Julia Rodríguez Larreta
Julia Rodríguez Larreta

Entre Rusia, las Paso y los jueces

Una de cal y otra de arena, le han tocado a la Presidente Cristina en estos días, en lo que hace al ámbito judicial.

Una de cal y otra de arena, le han tocado a la Presidente Cristina en estos días, en lo que hace al ámbito judicial.

Por un lado, tal como se lo esperaba el fiscal Moldes, su colega de la Cámara de Casación Penal, Javier de Luca, asociado con la agrupación Justicia Legítima, un grupo identificado con el kirchnerismo, (los únicos que no adhirieron a la marcha convocada por los fiscales a raíz de la muerte de Nissman) en tiempo récord resolvió en contra del pedido de investigación de la denuncia presentada por el fiscal muerto, la que había sido solicitada por dos fiscales.

El fiscal de Casación, a su manera, avaló el acuerdo con Irán al no recomendar que sea revisado judicialmente, de acuerdo a la denuncia del misteriosamente fallecido, pese a que había sido declarado inconstitucional por la Cámara Federal el año pasado. Dictamen que aun no está firme y se encuentra a estudio de la Cámara Federal de Casación.

Por el lado amargo, la Corte Suprema le puso freno nuevamente al gobierno, al declarar inconstitucional, por unanimidad, una lista de suplentes para cubrir vacantes en el alto tribunal. Venían con el aval de la mayoría K en el Senado, pero no los dos tercios requeridos para nombrar a los miembros de la Corte. La idea del gobierno era elegir estos conjueces en forma provisoria para que de esa lista surgieran luego los suplentes para ocupar las vacantes, en caso de ampliarse el Tribunal, tal como pretende ahora el gobierno.

A pesar de que en su momento Cristina haya sido una dura crítica de la Corte ampliada en época de Menem, la cual fue extendida por motivos similares a los que mueven hoy al Ejecutivo. Otro traspié en esta área para Cristina, quien no pudo imponer como Ministro de la Corte a su elegido, Roberto Carlés, para suceder a Zaffaroni. El magistrado que vio ensuciada su larga carrera de juez garantista, cuando se supo que era propietario de unos departamentos que se alquilaban para encuentros entre prostitutas y clientes. Lo salvó el hecho de que quien los administraba era un amigo suyo, tan íntimo que vivía en su misma casa.

Es tan pobre e inadecuado el perfil de Carlés, que les resulta imposible conseguir el apoyo de los dos tercios en el Senado y de ahí que idearan lo de aumentar el número de miembros. El cual hoy se halla reducido a solo cuatro, por el fallecimiento de dos de sus integrantes y el retiro de Zaffaroni. En esta situación, y antes de llegar a la fecha límite de enero del año que viene, por unanimidad, Elena Highton, Juan Carlos Maqueda y Carlos Fayt acaban de confirmar por unanimidad, al actual Presidente Ricardo Lorenzetti, para el próximo período, hasta el 2019. Un hecho que sin duda le brinda un soporte de peso en estos tiempos de embates a la justicia de parte del gobierno, lo mismo que a esa Corte Suprema que fue armada por el propio Néstor Kirchner hace una década, con llamativa idoneidad. Sus Ministros se le han plantado al gobierno en más de una oportunidad con fallos adversos, aunque por cierto, no ha sucedido siempre así.

De regreso de su en apariencia triunfal viaje a Rusia, aunque lo concreto está por verse, donde firmó varios acuerdos con el temible Putin, como los referidos a la construcción de 2 plantas nucleares, al tiempo que se lucía en una exposición montada en Moscú, en homenaje a Evita, lo que le dio pié para hacer un discurso con venenosos mensajes hacia sus enemigos locales, hoy se encontrará con el desenlace de las PASO. Las internas de donde saldrán los candidatos a la Presidencia.

Mientras Cristina continuaba sin manifestarse a favor de ningún candidato para el Frente para la Victoria, lo cual le sigue dando esperanzas a Scioli, de que no se vuelque por otro que por él, en el PRO se juega también en cierta forma el liderazgo de Mauricio Macri.

Porque a diferencia de Cristina, sorprendió a más de uno, y sobre todo a Gabriela Michetti, al hacer público su respaldo a Rodríguez Larreta, de quien no se cansa de repetir que lo ha hecho porque es un gran trabajador y administrador, y eso es lo que hace falta para manejar a la Capital. Más allá de que también insista sobre el aprecio que le profesa a su ex compañera de fórmula, quien no se resignó a que le pusieran por delante a otra figura. Desde ese momento está peleando fuerte, acompañada por buena parte de los ministros del gobierno de Mauricio Macri.

Los resultados obtenidos por los candidatos del PRO en Mendoza y Santa Fe, ahora resaltados tras la comprobación del grueso error cometido por la Administración socialista, que omitió contabilizar nada menos que al equivalente de un 10% del electorado, han hecho olvidar el traspié en Salta y los macristas se encuentran con más esperanzas para la contienda final, aunque las encuestas sigan favoreciendo a Scioli.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados