Argentina paralizada

Tendencia para rechazar el aborto en Senado argentino

Sesión histórica con miles de personas movilizadas en torno al Congreso.

Manifestantes: con pañuelos celestes los contrarios al aborto, y verdes los partidarios, miles de personas harán una vigilia afuera del Congreso. Foto: Reuters
Manifestantes: con pañuelos celestes los contrarios al aborto, y verdes los partidarios, miles de personas harán una vigilia afuera del Congreso. Foto: Reuters

Argentina se paralizará hoy miércoles, cuando a partir de la hora 9.30 el Senado abra la histórica sesión en la que se tratará el proyecto de legalización del aborto.

El proyecto —que habilita el aborto dentro de las 14 semanas de gestación— ya tiene el visto bueno de la Cámara de Diputados, que lo aprobó en junio por apenas una ventaja de cuatro votos: 129 a favor y 125 en contra. En el Senado los bandos también están parejos, pero con una leve mayoría para rechazar el proyecto: 37 senadores en contra del aborto, 31 a favor, dos indecisos, una abstención y un ausente, según un relevamiento del diario La Nación. Si esta proyección se confirma, el proyecto será rechazado y en Argentina solo se seguirá permitiendo el aborto legal en caso de violación o peligro para la vida de la madre.

Si el proyecto es rechazado, no podrá presentarse nuevamente hasta dentro de un año.

Uruguay ya vivió este proceso en 2012, cuando primero la Cámara de Diputados y luego el Senado (17 en 31) votaron la legalización del aborto dentro de las 12 semanas de gestación, siendo el primer país en la región en adoptar esta medida. Además de en Uruguay, solo en Cuba y en Ciudad de México el aborto está totalmente despenalizado.

Como en Uruguay, las posiciones de los legisladores argentinos son individuales sin seguir una línea partidaria. En las últimas horas, ante un panorama adverso, grupos que apoyan el aborto intentaron modificar el proyecto de ley para reducir de 14 a 12 semanas el lapso en el que se autorizaría la interrupción del embarazo y lograr así más adhesiones. Pero su propuesta fracasó.

Pese a que en esta ocasión se espera que la sesión sea algo más corta al tratarse de 72 senadores (frente a 256 diputados), lo más probable es que la votación tenga lugar en la madrugada del jueves, ya que primero los legisladores deben abordar qué dictamen se tratará en el recinto, algo que no pudieron determinar al finalizar el debate en comisión por una disputa sobre el procedimiento.

Vigilias.

Un lado de la plaza del Congreso se teñirá del celeste que caracteriza al movimiento "provida" contrario a la legalización del aborto, y el otro acogerá a quienes están a favor, luciendo pañuelos verdes. A ambos lados se celebrarán charlas, conciertos, talleres y todo tipo de actividades en las que se espera congregar a miles de mujeres.

En una rueda de prensa celebrada esta semana, las integrantes de la campaña proaborto anunciaron que esperan convocar al doble de manifestantes que en la movilización del pasado junio cuando se trató en Diputados, y alcanzar los dos millones de personas gritando a favor del aborto.

"Estamos haciendo todo para que la iniciativa se apruebe. Tenemos confianza en el movimiento de la calle. Cree-mos que muchos senadores se definirán en el momento de la votación", dijo Julia Martino, del grupo que promueve la legalización.

La senadora Norma Durango, del Partido Justicialista (peronista), declaró que trabajará "hasta el último minuto para que (el proyecto) sea ley" y sostuvo que "los que no voten la ley se harán responsables de que sigan existiendo las muertes".

También cuentan con activistas desde el exterior. La actriz estadounidense Susan Sarandon utilizó ayer martes su cuenta de Twitter para enviar un mensaje al Senado argentino. "La criminalización del aborto no evita que las mujeres se realicen uno; solo las empuja a recurrir a lugares poco seguros y clandestinos. Senadores argentinos, el mundo los está mirando: ¡denle a las mujeres el derecho a decidir!", escribió utilizando hashtags en español como #AbortoLegalYa #SenadoresQueSeaLey. Sarandon, que tiene 71 años, es una fiel defensora de los derechos de las mujeres, y forma parte de los movimientos #MeToo y Times Up.

Bajo la consigna "salvemos las dos vidas", los contrarios a la ley también prepararon movilizaciones con respaldo de la iglesia católica y otras congregaciones religiosas. Sacerdotes, monjas, pero también rabinos e imanes, han convocado y acompañado manifestaciones en contra de la ley. La Conferencia Episcopal incluso nombró a un delegado para el diálogo con el Congreso, el obispo de La Plata, Alberto Bochatey.

Según estimaciones oficiales, en Argentina se practican 355.000 abortos al año, es decir, 41 por hora. Además, Unicef calcula que nacen anualmente casi 3.000 bebés de niñas de entre 10 y 14 años y, para Amnistía Internacional, el aborto clandestino es la principal causa de muerte materna en 17 de las 24 provincias.

Según informó ayer el diario La Nación, el escenario actual, contrario a la ley, podría modificarse en el mediano plazo con el recambio generacional y la incorporación de más mujeres: la ventaja de seis votos que hoy tiene el rechazo al aborto (37 a 31) se da entre senadores mayores de 50 años y entre los hombres.

El aborto en el mundo

Despenalización total. En América Latina el aborto solo está totalmente despenalizado en Uruguay (dentro de las 12 semanas de gestación), Cuba y Ciudad de México.

Prohibición total. Malta, donde el catolicismo es religión de Estado, es el único país de la Unión Europea (UE) que prohíbe totalmente el aborto. En caso de infracción, la pena es de entre 18 meses y 3 años de cárcel. El aborto también es ilegal en Andorra, San Marino y el Vaticano, que no son miembros de la UE. En el resto del mundo, el aborto está prohibido en El Salvador, Nicaragua, Honduras, Surinam, Haití y República Dominicana, en América; Egipto, Gabón, Guinea-Bisáu, Madagascar, Mauritania, República del Congo, República Democrática del Congo (RDC) y Senegal, en África; Filipinas, Palaos y Laos, en Asia.

Despenalización parcial. En muchos otros países, el aborto está sujeto a condiciones fuertemente restrictivas. Así, es posible solo en caso de peligro para la vida de la madre en la mayoría de los países de la región, en caso de violación y en algunos también por inviabilidad del feto (México, Brasil, Chile, Colombia, Panamá). En Argentina, hoy solo es posible en caso de violación o de peligro para la vida de la madre. En Europa y América del Norte, hay legislaciones más liberales. La República de Irlanda lo legalizó en mayo. En Estados Unidos, donde el aborto fue legalizado en 1973, el debate sigue vivo entre los "provida" y los "proelección".

CIERRES DE CAMPAÑAS

Contratapa verde en el diario NYT

Aviso que la organización publicó hoy en The New York Times
Aviso que la organización publicó hoy en The New York Times

Ayer martes, un día antes del debate en el Senado argentino, la "ola verde" a favor del aborto se reflejó en The New York Times. La organización Amnistía Internacional publicó un anuncio a favor de la despenalización en la contratapa de la edición internacional, que llega a 134 países. A página completa, con fondo verde, aparece en mayúsculas la palabra ADIÓS, una imagen de una percha (símbolo asociado a abortos inseguros y clandestinos) y una frase que dice en inglés: "Las complicaciones por abortos inseguros son la principal causa de muerte materna en la Argentina. El 8 de agosto, los senadores pueden elegir cambiar esto si votan a favor de una ley que despenaliza el aborto. El mundo los está mirando". El mensaje cierra con el hashtag en español #AbortoLegalYa. Erika Guevara-Rosas, directora regional de Amnistía Internacional, dijo al respecto: "Queremos enviar un mensaje a los senadores: el mundo los está mirando. Está observando para ver si votarán en favor de las mujeres y para poner fin al grave sufrimiento causado por la criminalización del aborto". "Los senadores en Argentina tienen la oportunidad de cambiar una legislación que ha castigado a las mujeres", agregó.

Llamado de la Iglesia al senado

Ayer martes, en la misa por el Día de San Cayetano, el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli, se refirió a la ley que busca la legalización del aborto y dijo ante miles de fieles que el proyecto "pone a los indefensos y vulnerables seres humanos que se están gestando en un camino sin salida". Asimismo, el religioso habló directo a los senadores que hoy miércoles deberán emitir su voto: "Elevamos muestra oración para que los miembros del honorable Senado no interrumpan la honrosa y laudable tradición de legislar para el bien común con leyes que abran a la esperanza de nuestro pueblo a favor de la cultura de la vida". Poli insistió en que el aborto perjudica a inocentes a quienes deja "excluidos de la legítima defensa". "No juzgamos a nadie, menos a las madres que por motivo que solo ellas y Dios saben a veces, bajo presión, en situaciones angustiantes (...) optan por el aborto que siempre será un drama", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º