EDITORIAL

Topolansky favorita

Faltan pocas semanas para las elecciones municipales y no hay mucho ambiente de campaña electoral en Montevideo. Se sabe que las dos grandes opciones son Frente Amplio por un lado y Concertación por el otro.

Sin embargo, hay encuestas que señalan que la polarización para definir quién será el futuro intendente se da en realidad adentro del Frente Amplio, con las candidaturas de Daniel Martínez y Lucía Topolansky. Según esos resultados, poco menos que la cosa ya está resuelta en la capital. Solo restaría, simplemente, definir un cabeza a cabeza entre esos dos candidatos de izquierda.

El problema es que la realidad política no es como la están mostrando estas encuestas que, luego del fiasco de octubre de 2014, debieran de ser mucho más prudentes en sus resultados y en sus pronósticos.

En primer lugar, porque antes que cualquier resultado de encuesta, siempre hay que fijarse en el resultado electoral más cercano para conocer cuál es la verdadera situación. Más cuando ese resultado es tan reciente, porque data de octubre de 2014. Y más aún, cuando es un resultado tan claro: no estuvieron a la par Martínez y Topolansky.

En octubre, de los cerca de 485.000 votos al Frente Amplio en Montevideo, los que prefirieron al senado encabezado por Martínez fueron algo más de 60.000. La comparación directa con los apoyos del senado Mujica- Topolansky es contundente y aleja cualquier expectativa de puja cabeza a cabeza entre los dos candidatos: fueron más de 170.000 votos los que recibió la lista de Mujica- Topolansky.

Alguien podrá decir que para esta instancia de mayo juegan las alianzas electorales sectoriales. Veamos. Martínez recibió el apoyo del Frente Líber Seregni. Ese sector sacó en octubre algo más de 72.000 votos. Matemáticamente, si todo fuera a ser como en octubre, esa sumatoria tampoco alcanzaría para que la interna frenteamplista fuera competitiva entre los dos candidatos. Pero además, por si fuera poco, también Topolansky recibió apoyos, en particular de buena parte del llamado "grupo de los 8" (al que ya pertenece su lista 609). En octubre, en Montevideo, ese "grupo de los 8" no sacó menos de 274.000 votos: el 56% del total del Frente Amplio en la capital.

En segundo lugar, porque todos los pronósticos de las encuestadoras para octubre fallaron en sus resultados. Una de las razones de esos errores, seguramente, es haber tenido un sesgo importante en las muestras con las cuales elaboraron sus resultados. El asunto puede parecer un poco técnico, pero es sencillo de entender. En efecto, ese sesgo consistió en que las encuestadoras no lograron reflejar bien la intención de voto de las personas que pertenecen a las clases más populares de la sociedad. Es decir, las encuestadoras sobrerrepresentaron, en octubre, la intención de voto de las clases medias, y eso las indujo en errores de vaticinios.

El problema es que parece que están cometiendo de nuevo el mismo error. Hoy en día, cuando afirman que hay polarización y elección pareja entre Martínez y Topolansky, se basan en que Martínez recibe mayor intención de voto, justamente, entre las clases medias. Topolansky, por su lado, recibe más intención de voto entre las clases populares, que son las que sabemos que fueron subrepresentadas en los resultados de las encuestadoras de octubre pasado.

En concreto, si analizamos los resultados reales de octubre en Montevideo, que dan una enorme preeminencia de apoyos directos al senado de Topolansky; las alianzas electorales internas de uno y otro (que siguen dando gran ventaja a Topolansky); y los antecedentes de los resultados de las encuestas, con sus errores de octubre, el resultado es claro: todo da a entender que, en realidad, la favorita adentro del Frente Amplio es Topolansky. Aquí no hay ninguna polarización de nada entre ella y Martínez.

Por supuesto, hay muchos actores políticos a los que les conviene diseminar la idea de que hay cierta posibilidad de triunfo de Martínez. Pero no es más que un mito que procura generar el apoyo a la izquierda de muchos montevideanos que no son frenteamplistas. Porque todos ellos, que no conocen todos estos detalles electorales, terminan creyendo que hay que votar adentro del Frente Amplio, porque las encuestas dan a entender que allí "está parejo". Y adentro de esa opción, creen también que lo mejor es apoyar al candidato "moderado" Martínez.

En realidad, votar por Martínez lo único que hará es que Topolansky sea electa intendente con mayor cantidad de votos de todo el Frente Amplio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados