Campaña electoral

Massa confirma su candidatura para las internas en Argentina

El presidente Macri ordena la estrategia de Cambiemos.

Sergio Massa: crítico con la gestión del presidente Mauricio Macri. Foto: La Nación | GDA
Sergio Massa: crítico con la gestión del presidente Mauricio Macri. Foto: La Nación | GDA

El líder de la coalición peronista Frente Renovador, Sergio Massa, anunció ayer domingo su candidatura a las elecciones primarias del próximo agosto, en las que los argentinos determinarán los candidatos definitivos a las presidenciales de octubre.

“Voy a ser candidato a presidente y quiero ser el presidente de la Argentina del crecimiento para salir de este fracaso”, afirmó en una entrevista a Infobae.

Massa se mostró crítico con la gestión del gobierno de Mauricio Macri y apuntó a frenar los aumentos en las tarifas de agua y gas.

“En el Congreso vamos a insistir con la ley que establece que ni la luz ni el agua ni el gas pueden aumentar más que los salarios (...) Es irracional porque los aumentos están disociados del resto de la economía y es desproporcionado porque la luz aumenta el 1.400% y los salarios el 180%”, manifestó el dirigente de la oposición.

Entre sus propuestas destacó la intención de avanzar en materia de género en el que definió como “el siglo de las mujeres”.

Para llegar a los comicios de octubre como candidato, Massa debe primero salir victorioso en las internas que se celebrarán el próximo 11 de agosto -para las que competirá con otros referentes del peronismo- y a las cuales se pueden sumar nuevas listas hasta el 22 de junio.

Sobre la posibilidad de confluir en un proyecto común con la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, afirmó que su intención es la de “construir una alternativa”.

Massa ya concurrió a las elecciones de 2015, en las que perdió ante Macri, Su carrera política incluye cargos como diputado de la Nación (2013-2017), jefe del Gabinete de Cristina Fernández (2008-2009), intendente de la localidad bonaerense de Tigre (2007-2008 y 2009-2013) o diputado de la provincia de Buenos Aires (1999-2002).

El gobierno.

Macri irá por la reelección a la cabeza de su sector Cambiemos. Según informó ayer el diario La Nación, el presidente transmite a sus aliados que la permanencia de Cambiemos en el poder requiere ajustarse a un plan con máxima disciplina, según dirigentes que lo vieron en lo que va del verano.

Lo obsesionan tres variables. Una que está en manos de su gestión: la estabilidad económica. Otra que depende de sus aliados: la unidad monolítica de la coalición oficialista. Y una que está fuera de su control (o casi): que se perpetúe la división peronista, dice La Nación.

“Pocas veces lo vi tan enfocado en un proyecto electoral”, relató un funcionario que está con Macri desde el inicio de su aventura política.

A nivel económico descuentan en el Gobierno que no habrá buenas noticias para edulcorar la campaña. Toca jugar con las expectativas. El dólar a la baja -aunque a mediano plazo puede ser un problema- ayudó a atenuar la ansiedad social por la suba de tarifas.

Guido Sandleris , presidente del Banco Central , tiene todo el respaldo presidencial porque cumple sin fisuras la orden de que el tipo de cambio no agrave la crisis. La relación entre el dólar quieto y la imagen del Gobierno es casi lineal.

Macri descuenta que vendrán tensiones en el mercado. Ordenó preparar un plan de contingencia para el muy probable momento en que Cristina Kirchner anuncie su candidatura.

Se presume una fuerte presión dolarizadora y salida de capitales. “Esta vez no nos va a tomar por sorpresa”, juran en la Casa Rosada, dice La Nación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados