ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Vivir con miedo


@| El pasado 27 de octubre se consultó a la ciudadanía por un plebiscito denominado “Vivir sin miedo”, que obtuvo el 46% de los votos. De haber logrado unos cien mil votos más hubiera sido aprobado. Más allá de las consideraciones sobre si era necesario o no modificar la constitución con medidas para combatir la delincuencia y el narcotráfico, que eventualmente podrían ser tratadas como leyes, se trataba de un fuerte mensaje contra el manifiesto fracaso de las autoridades del presente gobierno para hacerlo.

Si bien ninguno de los candidatos a presidente lo apoyó, una buena parte de sus listas incluían la papeleta por el “Si”, lo que facilitó que la ciudadanía pudiera expresar más que nada su descontento por la campaña orquestada por el gobierno y sus aliados sindicales para confundir a la población sobre los verdaderos alcances de la reforma propuesta. Así que se organizaron marchas, se destruyeron papeletas, etc., para así defender a su inamovible ministro de Interior.

En consecuencia, la no aprobación del plebiscito fue festejada por el partido de gobierno, con lo que podríamos inferir que su eslogan político sería “Vivir con miedo”. Es que lo utilizaron, lo hacen y lo seguirán haciendo como instrumento para que los voten.

Carentes de argumentos para convencer a parte del 60% del electorado que no los votó, ahora inventan todo tipo de artilugios para asustar a los más crédulos de la posible pérdida de sus derechos o retribuciones, si triunfa la fórmula opositora.

Y como broche de oro, desempolvan al binomio electo en 2009 a la presidencia y vice para exhibirlos como factibles ministros del partido de gobierno, si resultara triunfante. Sí, los mismos que despilfarraron los dineros de los uruguayos/as en Ancap, Pluna, AlasU, Gas Sayago, miles de empleos públicos, alianzas con el chavismo, etc., como si el aparato propagandístico montado a través de la Ley de Medios hubiera idiotizado a la población.

¡Dejémonos de miedos!, en el cuarto secreto estamos solos con nuestra conciencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas