copenhague

Puigdemont pretende "formar un nuevo gobierno" a pesar de "amenazas" de Madrid

El presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, propuso hoy a Puigdemont como candidato a la presidencia del Gobierno de esa región.

Carles Puigdemont, presidente regional de Cataluña. Foto: AFP.
Carles Puigdemont, presidente regional de Cataluña. Foto: AFP.

El ex presidente catalán Carles Puigdemont, destituido por el gobierno central español, afirmó este lunes en Copenhague que próximamente se formará un nuevo gobierno regional a pesar de las "amenazas" gubernamentales.

"No vamos a capitular frente al autoritarismo a pesar de las amenazas de Madrid. Pronto formaremos un nuevo gobierno", dijo Puigdemont, pocas horas después de se designado candidato a presidir Cataluña.

El presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, propuso hoy a Puigdemont, huido de la Justicia española, como candidato a la presidencia del Gobierno de esa región, cargo que se votará en un debate que tendrá lugar a finales de mes.

En los comicios regionales del 21 de diciembre pasado los partidos independentistas lograron 70 de los 135 escaños de la Cámara, lo que les garantiza la mayoría absoluta, aunque la situación judicial de Puigdemont suscita interrogantes sobre cómo será candidato al Gabinete regional.

Torrent explicó hoy a la prensa que Puigdemont es el aspirante que cuenta con "más apoyos" tras la ronda de contactos que ha tenido en días pasados con los diferentes partidos representados en el "Parlament" (cámara regional).

Los comicios fueron ganados por Ciudadanos (36 escaños), partido defensor de la unidad de España, pero los asientos logrados por esa fuerza y sus eventuales aliados son insuficientes frente a la mayoría de los grupos independentistas.

Puigdemont tiene la "absoluta legitimidad" para ser candidato a la Presidencia de la región, dijo Torrent, quien agregó que su deber es "hacer todo lo que esté en mis manos para asegurar que todos los diputados se puedan expresar libremente como representantes de la voluntad popular".

El candidato huido, que hoy está en Copenhague para dar una conferencia, sopesa la vía de una investidura a distancia o delegada, de modo que intervenga a través de vídeoconferencia o que su discurso sea leído por otro parlamentario afín.

El Gobierno español rechaza esa opción y la recurrirá ante la Justicia y los letrados jurídicos de la Cámara catalana también han asegurado que no es conforme a derecho.

Torrent ha enviado una carta al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy (PP, centroderecha), al que ha pedido una reunión para abordar la "situación anómala que vive el Parlament" por tener diputados en prisión o en Bélgica, acusados de delitos como rebelión, sedición o malversación de fondos.

"En estos momentos nos toca explorar todas las vías posibles para hacer de la política y el diálogo un objetivo irrenunciable", dijo hoy el presidente de la Cámara, para quien la situación de los ocho parlamentarios en prisión o en Bélgica - éstos con avisos de detención si regresan - hace que se vean vulnerados "sus derechos de representación y los de la ciudadanía a la que representan".

La Justicia española no pedirá la detención en Dinamarca

El juez español Pablo Llarena rechazó hoy cursar una orden europea de detención del expresidente de Cataluña Carles Puigdemont en Dinamarca, como le había solicitado la Fiscalía por los supuestos delitos de delitos de rebelión y/o sedición en relación con el proceso independentista en esa región española.

En un auto publicado hoy, el magistrado del Tribunal Supremo encuentra razonable la petición de la Fiscalía, pero añade que hay matices que conducen a que una orden de ese tipo deba ser pospuesta.

Puigdemont llegó hoy a Copenhague procedente de Bélgica, donde ha permanecido tres meses huido de la Justicia española.

En un primer momento, la Justicia española dictó sendas órdenes europeas contra Puigdemont y cuatro de sus antiguos colaboradores también huidos, pero Llarena decidió retirarlas el 5 de diciembre pasado, con la advertencia de ser detenidos en cuanto regresaran a España.

Llarena consideró que se debían retirar las órdenes que emitió la Audiencia Nacional en su día porque podrían condicionar la evolución de la investigación y los posibles delitos por los que se pueda procesar a los imputados,

Los delitos de rebelión y la sedición no están recogidos en el ordenamiento jurídico de Bélgica, lo que impedía que Puigdemont fuera entregado por las autoridades belgas para su procesamiento en España por estos motivos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º