Ignacio Sienra
Ignacio Sienra

Proponiendo y proponiendo

Hace unas semanas escribíamos una columna invitando a la oposición a juntar ideas básicas comunes para proponer a la ciudadanía, absolutamente necesarias e impostergables, al menos en los temas más urgentes.

Hicimos una referencia a Luis Lacalle Pou, que puede no haber sido feliz a la luz de donde nos encontramos hoy. Creemos firmemente que él es quien más chance tiene de ser el próximo presidente de los uruguayos y por eso la referencia personal. Entre aquella fecha y la primera semana de marzo, gracias al dinamismo de la vida política, se ha descalabrado la figura de Tabaré Vázquez, y con la de él la del gobierno, a raíz de horrores, como el enfrentamiento callejero con productores, donde debió el presidente de la República gritar que es honesto y no mentiroso, hasta catapultarse al ridículo quedando solo gritando "Uruguay, Uruguay". Luego pidió que el discurso de respuesta al agro lo lea un tercero, seguramente, por la enorme cantidad de inexactitudes que el mismo contenía (en unos minutos Pedro Bordaberry en redes sociales marcó catorce).

Sin comparecer el primero de marzo ante el Parlamento, anda pensando en ir para África a buscar negocios. Más de lo mismo: ¡humo! Paralelamente, la mayoría de los sectores de oposición han mostrado ahora sí, de manera pública y desprendida, notables señales de unidad y de propuesta. El Partido Colorado anuncia a Talvi, que es muy bienvenido, con apoyo de sus grandes figuras. Pedro Bordaberry ha cambiado el semblante; se lo ve descontracturado, positivo, seguramente a sabiendas de que el papel que jugará ahora que no es candidato, es de una enorme estrategia, y nos consta que está abierto a ser parte de esa coalición que imaginamos va a requerir la salida. Larrañaga volvió a subir las escaleras, y también, denotando alegría y positivismo entregó ideas al partido, fruto del trabajo de sus equipos. El Partido Independiente hace lo propio y entrega propuestas al gobierno. Y, como cada 2 de marzo, Luis Lacalle Pou, con enorme responsabilidad y vocación de gobierno, en el rol de oposición, aportando, ha presentado una batería de ideas y propuestas que muestran que se puede, y que mantiene intacto el optimismo, más allá de la indiferencia del gobierno. Las ideas están, la mano tendida de la oposición cada vez más unida está. Apreciamos al menos en estos días una gran determinación a dejar diferencias de lado e ir por la salida. Y el camino que ha elegido quien tiene mayor chance, Luis Lacalle Pou, el candidato nacionalista, es el camino adecuado. Deberá liderar una gran coalición, y lo sabe. Deberá zurcir grandes acuerdos, ser humilde e implacable a la vez. Si analizamos su discurso no podemos menos que sentirnos contentos y tranquilos de que está a la altura. "Ideas de todos para gobierno de todos" ha sido un discurso de estadista. En cualquier caso, la tarea será muy dura; el camino de los acuerdos y de la unidad lo debemos trabajar todos, en cada momento y desde ya hay que tejer una plataforma básica común porque lo primero que nos debe unir es terminar con estos gobiernos por el único camino posible: las urnas. Y para ello hay que comprometerse en soluciones a los temas más acuciantes. Después será tan dura la tarea de reconstruir que habrá espacio para todos. ¡Ahora sí vamos bien!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)