vea el video

FBI investiga a Rusia ’18 y Qatar ’22

La investigación del FBI sobre supuesta corrupción en la FIFA incluye un escrutinio sobre cómo el ente rector del fútbol otorgó los mundiales de 2018 a Rusia y de 2022 a Qatar, informó un funcionario estadounidense.

La revisión será parte de una investigación que va más allá de las acusaciones de soborno en un caso contra funcionarios de la FIFA anunciado hace una semana, indicó a Reuters la fuente, que pidió mantener en el anonimato su identidad.

Las autoridades estadounidenses dijeron que estudian un caso de soborno por 150 millones de dólares, mientras fiscales suizos anunciaron su propia investigación por la adjudicación de ambos mundiales.

Tanto Rusia como Qatar negaron irregularidades en la concesión de las Copas del Mundo.

En el caso de Qatar, sorprendió que el torneo fuera adjudicado a un pequeño país desértico sin tradición futbolística real y donde las temperaturas en verano pueden superar los 40 grados durante el día.

Los acusados.

El ministro de Relaciones Exteriores de Qatar, Khaled al-Attiyah, sostuvo que su país no puede perder la organización de la Copa del Mundo porque presentó "el mejor proyecto".

"Es muy difícil para algunos digerir que un país árabe islámico celebre este torneo, como si no estuviera bien que lo hiciera un estado árabe", dijo a Reuters en París. "Creo que es por los prejuicios y el racismo por lo que existe esta campaña agresiva contra Qatar".

Qatar acusó al diario Washington Post de "ultraje" por publicar un informe que da cuenta de las denuncias contra el emirato realizadas por centrales obreras y Amnistía Internacional sobre la cantidad de trabajadores inmigrantes muertos en las obras del Mundial.

El diario estadounidense habla de 1.200 muertos hasta ahora, cifra cuestionada por el gobierno qatarí, según el cual no considera a quienes murieron por edad avanzada, ataques cardíacos, enfermedad o por suicidio.

Rusia descartó igualmen- te que pueda dejar de ser sede. "La cooperación con la FIFA continúa y, lo que es más importante, Rusia continúa con los preparativos para la Co-pa del Mundo del 2018", dijo Dmitry Peskov, portavoz del Kremlin.

Blatter.

El FBI sigue investigando la gestión del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, quien el martes anunció sorpresivamente su renuncia.

Una fuente cercana a la FIFA dijo que fueron los asesores legales de Blatter los que le recomendaron renunciar para no complicar todavía más su caso. Los críticos apuntaron a la creciente pesquisa criminal, la inquietud de los patrocinadores y la presión de la UEFA, el poderoso organismo del fútbol europeo, como las posibles razones.

Antes, Interpol incluyó a dos exaltos funcionarios de la FIFA en su lista de buscados a pedido de las autoridades estadounidenses.

La policía internacional emitió alertas de búsqueda contra Jack Warner, expresidente de la Concacaf, organismo que rige el fútbol en América del Norte, Centroamérica y el Caribe, y Nicolás Leoz, extitular de la Confederación Sudamericana de Fútbol.

Los otros incluidos en las llamadas "alertas rojas" (que no son órdenes de arresto) son los argentinos Alejandro Burzaco, Hugo y Mariano Jinkis, y José Margulies, un brasileño que dirigió dos compañías implicadas en la transmisión de partidos.

Conmebol casi sin inmunidad.


El Congreso paraguayo dio ayer media sanción a un proyecto que deja sin inmunidad a la sede de la Confederación Sudamericana de Fútbol.

La iniciativa deja sin efecto una ley de 1997 que confiere al edificio situado en Luque, a las afueras de Asunción, un estatus similar al de una embajada o una delegación de la Organización de Naciones Unidas.

SABER MÁS

Confesiones de Chuck Blazer


FRANCIA 98 TAMBIÉN BAJO SOSPECHA

La asignación del Mundial 1998 a Francia también quedó involucrada en la investigación que lleva adelante la justicia estadounidense en torno al escándalo de corrupción de la FIFA.

Fue Chuck Blazer, el exnúmero dos de la Concacaf y exmiembro de la FIFA sindicado como el “arrepentido” que permitió destapar la olla de la corrupción en el seno de la entidad, quien mencionó a Francia ante los agentes del FBI. Lo hizo en 2013, cuando ya se había convertido en el “Garganta profunda” del escándalo que puso en jaque a la entidad matriz del fútbol mundial y no solo para intentar salvar su propio pellejo.

Blazer comenzó a colaborar con los agentes federales en 2011, cuando se declaró culpable de los delitos por los que siete miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA fueron arrestados en Zúrich la semana pasada, intentando atenuar su condena.

Sus 70 años y un cáncer de colon lo convencieron de convertirse en delator y en ese rol fue que en 2013 les dijo a los agentes del FBI que en 1992 aceptó sobornos para votar por Francia como sede del Mundial 1998, que finalmente albergó. ANSA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)