Caravanas centroamericanas

Un mes buscando el "sueño americano"

Primer grupo de migrantes llegó a Tijuana, en la frontera con EE.UU.; Trump desplegó a los militares.

Cualquier transporte sirve para viajar a Estados Unidos. Foto: AFP
Cualquier transporte sirve para viajar a Estados Unidos. Foto: AFP

El primer contingente de migrantes centroamericanos está desde ayer martes en la ciudad mexicana de Tijuana, en la frontera con Estados Unidos, y espera para esta semana la llegada del grueso de la caravana que hace un mes partió de Honduras con la intención de pedir asilo al gobierno de Donald Trump.

Sin embargo, haber alcanzado la frontera puede significar para la mayoría el inicio de nuevos problemas.

El 9 de noviembre el presidente Trump decretó el fin de los pedidos de asilo para quienes ingresen ilegalmente a Estados Unidos. Con esa medida, la administración Trump busca que el gobierno mexicano se haga cargo de los migrantes, al estipular que el decreto perderá vigencia si antes se llega a un acuerdo que "permita a Estados Unidos expulsar extranjeros a México".

Según el gobierno estadounidense, las patrullas fronterizas registraron más de 400.000 ingresos ilegales en 2018. Y en los últimos cinco años, el número de solicitantes de asilo ha aumentado un 2.000%, desbordando el sistema, que tiene más de 700.000 casos acumulados para procesar.

Trump acusa a los migrantes de protagonizar una "invasión" y para contenerlos dispuso el envío de miles de soldados a la frontera sur de Estados Unidos.

Cualquier transporte sirve para viajar a Estados Unidos. Foto: AFP
Foto: AFP

El 5 de noviembre, unos 4.800 soldados fueron desplegados, informó el Pentágono, que dijo que "pronto" espera tener más de 7.000 soldados en servicio activo en la zona. Unos 2.100 reservistas de la Guardia Nacional llevan ya varios meses en la frontera.

En medio de este panorama, una avanzada, formada por un centenar de miembros de la comunidad de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales (LGBT), ya está desde el domingo en Tijuana y planea solicitar asilo a las autoridades estadounidenses en los próximos días.

En tanto, ayer martes arribaron nueve autobuses con 350 migrantes, todos integrantes de la primera gran caravana.

El gobierno de Estados Unidos ha cerrado parcialmente con barricadas y alambres de púas los pasos fronterizos de San Ysidro y Otay Mesa, próximos a la ciudad de San Diego en el estado de California.

Trump desplegó a los militares ante el inminente arribo de los migrantes. Foto: Reuters
Trump desplegó a los militares ante el inminente arribo de los migrantes. Foto: Reuters

En tanto, unos 1.200 migrantes de una segunda caravana, también integrada principalmente por hondureños, amanecieron en el complejo deportivo de la Magdalena Mixhuca de Ciudad de México, sitio que también albergó al primer contingente. Otros 2.000 migrantes, procedentes en su mayoría de El Salvador, partieron el lunes de Sayula, estado oriental de Veracruz, hacia San Juan de los Lagos, Puebla. Una cuarta caravana, también de salvadoreños, está dividida entre los estados de Oaxaca y Veracruz.

Todas las caravanas presentan mayor o menor grado de fragmentación, de forma que es difícil calcular el número de migrantes centroamericanos que se mueven por territorio mexicano, aunque la mayoría de los cálculos apuntan a que son más de 9.000.

Sueños infantiles.

Hambre, sed, frío, calor, miedo, enfermedades, incertidumbre. A cada paso que dan, los migrantes centroamericanos pagan sin distinción de edad el precio de buscarse una vida lejos de la pobreza y la violencia en sus países. Pero los niños, que junto a sus padres han logrado llegar hasta la mexicana Guadalajara, se escapan a ratos hasta mundos fantásticos a través de sus juguetes.

Niños migrantes sobreviven al éxodo centroamericano con juguetes. Foto: AFP
VEA EL VIDEO. Foto: AFP

José Alesander, un hondureño flaquito de 4 años, corre frenéticamente con la cara sucia y los pies descalzos entre miles de colchonetas que la caravana dispuso a la intemperie en su campamento de paso por Irapuato. Agita los brazos como hélices con unas mangueras de plástico en las manos. "¡Es un helicóptero!", exclama con frenesí pasando ante las miradas cansadas y algo tristes de los migrantes adultos.

Más del 25% de los que integran la caravana son niños y adolescentes, según estimaciones de la ONG Save the Children.

Michael Miranda, un hondureño de 8 años y grandes ojos marrones, arrastra con un lazo su camioncito amarillo, sobre cuyo techo ató su mochila. "¡Vamos a conocer el Empira!", dice sonriendo, refiriéndose al rascacielos Empire State de Nueva York, donde sueña trabajar "de albañilería".

Tesla, de 5 años, está agradecida de que le presten a "Púrpura voladora", una muñeca de cabello violeta y capa estilo Batman a quien admira por sus poderes.

Antes de llegar a Guadalajara, los niños estuvieron en Querétaro. Colgada de la reja metálica que rodea el refugio, Yesenia, de 9 años, practicó sus intrépidos movimientos de escaladora. "Es para saltar bien el muro que dicen que hay en Estados Unidos", lanza desafiante.

Cesarán a la secretaria de Seguridad

Donald Trump tiene previsto cesar a la secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen y podría reemplazar a su jefe de Gabinete John Kelly. Trump ha estado reflexionando por semanas sobre la posibilidad de despedir a Nielsen, una protegida de Kelly. Nielsen se convirtió en secretaria de Seguridad Nacional cuando Kelly dejó el puesto para convertirse en jefe de gabinete. La fuente advirtió que Trump aún podría cambiar de opinión al respecto, pero destacó que el mandatario se ha cansado de Nielsen mientras busca endurecer las medidas contra la inmigración en la frontera sur con México. Trump no ha decidido un candidato para reemplazar a Nielsen, informó el Wall Street Journal. Trump también considera reemplazar a Kelly con Nick Ayers, jefe de personal del vicepresidente Mike Pence. Kelly, un general retirado de la Marina, ha buscado traer más estabilidad en el funcionamiento de la Casa Blanca. Trump canceló planes de una visita esta semana con Nielsen, encargada de las aplicación de medidas para contener la migración, a las tropas en la frontera sur en Texas, según el Post, que agregó que el presidente quiere a alguien que implemente su política migratoria con más dedicación. (Reuters)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)