User Admin

Rebeldes sin causa

En octubre de 1955 fue presentado el film “Rebelde sin causa”. Su principal actor era James Dean en el papel del incomprendido Jim Stark. Su novia de la pantalla era Natalie Wood y su amigo Sal Mineo. La película tuvo un éxito notable y quedó señalada como un emblema de la juventud desnorteada de los Cincuenta. Una creación del director Nicolás Ray que pintaba una circunstancia trágica con actores trágicos. No hay que olvidar que Dean había muerto poco antes de la presentación de “Rebelde sin causa” en un accidente sin sentido registrado cuando iba por una ruta con su Porsche de competición. Más adelante morirían Natalie Wood (presumiblemente ahogada al caer de un yate) y Mineo (víctima de una patota).

En octubre de 1955 fue presentado el film “Rebelde sin causa”. Su principal actor era James Dean en el papel del incomprendido Jim Stark. Su novia de la pantalla era Natalie Wood y su amigo Sal Mineo. La película tuvo un éxito notable y quedó señalada como un emblema de la juventud desnorteada de los Cincuenta. Una creación del director Nicolás Ray que pintaba una circunstancia trágica con actores trágicos. No hay que olvidar que Dean había muerto poco antes de la presentación de “Rebelde sin causa” en un accidente sin sentido registrado cuando iba por una ruta con su Porsche de competición. Más adelante morirían Natalie Wood (presumiblemente ahogada al caer de un yate) y Mineo (víctima de una patota).

Muchos de los que éramos jóvenes en esos tiempos quedábamos fascinados con creaciones como “Rebelde sin causa”. Ya habíamos visto “El salvaje” donde Marlon Brando y su pandilla de motociclistas intimidaban un pueblito y otros títulos similares. Aquellos rebeldes sin base para su rebelión daban una sensación extraña, de vidas sin sentido y de muertes no menos descaminadas. Retratadas en especial en escenas como la del “salto del pollito” donde hippies de la noche roban autos y se lanzan con ellos en “picadas” de a dos, hacia un despeñadero, para saltar del auto antes de llegar a la barranca. Se supone que el que salta primero es el “pollito” o gallina temerosa. El otro competidor trata de demostrar que es más valiente.

Estos recuerdos vinieron a cuento hace algunos días, cuando en una noche oscura, en una carretera uruguaya, luego de pactar las condiciones de una “picada”, un par de motociclistas, ambos de 20 años, chocaron de frente y murieron. Otro quedó gravemente herido. El corresponsal de Durazno, Víctor Rodríguez empezaba así su crónica: “los fallecidos chocaron violentamente de frente, a una velocidad aproximada de 60 kilómetros por hora. Nada se pudo hacer. Los dos cuerpos yacían sin vida sobre el asfalto mientras el tercer protagonista fue derivado de urgencia al hospital local, con fracturas en ambos miembros superiores…” Agregaba: “Otros cinco accidentes protagonizados por motos se registraron ese día, sábado de noche, en cuestión de horas …”

Cabe imaginar que las drogas y el alcohol puedan no estar ausentes en estos eventos más violentos, más trágicos que todo lo que los chicos de hace sesenta años contemplábamos estupefactos desde las butacas de los cines, boquiabiertos pero sin imaginar ni remotamente que nosotros u otros coetáneos podríamos participar en algo tan desmesurado. Los jóvenes de hoy viven otras realidades más violentas, que los tocan más de cerca, dando forma a otro entorno más escalofriante y desgarrador.
El comisario que intervino en el caso dijo que no era la primera vez que sucedía algo así en Durazno u otros Departamentos: “Esto es un hecho lamentablemente que se ha hecho cotidiano en cierto sector de la sociedad uruguaya. Son jóvenes que todos conocemos, que viven a nuestro lado o son compañeros de nuestros hijos o del barrio, pero que sólo piensan en vivir la vida intensamente, a veces en pocos minutos, en 500 metros, como ellos dicen, corriendo con sus motos.”

Los estupefactos de los años Cincuenta nunca soñamos que las ficciones de “Rebelde sin causa” se reeditarían en versión uruguaya, corregida y aumentada, a cargo de jóvenes hijos del Siglo XXI.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados