MOVIMIENTOS ANTIRRACISTAS

Furia racial: EE.UU. y Europa revisan la permanencia de estatuas de esclavistas

Numerosas estatuas están bajo amenaza porque representan a esclavistas, aunque se trate de personajes históricos en sus países por otros asuntos.

La estatua del traficante de esclavos Edward Colston, derribada el domingo en la ciudad inglesa de Brístol. Foto: Reuters
La estatua del traficante de esclavos Edward Colston, derribada el domingo en la ciudad inglesa de Brístol. Foto: Reuters

Lo que el viento se llevó, la clásica película que retrata la Guerra de Secesión desde la perspectiva de una familia de esclavistas, no es la única obra sobre una época que ya fue y que está siendo decapitada por estos días. Numerosas estatuas en Estados Unidos y Europa están bajo amenaza porque representan a esclavistas, aunque se trate de personajes históricos en sus países por otros asuntos.

Desde Cristóbal Colón hasta el fundador de los boy scouts están en la mira de movimientos antirracistas a impulso de las manifestaciones en todo el mundo por la muerte del afroamericano George Floyd, a manos de un policía blanco el pasado 25 de mayo.

La corriente revisionista es tan fuerte que la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi, exigió que se retiren del Capitolio once estatuas de confederados que se oponían al fin de la esclavitud. “Los monumentos de hombres que defendían la crueldad y la barbarie para lograr un fin puramente racista son una afrenta grotesca a los ideales” estadounidenses de democracia y libertad, sostuvo Pelosi.

El presidente Donald Trump, en cambio, dijo esta semana que se opone categóricamente a la idea de renombrar las bases militares que hacen honor a generales sureños proesclavistas de la Guerra de Secesión, una posibilidad manejada por el Pentágono en medio de la oleada de protestas antirracistas.

Hasta la justicia debió intervenir en algún caso. Un juez de Virginia suspendió esta semana la retirada del monumento al general surista Robert E. Lee, comandante de los ejércitos de la Confederación en la Guerra Civil estadounidense (1861-1865), ordenada por el gobernador estatal, Ralph Northam.

Ni Cristobal Colón se ha salvado. Desde hace varios años la figura de Colón es blanco de polémica, y varias de sus estatuas han sido vandalizadas. Decenas de ciudades estadounidenses reemplazaron la celebración del “Día de Colón” en octubre -feriado nacional desde 1937- por un día de homenaje a los pueblos indígenas. Pero ni Boston ni Nueva York, que congregan grandes comunidades de origen italiano, lo hicieron.

Cabeza extraída de la estatua de Cristóbal Colón en Boston. Foto: AFP.
Cabeza extraída de la estatua de Cristóbal Colón en Boston. Foto: AFP.

En el Reino Unido la furia racial también la emprendió contra las estatuas. La del traficante de esclavos Edward Colston, derribada el domingo en la ciudad inglesa de Brístol, fue sacada ayer jueves del río donde fue arrojada. Colston fue un alto cargo de la Royal African Company a finales del siglo XVII, que envió a la esclavitud en Norteamérica y el Caribe a cientos de miles de personas de África occidental.

La estatua del traficante de esclavos, arrojada el domingo en Brístol, sacada ayer del río. Foto: AFP
La estatua del traficante de esclavos, arrojada el domingo en Brístol, sacada ayer del río. Foto: AFP

Por su parte, en la ciudad costera de Bournemouth retiraron ayer jueves una estatua del militar británico Robert Baden-Powell (1857-1941) -fundador del movimiento boy scout y acusado de racismo, homofobia y vínculos con los nazis- por temor a que también acabe en el agua. Unas decenas de manifestantes blancos se habían agruparon a su pie para defenderla, resaltando la importancia de los 54 millones de “scouts” en todo el mundo.

En 2010 archivos desclasificados de los servicios secretos británicos revelaron las afinidades de Baden-Powell y que fue invitado a conocer al dictador Adolf Hitler. (En base a AFP, EFE y Reuters)

Colón decapitado y arrojado al río
Colón decapitado y arrojado al río. Foto: AFP

Una estatua de Cristóbal Colón fue decapitada en la noche del martes en Boston. Otra fue vandalizada en el centro de Miami, cubierta con pintura roja y mensajes que decían “Nuestras calles”, “Black Lives Matter” (Las vidas negras importan) y “George Floyd”.

Baden-Powell, racista y nazi
Baden-Powell, racista y nazi. Foto: Reuters

En la ciudad de Bournemouth retiraron una estatua del militar británico Robert Baden-Powell (1857-1941) -fundador del movimiento boy scout y acusado de racismo, homofobia y vínculos con los nazis- por temor a que también acabe en el agua.

Robert Milligan salió del muelle
Robert Milligan salió del muelle. Foto: Reuters

El martes, retiraron de los muelles del Támesis la estatua del comerciante de esclavos escocés Robert Milligan. El alcalde de Londres, Sadiq Khan, anunció revisará todas las estatuas de la capital para que representen su diversidad racial y cultural.

Pintadas al rey Leopoldo II
Pintadas al rey Leopoldo II. Foto: AFP

En Bélgica, la estatua ecuestre del rey Leopoldo II (1835-1909) ubicada en la plaza de Trône de Bruselas, fue vandalizada con pintadas antirracistas. Sobre el busto podía leerse la inscripción “BLM”, por el movimiento “Black Lives Matter” (Las vidas negras importan).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados