ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Ernesto Talvi


@| Hace mucho tiempo que no se ve a los uruguayos con tanto entusiasmo electoral como en estos últimos días, al producirse la aparición política del Economista Ernesto Talvi, dándonos un respiro y esperanza de que se nos presenta un candidato nuevo y singular, sin antecedentes políticos, pero con una excelente formación académica y condiciones personales inmejorables como para ser elegible a la Jefatura Mayor del Estado.
Quien suscribe, de 67 años, ha votado siempre a los candidatos, indistintamente que fueran blancos o colorados, aunque respetando en todos los casos a quienes piensan diferente y son fieles a sus ideales partidarios. 

Ver y escuchar las entrevistas que le efectuaron al Economista Talvi, fue como respirar aire puro ante el advenimiento de una campaña para las elecciones nacionales, que se presentaba tan complicada que nos tenía desanimados antes de empezar. 

Si bien su presentación política es muy reciente, muestra gran lucidez sobre los posibles mecanismos a aplicar para dar soluciones a los problemas que agobian a la República, dándonos una sensación de alivio y relegando el pesimismo que estamos sintiendo los uruguayos, de que revertir la situación actual de nuestro país no puede ser posible. 

Son dignas de destacar sus ideas con respecto a la creación de centros dirigidos a fomentar la educación de la niñez y adolescencia en barrios marginados, tomando en cuenta que actualmente el futuro de estos chicos está signado por la droga y la delincuencia como formas de vida. 

No muestra por otro lado un interés político específico como es habitual en quienes se postulan a cargos de gobierno, sino que pone sus expectativas en un programa y un equipo dirigido a servir al país y a su gente. 

Es muy importante destacar que también ha manifestado, que de ganar las elecciones internas, instrumentaría las alianzas que fueran posibles, para encarar una campaña destinada a recuperar el gobierno nacional, independientemente de colores partidarios, opción que parece imposible de sortear en este caso. 

Por su claro interés en servir a nuestro país y su gente, merece la oportunidad de ser considerado para recibir el más alto honor que puede recibir un ciudadano de la República, que es la conducción del país durante el próximo período de gobierno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º