TERRORISMO

La historia detrás de la icónica foto de los atentados en Bruselas

Fue tomada por una periodista que estaba en el aeropuerto para tomar un vuelo cuando ocurrió la explosión.“Quería correr a un lugar seguro. Pero también quería tomar fotos”, dijo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Atentados terroristas en Bruselas. Foto: Reuters

Entre las decenas de imágenes que recorrieron el mundo sobre los atentados en Bruselas, hubo una que se destacó sobre las demás y se convirtió en un ícono de los ataques que golpearon el corazón de Europa. 

Lejos de ser una imagen que impresiona por su sangre, si se la compara con otras que también reflejaban los hechos, lo que destaca en esta foto es la conmoción en la cara de la mujer con campera amarilla. 

La mujer tiene rastros de sangre en su cara y su pelo está cubierto de un polvo gris. Por este motivo algunos medios la  comparan con la protagonista de la imagen que había circulado tras el atentado del 11-S. En ella, una mujer cubierta de pies a cabeza de un polvillo amarillento, mira a la cámara con lágrimas de dolor.

La fotografía fue tomada por Ketevan Kardava momentos después del atentado del Estado Islámico (EI) en el aeropuerto de Bruselas. La revista Time informó que Kardava es corresponsal especial de la cadena Georgian Public Broadcaster, según informó el diario argentino Clarin.

Kardava estaba en el aeropuerto porque iba a viajar a Génova y dijo que luego de la primera explosión “en todos lados había polvo y humo. Alrededor mío había docenas de personas sin piernas, tendidas sobre sangre" informó Kardava y agregó que su primera reacción fue verificar que todavía tuviera sus piernas. “No podía creer que todavía tuviera mis piernas. Estaba en estado de shock”, relató.

Luego de la segunda detonación, el primer impulso de la corresponsal fue huir, “quería correr a un lugar seguro. Pero también quería tomar fotos. Como periodista era mi deber tomar esas imágenes y mostrarle al mundo lo que estaba pasando. Sabía que era la única en ese punto”, indicó.

La primera foto que sacó es la que ahora recorre el mundo y fue tapa de varios diarios alrededor del globo. Cuenta que la mujer de campera amarilla "estaba en shock, no hablaba. No había llanto... Ella sólo miraba aterrada a su alrededor”, dijo y aclaró que no le preguntó su nombre.

Entre sus fotografías del momento también figura la que le sacó al ex jugador de básquet belga Sebastien Bellin.

Finalmente dijo "espero que estén bien. Realmente deseo que ellos hayan podido superar los problemas que presentaban”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados