Política migratoria

Trump amenaza cerrar frontera

El Presidente advierte que tomará la medida si los demócratas niegan fondos para la obra; cortará la ayuda a Centroamérica.

Un migrante ilegal escala la valla que separa a Estados Unidos y México. Foto. AFP
Un migrante ilegal escala la valla que separa a Estados Unidos y México. Foto. AFP

Donald Trump amenazó con cerrar completamente la frontera de Estados Unidos con México, a menos que el Congreso apruebe fondos para construir un muro entre ambos países, en medio de una pugna presupuestaria que tiene parcialmente paralizado al gobierno estadounidense.

"Nos veremos forzados a cerrar la frontera sur completamente si los demócratas obstruccionistas no nos dan el dinero para terminar el muro y cambian también las ridículas leyes migratorias", escribió Trump en su cuenta de Twitter.

El cierre de más del 25% de las oficinas y servicios del gobierno federal se extiende desde hace una semana, pero Trump defiende su proyecto de construir el muro frente a la oposición demócrata y ayer viernes aseguró que un cierre de la frontera con México beneficiaría al comercio.

Trump quiere que se destinen fondos por US$ 5.000 millones para avanzar en la construcción del muro —una de sus grandes promesas de la campaña electoral— con la finalidad de frenar la inmigración ilegal que genera problemas sociales y de seguridad a Estados Unidos, así como bloquear el tráfico de drogas y el contrabando. Condiciona los fondos para el funcionamiento de numerosos servicios públicos a la aprobación del financiamiento para el muro. Los legisladores del Partido Demócrata solo están dispuestos a aprobar US$ 1.600 millones para seguridad fronteriza porque argumentan que el muro no es necesario, sino que pueden instalarse sistemas de última tecnología para el control de esa zona crucial, así como incrementar el número de agentes del servicio de Aduanas y Protección Fronteriza, que actúa en el límite con el territorio de México.

Inmoral.

El Partido Demócrata ratificó ayer viernes su postura firme en contra de la financiación del muro. "Los demócratas están unidos contra el muro inmoral, ineficiente y costoso del Presidente, quien dijo específicamente que México pagaría por la obra", indicó Drew Hammill, vocero de la líder demócrata en el Congreso, la diputada Nancy Pelosi. Puntualizó que la Casa Blanca no ha buscado un nuevo diálogo con Pelosi desde el 11 de diciembre, cuando la legisladora y su compañero de partido, el senador Chuck Schumer, líder de la minoría en el Senado, se reunieron con el presidente Trump en la Casa Blanca, y sostuvieron la discusión sobre el polémico tema en presencia de los periodistas y las cámaras de televisión. La reunión fue difundida a todo el país, ante el asombro de Pelosi y Schumer.

A partir del 3 de enero, cambia la composición del Poder Legislativo, de acuerdo con las elecciones realizadas en noviembre. Hasta ahora, el Partido Republicano tiene mayoría en ambas cámaras, pero desde el jueves, los demócratas serán mayoría en la Cámara de Representantes y los republicanos en el Senado, lo que dificultará que Trump logre sus objetivos en este y otros temas de impacto en la sociedad.

La parálisis actual de servicios públicos afecta a unos 800.000 empleados federales, que están sin recibir el sueldo, muchos de los cuales enfrentan serias dificultades financieras. De ellos, unos 320.000 están de licencia extraordinaria y los 480.000 restantes deben trabajar sin recibir el sueldo, debido a que se desempeñan en servicios esenciales y de alta sensibilidad como son los aeropuertos, aduanas y la protección fronteriza, entre otros.

Para ayudarlos, la división de recursos humanos del gobierno publicó en internet modelos de cartas para que sus empleados negocien un retraso del pago de facturas, como el alquiler.

En los parques donde se encuentran los principales monumentos de Washington la basura desbordaba de los contenedores y la red de museos Smithsonian y el zoológico anunciaron que si no se logra un acuerdo, deberán cerrar a partir del 2 de enero.

Pompeo va a la asunción y se reúne con Bolsonaro

El secretario de Estado, Mike Pompeo, encabezará la delegación de Estados Unidos a la asunción de Jair Bolsonaro como presidente de Brasil, confirmó su vocero Robert Palladino, en un comunicado.

Pompeo tendrá, además, un encuentro con Bolsonaro y el ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo, a quienes reafirmará la "fuerte colaboración entre Estados Unidos. y Brasil en la promoción de la prosperidad, la seguridad, la educación y la democracia", dijo Palladino.

Prudencia.

En una salva de tuits, Trump dijo que un hipotético cierre fronterizo sería una "operación rentable".

"Cerrar la frontera sur. Volver a traer a Estados Unidos nuestra industria automotriz a donde pertenece. Volver a los tiempos previos al Nafta, antes de que muchas de nuestras compañías y empleos fueran enviadas tan tontamente a México", agregó.

El acuerdo de libre comercio Nafta, que regía desde 1994 y que incluía a Canadá, fue renegociado luego que Trump lo denunciara como desfavorable para Estados Unidos. Un nuevo pacto se firmó a fines de noviembre, pero aún debe ser ratificado por los parlamentos de los tres países.

Sin embargo, no está claro como podría articularse un cierre de este tipo entre ambos vecinos cuyo comercio bilateral sumó US$ 615.000 millones en 2017, según datos del gobierno estadounidense.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, descartó opinar sobre las amenazas de su vecino.

"Nosotros hemos actuado con prudencia, de manera precavida, no hemos opinado sobre este tema porque se trata de un asunto interno de Estados Unidos", sostuvo.

Ya en noviembre, Trump había amenazado con cerrar la frontera sur como respuesta a la caravana de miles de centroamericanos que buscaban cruzar desde México hacia Estados Unidos.

Fin de ayuda.

Trump también cargó en Twitter contra los países del Triángulo Norte de Centroamérica, amenazándolos nuevamente con recortar los fondos de ayuda, si no frenan el flujo migratorio.

"Honduras, Guatemala y El Salvador no hacen nada por Estados Unidos, lo único que hacen es tomar nuestro dinero. Se dice que hay una nueva caravana que se está formando en Honduras y no están haciendo nada al respecto", dijo Trump.

"Vamos a proceder a cortarle las ayudas a estos tres países, que se aprovechan de Estados Unidos desde hace años", dijo el presidente, repitiendo un discurso que adoptó cuando una caravana de migrantes que se formó en San Pedro Sula salió en octubre de Honduras y atravesó México para llegar a la frontera con Estados Unidos.

Según el Departamento de Estado, la ayuda directa ya está cayendo de forma marcada. Se espera que Honduras reciba 65,7 millones en 2019 frente a 105,6 millones entregados en 2017 y en el caso de Guatemala estas partidas se redujeron a 69,4 millones desde 145 millones.

El Salvador recibió 88 millones en 2017 y está previsto que se le entreguen 45,7 millones el próximo año.

Sin embargo, el Departamento de Estado anunció que Estados Unidos destinará 5.800 millones de dólares de fondos públicos y privados para "reformas institucionales, desarrollo y crecimiento económico en el Triángulo Norte" de Centroamérica.

Mayoría de ciudadanos esta en contra del muro

Donald Trump. Foto: Reuters
Donald Trump. Foto: Reuters

Más de la mitad de los votantes de Estados Unidos considera que el presidente, Donald Trump, debería retirar su demanda de financiación del muro con México para reabrir la Administración, que lleva una semana parcialmente cerrada, según una encuesta publicada hoy por la Universidad de Harvard. La mayoría, un 58%, apuesta por que Trump no insista en su idea de levantar una barrera física en la frontera sur de de Estados Unidos, mientras que el 42% opina que el mandatario "no debería ceder" ante las presiones de los demócratas del Congreso, de acuerdo al estudio de Harvard y Harris, divulgado por el diario capitalino The Hill.

Asimismo, el informe, basado en la opinión de 1.407 votantes registrados, encontró que más del 60 % de la población de EE.UU. se opone a la estrategia que está utilizando Trump para conseguir más fondos para la seguridad fronteriza, es decir, provocando un cierre parcial de la Administración.

Pese a estos números, más de la mitad de los encuestados abogó por un consenso entre los legisladores demócratas y Trump, que resulte en un paquete de financiación de 2.500 millones de dólares para la seguridad de la frontera, la mitad de las pretensiones del presidente.

"Mientras que la mayoría quiere que Trump ceda en términos del cierre, una gran parte quiere ver a los demócratas y republicanos llegar a un compromiso de 2.500 millones", subrayó el codirector de este trabajo de investigación, Mark Penn, en declaraciones a The Hill. (Fuente: Efe)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados