer programas con Zoom y tener invitados por esa vía. El público también tiene que acostumbrarse a recibirlo de esa manera.

-¿Es más difícil generar contenidos?

-Sí porque al estar encerrada, a la gente le pasan menos cosas que cuando hay funciones de teatro, grabaciones de programas y reuniones sociales. Ahora te conectás con alguien por Zoom y es: “¿cómo estás?”, “bien…”, y no hay nada para hablar. Con los famosos pasa lo mismo.

-Semanas atrás tuvo mucha repercusión la desvinculación de la periodista Marcela Coronel de Hay que Ver luego de una fuerte discusión con la conductora Denise Dumas, ¿cómo lo viviste vos?


-No lo viví como una discusión. Para mí fue un malentendido entre dos buenas personas a través de Zoom. Si hubieran estado las dos en el estudio no hubiera pasado nada; lo hubieran charlado en la tanda y quedaba todo bien. Lo que pasó fue que Marcela esperaba que Denise la llame después del episodio y Denise nunca se enteró que Marcela se había enojado. Después se armó un despelote.

-¿Mirás Cantando 2020, programa del que fuiste conductor?

-Sí, es un formato hermoso. Me divierte, en especial los que cantan mal. Ángel (De Brito) y Laurita (Fernández) hacen una dupla divina. Es muy difícil conducir sin público con distancia social.

-De todos los roles que ocupaste a lo largo de tu carrera, ¿hay algo de lo que te arrepientas o no volverías a hacer?


-No volvería a hacer cámaras ocultas en las que aparecía desnudo. No me puedo arrepentir porque en ese momento no tenía nada de malo. A la gente y al público le gustaba. Pero claramente no lo haría de vuelta. Antes pararte desnudo adelante de una mujer era divertidísimo y nos cagábamos de risa. Ahora no da.

-¿Y qué fue lo que más disfrutaste?

-Hacer cine. Lo empecé con una hoja en blanco y vi el resultado después de tres años. Entre que empezás a escribir, presentás el proyecto, preproducís, grabás pasan como tres años. Y es hermoso ir al cine a ver la película, escuchar las carcajadas y aplausos del público y acordarse de la hoja en blanco del comienzo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados