VIDEO

Golpe consumado

La Constituyente comenzará a sesionar hoy sábado presidida por la excanciller chavista Delcy Rodríguez.

Nicolás Maduro consumó su golpe. La todopoderosa Constituyente se instaló ayer viernes, desplazando de hecho al Parlamento electo en diciembre de 2015.

Maduro consumó el golpe pese a la presión de la comunidad internacional, que desconoció esa Constituyente integrada exclusivamente por simpatizantes del régimen (son 545 asambleísta) y electa el domingo en unas elecciones denunciadas por fraudulentas.

"Empezaremos a actuar desde mañana (por hoy sábado). No se sorprendan", aseguró la beligerante excanciller Delcy Rodríguez, quien tomó juramento como presidenta de la asamblea.

Con un gran retrato del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) y del libertador Simón Bolívar, Rodríguez ingresó al Salón Elíptico del Palacio Legislativo escudada por Diosdado Cabello, uno de hombres fuertes del régimen chavista, y Cilia Flores, esposa de Maduro. Los tres posaron sonrientes frente las cámaras con el cuadro.

La Constituyente sesionará, por tiempo indefinido, en el Salón Elíptico frente al hemiciclo donde realiza sus debates el Parlamento de mayoría opositora.

En su discurso, Rodríguez arremetió en particular contra Estados Unidos, quien impuso sanciones a Maduro y otros 13 funcionarios, acusados de quebrantar la democracia, corrupción y violación de derechos humanos. "Imperio, salvaje y bárbaro, no te metas con Venezuela, que Venezuela jamás desmayará ni se entregará", manifestó, entre aplausos, con el mismo tono con que Maduro se refiere a Estados Unidos.

"¿Juran ustedes defendernos de las agresiones imperialistas, de la derecha traidora?", preguntó retóricamente Rodríguez a los asambleístas cuando les tomó juramento.

Maduro no apareció en toda la jornada, en una estrategia por darle "independencia" a la Constituyente. .

La crisis venezolana será tratada por los cancilleres del Mercosur hoy sábado y por los ministros del continente en Perú la semana próxima.

En su discurso, Rodríguez amenazó a los dirigentes de la oposición, calificándolos de "fascistas".

"A la derecha violenta: si no toma el camino democrático y de la acción política, se impondrá la justicia", aseguró, sin ningún tipo de autocrítica o reconocimiento a la represión de la militarizada Guardia Bolivariana y de grupos de paramilitares chavistas contra manifestantes opositores. Más de 125 personas han muerto en las calles de Venezuela durante las protestas contra Maduro desde el pasado 1° de abril.

Militares ingresando el retrato de Chávez al Parlamento. Foto: Reuters
Militares ingresando el retrato de Chávez al Parlamento. Foto: Reuters

La Constituyente fue cuestionada desde un inicio porque Maduro la convocó sin referendo previo y porque su sistema comicial favorecía al gobierno. Y esta semana recibió un duro golpe. La empresa Smartmatic, que dio soporte tecnológico a los comicios, denunció que el Consejo Nacional Electoral (CNE), según el cual votaron ocho millones de personas, "manipuló" e infló en al menos un millón la participación.

El proyecto avivó las protestas y fracturó al chavismo. La fiscal general, Luisa Ortega, confesa chavista, lo considera un "cheque en blanco" para satisfacer una "ambición dictatorial".

Maduro y otros funcionarios del régimen ha advertido que la Constituyente, encargada de redactar una Constitución que sustituya la de 1999 impulsada por Chávez, se ocupará de la fiscal y los parlamentarios y dirigentes opositores.

El apoyo de la cúpula militar es lo que explica que Maduro pudiera sacar adelante su Constituyente, ya que a nivel popular su rechazo es masivo. El 80% de los venezolanos rechaza la gestión de Maduro y 72% su Constituyente, según Datanálisis.

"Más que cambiar la Constitución, el objetivo es gobernar sin límites. Es el mecanismo de autocratización del gobierno (...), su salvavidas", declaró a AFP el analista Benigno Alarcón.

El presidente del Parlamento desplazado por la Constituyente, el opositor Julio Borges, publicó un video en su cuenta de Twitter para denunciar que las puertas de un salón patrimonial del Palacio Legislativo habían sido violentadas por partidarios del gobierno para la ceremonia de ayer.

El Salón Elíptico donde se instaló la Constituyente, es un apéndice de la sede legislativa que depende del Ejecutivo. Borges condenó que esté siendo usado para instalar el "más grande e ilegal fraude que se ha cometido en la historia contemporánea de Venezuela".

Los parlamentarios opositores sin embargo aseguran que continuarán sus labores en el palacio.

Ledezma de vuelta bajo prisión domiciliaria.

El dirigente opositor Antonio Ledezma dejó la cárcel y volvió ayer viernes a cumplir prisión domiciliaria.

La esposa de Ledezma, Mitzy Capriles, dijo en Twitter que "sorpresivamente" fue devuelto a casa, y su hija Oriette declaró que su padre "está bien, no lo maltrataron".

Ledezma, alcalde de Caracas de 62 años, y el líder opositor Leopoldo López (46), fueron llevados el martes a la cárcel militar de Ramo Verde, luego de que la justicia les revocara el arresto domiciliario, acusándolos de planear fugarse y tras hacer llamados contra la Constituyente. La condena mundial por el encarcelamiento de estos opositores se sumó al rechazo por el proyecto de la Constituyente de Nicolás Maduro, seriamente cuestionado por acusaciones de "fraude" en la elección el pasado domingo de los 545 asambleístas.

Rodríguez, la "tigra".

Delcy Rodríguez es una de las más fanáticas del régimen chavista, con una beligerancia tal que Nicolás Maduro la bautizó la "tigra". Hija de un comunista asesinado en 1976, esta abogada de 48 años fue canciller de Maduro. Desde ese cargo le prodigó un rosario de insultos a varios presidentes de la región que no simpatizan con el chavismo. Sin embargo, en el trato personal suele usar términos como "mi amor", "mi vida".

INSISTE CON UNA HOJA DE RUTA PARA UNA SALIDA NEGOCIADA.

El Vaticano en contra de la Constituyente.

Horas antes de que Nicolás Maduro consumara su golpe de Estado, el Vaticano hizo un fuerte llamado para que suspendiera la instalación de la Constituyente y presentó una propuesta para una salida a la crisis en Venezuela. En una nota firmada por la Secretaría de Estado, con tono claro y firme el Vaticano pide a Maduro que "se eviten o se suspendan las iniciativas en curso como la nueva Constituyente", que "en lugar de favorecer la reconciliación y la paz fomentan un clima de tensión y enfrentamiento e hipotecan el futuro". Se trató de la primera reacción oficial del Vaticano tras la elección el domingo de la Constituyente. "Es un comunicado inusual. En treinta años de diplomacia vaticana no había visto algo parecido. Quiere decir que el Vaticano considera que la situación llegó a un límite extremo", comentó a AFP el chileno Luis Badilla, experto en información religiosa. En la nota, el Vaticano propone también una suerte de "ruta" para una salida negociada. Se trata de las indicaciones fijadas en una carta de diciembre del 2016 por el Secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin. Allí se planteaba un calendario electoral, la liberación de los opositores presos, un canal de asistencia sanitaria internacional y la restitución del Parlamento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)