BREXIT

Reino Unido enfrenta difícil perspectiva y riesgo de daño

Opciones para salir de la UE crean peligro económico; pueden anular Brexit.

Mensaje: "Irse, quiere decir irse", proclama el manifestante, Foto: Reuters
Mensaje: "Irse, quiere decir irse", proclama el manifestante, Foto: Reuters

En la jornada en la que se suponía que el Reino Unido abandonaría la Unión Europea (UE), la primera ministra Theresa May sufrió su tercera derrota aplastante al insistir con su plan de salida y dejó el proceso del Brexit en el punto de partida, tres años después de que los británicos votaron en un referénm por 52% a 48% para irse del bloque.

Si bien la derrota se ha convertido en la rutina para May, la votación del viernes subrayó el fracaso del Parlamento para encontrar una vía de salida de la UE. Ahora surge otra fecha límite para partir, sin que exista un camino claro y se suscitan temores de que el Reino Unido se acercque a ua salida que le causará daño económico y será potencialmente desastrosa, al no hacerse con un acuerdo.

¿Qué sucederá tras el tercer rechazo por los diputados británicos del Tratado de Retirada de la Unión Europea negociado por May?

Estos son los principales escenarios que surgen en medio de kla incertidumbre:

Sin acuerdo. Londres tiene ahora hasta el 12 de abril para proponer una solución alternativa a Bruselas. De lo contrario, Reino Unido saldrá de la UE sin acuerdo en esa fecha.

El país pondría así fin, sin periodo de transición ni plan para la negociación de su futura relación con la UE, a 46 años de pertenencia al bloque, abandonando de la noche a la mañana el mercado único y la unión aduanera. Es el escenario más temido por los círculos económicos.

Ambas partes intensificaron en los últimos meses sus preparativos para esta eventualidad, pero los diputados votaron dos veces contra ella y May afirmó que no llevaría al país por esa vía sin la autorización del Parlamento.

Larga prórroga.
Los dirigentes de la UE abrieron la posibilidad de un largo aplazamiento si el acuerdo de retirada no era adoptado, y a condición de que se produzca un cambio significativo entretanto.

Theresa May dijo el miércoles que ya no estará en el cargo para llevar a cabo nuevas negociaciones. En ese caso, le correspondería a otro líder conservador reabrir las negociaciones con Bruselas.

Un aplazamiento de larga duración debería ir como mínimo hasta finales de 2019, advirtió la Comisión Europea, y tiene que ser aprobado por los 27. Implica que Reino Unido participe en las elecciones europeas de mayo.

Elecciones anticipadas. Otro escenario que llevaría a un cambio de gobierno sería la celebración de elecciones legislativas anticipadas. Podrían ser convocadas si el parlamento y el gobierno no alcanzan un acuerdo sobre una solución alternativa para llevar adelante el Brexit.

Los diputados deben votar de nuevo el lunes y el miércoles sobre varias opciones alternativas al acuerdo de May aunque el resultado de esta votación no es vinculante para el gobierno. Para salir del bloqueo la primera ministra podría convocar entonces nuevos comicios.

Estos pueden ser también el resultado de una moción de censura de la oposición contra el gobierno.

Brexit by on Scribd

Anulación del Brexit. Ese escenario, que May rechaza, no puede ser excluido ante el caos político reinante en Reino Unido. Según el Tribunal de Justicia europeo, Reino Unido puede decidir solo que renuncia a abandonar la UE, sin la autorización de los otros Estados miembros.

Pero ese giro imprevisto “no es posible políticamente” sin la organización de nuevas elecciones o un nuevo referéndum que cambie el resultado de la primera consulta, de junio de 2016, en que el Brexit se impuso por 52% de los votos.

Escenario

Irlandeses movilizados por seguir en la UE

Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte para oponerse al Brexit, por el temor a que se reinstauren las fronteras en la isla. Los manifestantes, que respondieron a la convocatoria del grupo Comunidades fronterizas contra el Brexit (Border Communities against Brexit), entre quienes estaban el exdirigente del partido nacionalista irlandés Sinn Fein, Gerry Adams, y la actual presidenta, Mary Lou McDonald, se reunieron sobre un puente que cruza una autopista que une Dublin a Belfast. Algunos tenían carteles amarillos en los que se podía leer “Sin fronteras sin barreras. Respete el voto Remain” a favor de permanecer en la Unión Europea,

El acuerdo de salida de la UE, alcanzado entre Londres y sus socios del bloque, prevé un dispositivo destinado a evitar que se reinstauren los controles fronterizos en la isla de Irlanda y así preservar los acuerdos de paz de 1998 que pusieron fin al conflicto entre católicos nacionalistas y protestantes unionistas.

El dispositivo es una solución de último recurso que consiste en crear un “territorio aduanero único” que engloba a la UE y al Reino Unido, y que establece condiciones diferentes para la provincia británica.

Pero este acuerdo fue rechazado tres veces por los diputados británicos.

El pequeño partido unionista norirlandés DUP, que le da al partido conservador de la primera ministra Theresa May una mayoría parlamentaria, se opone. Rechaza que la provincia sea tratada de manera diferente del resto del Reino Unido.

El 56% de los norirlandeses votaron en contra de una salida del Reino Unido de la UE en el referendo de 2016.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)