ELECCIONES 2022

Lula Da Silva continúa imparable y ganaría en la primera vuelta

Una nueva encuesta de la firma Ipec va en línea con otra divulgada por el Instituto Datafolha, que también otorgaba una amplia ventaja del líder del PT.

Integrantes del Movimiento de los Trabajadores Sin Techo ayer frente a la Bolsa. Foto: AFP
Integrantes del Movimiento de los Trabajadores Sin Techo ayer frente a la Bolsa. Foto: AFP

A casi un año de las elecciones en Brasil, el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva se afirma como serio aspirante para volver al gobierno. Según la última encuesta divulgada esta semana, Lula vencería en la primera vuelta, si las elecciones, que están previstas para octubre de 2022, se celebrasen ahora.

Una nueva encuesta de la firma Ipec va en línea con otra divulgada la semana pasada por el Instituto Datafolha, que también otorgaba una amplia ventaja del líder del Partido de los Trabajadores (PT) sobre el actual mandatario, Jair Bolsonaro.

Ipec dibujó dos posibles escenarios de cara a los comicios. En el primero ofreció a los encuestados una lista con cinco posibles candidatos.

El máximo favorito sería Lula, con 48% de los votos, seguido de Bolsonaro, que recibiría un 23% de los apoyos. Muy por detrás aparecían el líder laborista Ciro Gomes (8%), el gobernador de San Pablo, Joao Doria (3%); y el exministro de Salud Luiz Henrique Mandetta (3%).

Esa diferencia de once puntos más que todos los adversarios sumados llevaría a Lula, que gobernó Brasil entre 2003 y 2010, a proclamarse vencedor en la primera vuelta.

En el segundo escenario, Ipec incluyó diez candidatos. Lula obtendría entonces 45% de los sufragios, por 22% de Bolsonaro y 18% de los otros candidatos, entre los que incluyeron al exjuez y exministro Sergio Moro (5%).

Con esos porcentajes, Lula estaría en el límite del margen de error, que es de dos puntos, para ganar también en la primera vuelta.

Lula, quien quedó habilitado para disputar las elecciones después de que la Justicia le anulara las dos condenas por corrupción que pesaban en su contra, ha dejado entrever que presentará su candidatura para 2022, si el PT así lo decide.

Bolsonaro también pretende presentarse a la reelección, aunque en estos momentos atraviesa su peor momento de popularidad. La tasa de reprobación a su Gobierno llegó al 53%, cuatro puntos más que la encuesta divulgada en junio por Ipec.

Los resultados de la encuesta de Ipec son fruto de 2.002 entrevistas presenciales en 141 municipios del país, realizadas entre los días 16 y 20 de septiembre.

"No discrimino"

El expresidente Fernando Henrique Cardoso entiende que su partido, el PSDB, debe participar en las manifestaciones de la oposición contra el gobierno de Bolsonaro.

Aunque el PSDB ha decidido que se opondrá al gobierno, hay oposición entre los diputados y senadores del partido, ya que muchos son de estados rurales y están bajo presión de electorados conservadores y evangélicos.

La participación en las protestas contra Bolsonaro se definió en una reunión de partidos de izquierda como PT, PSOL, PCdoB, PDT y PV, además de otros del centro, como Ciudadanía, Rede e Solidariedade.

Para Henrique Cardoso, aunque hay desacuerdos entre los partidos, es posible crear un “amplio frente” contra Bolsonaro, incluso con el PT.

“Es bueno crear un amplio frente. Hay diversidad de opiniones, pero todos están a favor de la democracia. No discrimino (al PT). El PT no está intrínsecamente en contra de la democracia”, dijo Fernando Henrique al diario OGlobo.

Aunque el expresidente cree que el gobierno de Bolsonaro amenaza la democracia en actos golpistas, como el 7 de septiembre, no ve riesgo de ruptura institucional. “Incluso si él (Bolsonaro) quiere, es difícil dar un golpe en Brasil. No conozco a Bolsonaro, nunca lo he visto en mi vida, ni quiero. Pero creo que tiene una mentalidad simplista. Incluso si tienes esta idea, no tendrás éxito. Si no tienes un programa que cubra a la mayoría de la población, es difícil que la cosa salga adelante”, concluyó. 

Sin Techo ocuparon la Bolsa de San Pablo

Decenas de integrantes de movimientos sociales ocuparon ayer jueves durante cerca de una hora la Bolsa de Valores de San Pablo en una protesta contra el alza de los precios, el desempleo y la gestión del presidente brasileño, Jair Bolsonaro. Liderados por el Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST), los manifestantes irrumpieron en la planta baja de la sede de la bolsa en el centro de la capital paulista, para “denunciar” el hambre y el desempleo en el país.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados