Andrés Oppenheimer
Andrés Oppenheimer

La pelea de Guaidó

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, ganó una batalla importante al vencer el torpe intento de la dictadura venezolana de hacerse cargo por la fuerza del congreso liderado por la oposición del país.

Pero para evitar que esto sea una victoria de corta duración, la oposición de Venezuela tendrá que ir a la ofensiva y tomar medidas mucho más audaces.

Hasta ahora, Guaidó ha tratado de hacer todo respetando las leyes de Venezuela. Pero el régimen de Maduro ha violado casi todas las leyes de la constitución venezolana, comenzando por manipular las elecciones de 2018 que resultaron en su reelección fraudulenta.

Puede ser hora de que Guaidó se quite los guantes. Si no hace algo dramático, puede ser expulsado fraudulentamente de su cargo en las próximas legislativas de finales de este año. Maduro ya ha dicho que retomará el control de la Asamblea en esas elecciones.

El 5 de enero, Maduro intentó hacerlo antes orquestando la elección de Oscar Parra, un ex congresista opositor expulsado de su partido por corrupción que cambió de lado.

Guaidó y otros legisladores de la oposición tuvieron que mudarse a las oficinas del diario El Nacional, donde obtuvo el quórum y fue reelegido presidente de la Asamblea Nacional con 100 votos, más de los 84 votos que necesitaba.

Anteriormente, varios legisladores de la oposición revelaron que el gobierno les había ofrecido sobornos que iban desde $ 500,000 a $ 1 millón si votaban en contra de Guaidó.

En medio de la creciente represión del gobierno, la oposición venezolana enfrenta una batalla cuesta arriba para retener el control del Congreso. Tendrá pocas opciones más que ir a la ofensiva.

Guaidó debería aprovechar el hecho de que después de los eventos del pasado fin de semana, ha recuperado la atención. La imagen de él trepando por una valla vigilada por los militares para llegar a la Asamblea Nacional circulaba por todo el mundo. Los partidos de oposición que estaban luchando entre sí para participar en las próximas elecciones legislativas están más unidos que antes.

Teniendo en cuenta que la jerarquía militar de Venezuela sigue apoyando a Maduro, y que una intervención militar extranjera no es probable ni deseable, la medida más efectiva de Guaidó puede ser poner en marcha lanzamientos clandestinos de ayuda humanitaria, haciendo que los partidos de la oposición la distribuyan por todo el país.

Estados Unidos y varios otros países trataron de enviar más de $ 100 millones en alimentos y medicamentos al gobierno paralelo de Guaidó a principios de 2019, pero el ejército de Maduro bloqueó su entrada en la frontera colombiana. Ese fue un duro golpe para la oposición de la que aún tiene que recuperarse.

Desde entonces, la tragedia de Venezuela ha empeorado. El número de venezolanos que han huido del país ha aumentado de 3 millones a más de 4,7 millones. Según las Naciones Unidas, más de 6.800 personas han sido asesinadas por las fuerzas de Maduro, la mayoría de ellas manifestantes opositores que murieron en ejecuciones extrajudiciales.

La oposición de Venezuela, que aún controla muchos gobiernos locales, podría convertirse en una fuerza política inmejorable al regalar alimentos y medicinas que se necesitan desesperadamente. Ese podría ser uno de sus próximos pasos. Después de todo este tiempo, necesita hacer algo dramático.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)