Publicidad

¿Qué instrumentos existen para ahorrar e independizarse?

Expertos aconsejan ahorrar en moneda nacional e invertir en el mercado local

Compartir esta noticia
flecha_dinero

Por Lautaro Brum
Mudarse solo y partir del hogar familiar. Un paso importante y una decisión difícil de tomar. El hecho de encontrar una sensación de libertad y de nuevas responsabilidades puede ser un factor determinante a la hora de sopesar si dar el salto o no, pero también trae consigo otras obligaciones, tales como el correcto uso y manejo de la economía individual.

Por ello, en este Finanzas de Bolsillo hablaremos sobre cómo se pueden organizar las finanzas personales a través de un hábito ya conocido, como lo es el ahorro.

Bárbara Mainzer, directora ejecutiva de la Asociación de Bancos Privados (ABPU), dijo a El País que el hábito del ahorro es algo que se debe practicar repetidamente, por lo que antes de iniciar el camino en ese mundo, es clave pensar y entender para qué quiero ahorrar. En este caso, a lo que los ahorros se generarán luego de pagar gastos como el alquiler, luz, agua, comida y demás, lo mejor es realizar un presupuesto mensual, donde se priorizarán los gastos de necesidad inmediata (los mencionados anteriormente) sobre los de deseo (salidas, ropa, cenas en restaurantes).

“El presupuesto te ayuda a organizarte, y poniéndolo por escrito incrementa las chances de cumplirlo”, expresó Mainzer. En ese sentido, destacó que luego de cumplir con los gastos de necesidad, ya se puede comenzar a pensar en el ahorro.

En principio, como estrategia, también recomendó dar pequeños pasos en el mundo del ahorro. Por ejemplo, para iniciar, se puede ir ahorrando a través de algún ingreso extra mensual (por fuera del sueldo) o a través del aguinaldo, apartando parte de ese monto cada vez que llega a tu cuenta bancaria.

En ese sentido, Mainzer indicó que el ahorro conviene hacerlo en la moneda en la que tengo mis gastos. “Si yo vivo en Uruguay y gasto aquí, debo pensar en tener ahorros en la moneda local, sin dejar de invertirlos ya que la inflación juega en contra del poder de compra”, explicó la directora ejecutiva de la Asociación de Bancos Privados, quien además destacó que en los últimos 20 años (salvo en momentos puntuales donde el dólar dio saltos) siempre fue conveniente y rentable ahorrar mayoritariamente en la moneda local indexada (como las Unidades Indexadas).

En cambio, si una persona desea irse de viaje, comprar un vehículo o mudarse al exterior, lo mejor es pensar en ahorros en dólares.

En cuanto a las opciones para invertir dichos ahorros, Mainzer indicó que “por suerte cada vez hay más alternativas para invertir en pesos uruguayos, ya que en el pasado no habían muchas, sumado a que la inflación era muy alta, por lo que el poder de compra del dinero se disolvía rápido”.

¿Puedo recortar gastos para así ahorrar?

La respuesta, en este caso, es que sí, se puede. Valentina Maiorano, directora de Maiorano Inversiones, dijo que luego de listar nuestros gastos mensuales, se puede hacer un análisis y clasificarlos en fijos y variables, sin embargo, para que esto funcione, se debe contabilizar hasta el gasto más pequeño de la lista. Maiorano sostuvo que los gastos más fáciles de recortar son los variables, tales como el Uber, Taxi, terminar una suscripción de una aplicación que no utilizo hace mucho tiempo, comer menos afuera o hasta beber menos café.

Las alternativas que destacó son: los plazos fijos, instrumentos en pesos, en Unidades Indexadas (UI), bonos del gobierno uruguayo en UI y las Letras de Regulación Monetaria que emite el Banco Central (BCU). “Son muchas opciones y el mercado local seguramente continúe desarrollándose, por lo que quien desea ahorrar cuenta con varias posibilidades”, agregó.

Por su parte, Andrés Buela, socio de Beca Advisors, dijo a El País que dentro del mundo de las inversiones, en los últimos 20 años ha ido cambiando mucho todo lo que tiene que ver con herramientas para el acceso al ahorro.

“Siempre se debe ahorrar, principalmente en un contexto donde la seguridad social está puesta en revisión, sumado a que toda la gente que recién comienza su actividad laboral tendrá desafíos en lo que respecta a su jubilación”, agregó.

Al igual que Mainzer, destacó la importancia de invertir en la moneda local si la persona no tiene aspiraciones de mudarse al exterior y planea sentar bases a largo plazo en el país, ya que “gran parte de nuestros ahorros son y serán en esa moneda”.

En ese contexto, se debe tener en cuenta que el “dinero quieto”, es decir, el que no se invierte, comenzará a perder poder de compra por la constante amenaza inflacionaria. Pensando en dicha problemática, Buela sostuvo que las UI son un instrumento que cubren el alza de precios. Si bien no todos los bancos tienen acceso a las UI, se pueden generar inversiones con otros intermediarios (corredores de bolsa, asesores de inversión) o a través de las Letras de Regulación Monetaria ya que “hoy en día tienden a equiparar el valor de la inflación”, según Buela.

¿Se debe usar parte del sueldo para el ahorro?

La respuesta a esta pregunta dependerá, obviamente, de la situación financiera de cada individuo al momento de adentrarse en el mundo del ahorro. Maiorano, explicó que en este caso no existe un monto adecuado en sí, pero lo que se debe hacer es revisar en nuestro presupuesto si existen gastos inadecuados, y en función de la clasificación de gasos de cada persona, uno puede comenzar a ponerse objetivos de ahorro. Luego, una vez que está claro dicho objetivo, lo ideal es tratar ese ahorro del dinero que entra a tu cuenta mensualmente como un “gasto fijo no negociable”, según dijo Maiorano a El País.

Otra herramienta que destacó son los fondos de inversión, ya que estos “cuentan con más liquidez y es muy parecido a invertir en Letras de Regulación Monetaria, pero esta tiene la ventaja de que se puede invertir en montos menores y de manera más diversificada”.

“Hay que tratar de incorporar una conducta que permita todos los meses ir poniendo un poco de dinero en esos instrumentos que aceptan mínimos bajos”, recomendó.

La lista de opciones no termina aquí. Buela manifestó que el Banco Hipotecario (BHU) lanzó una nueva herramienta llamada “Yo ahorro”, una cuenta destinada al ahorro en UI.

Esta herramienta además cuenta con beneficios a la hora de sacar préstamos para un inmueble, por lo que también es una buena alternativa para un fondo de cobertura. A su vez existen “productos offshore” de planes de ahorro. Buela los recomendó en la lista ya que son a plazos largos (15 años) y te permiten iniciar un plan con capitales bajos y ahorros periódicos, instrumentos claves que permiten programar y automatizar el ahorro con ciertas garantías de capital de retorno e inclusive el acceso a mercados internacionales.

“Esta herramienta no es para todos los inversores, ya que cuenta con varias cláusulas, pero es bueno saber que existen estos instrumentos para comenzar a utilizarlos lo antes posible”, sostuvo el socio de Beca Advisors.

“Uno debe saber lo que gasta y el monto del dinero que recibe. ¿Qué hago con lo que no gasto? En un mundo con tanta inflación, el dinero está perdiendo mucho valor, por lo que si consigo el primer objetivo (gastar menos de lo que recibo) lo mejor es ponerse a trabajar para ver qué hago con ese dinero”, aconsejó Buela.

En ese sentido, si uno acaba de independizarse, lo mejor es comenzar a organizar gastos para luego practicar el hábito de ahorro personal.

¿Qué debo tener en cuenta antes de invertir mis ahorros?

Luego de haber destinado un tiempo a generar ahorros luego de independizarse, puede ocurrir que uno desee utilizarlos.

Si se toma esa decisión, se debe pensar en una serie de puntos. Primero, qué deseo hacer con ese dinero. Puede que la persona quiera realizar un viaje, mudarse a una vivienda con mejores prestaciones o comprar un vehículo. Se debe destinar algo de tiempo a determinar el para qué se está invirtiendo el dinero para luego determinar el cómo.

Luego llega el momento de determinar si la inversión va a ser a corto, mediano o largo plazo, punto clave y determinante.

Objetivos como la compra de un vehículo o la reserva de un viaje pueden considerarse de corto plazo, mientras que utilizar dicho dinero para generar un fondo de retiro, por ejemplo, debería ser determinado como un objetivo a largo plazo.

Por último, la moneda. Nuevamente es clave determinar la moneda en la que ahorrar. Si el objetivo es realizar un viaje lo mejor es generar ahorros en dólares o euros, que son la moneda en la que típicamente están los costos de turismo. Si el objetivo es el retiro, y ese retiro es en Uruguay, lo ideal sería invertir en Unidades Indexadas para no especular con el tipo de cambio en el futuro.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad