Premios Nobel Edición 2018

Entregan los Nobel con un gran ausente: Literatura

El premio a las letras fue postergado por un escándalo sexual.

Premio Nobel. Foto: Wikipedia
Premio Nobel: Foto: Wikipedia

La entrega de los premios Nobel de 2018 comienza mañana lunes con las recompensas científicas, sin el de Literatura, aplazado hasta el próximo año a raíz de un escándalo de abusos sexuales relacionado con la Academia Sueca. La institución, que recibió numerosas críticas por premiar al cantante estadounidense Bob Dylan en 2016, anunció a primeros de mayo que el galardón de Literatura de 2018 se entregará junto al de 2019.

El origen del escándalo es el francés Jean-Claude Arnault, al que 18 mujeres acusaron de violación o agresiones sexuales en noviembre de 2017, unas semanas después de las denuncias contra el productor de cine estadounidense Harvey Weinstein, que originaron el movimiento #MeToo que rápidamente se extendió por todo el mundo.

La mayoría de las investigaciones preliminares sobre Arnault se abandonaron por falta de pruebas o porque los delitos habían prescrito, pero la justicia sueca juzgó un caso de violación que se remonta a 2011 y cuyo veredicto se espera para mañana lunes, coincidiendo con la entrega del Nobel de Medicina.

Arnault, casado con una miembro de la Academia Sueca, es sospechoso de haber acosado a académicas y a mujeres o hijas de académicos. Cobró además durante años importantes subsidios de la institución para el funcionamiento de su centro cultural Forum, muy conocido entre los intelectuales de Estocolmo.

Una investigación independiente, encargada por la Academia a raíz del escándalo, desveló los conflictos de interés, la cultura del silencio, las rivalidades internas y la opacidad que imperan en la institución.

La semana pasada un tribunal de Estocolmo decretó prisión preventiva al término del juicio por violación contra Arnault. "La situación se ha agravado, ahora se arriesga a una larga pena de prisión y puede ser tentador para él irse al extranjero", dijo la fiscal, Christina Voigt.

Este caso ha provocado la renuncia de ocho de los 18 miembros de la Academia, que se quedó por tanto sin el quorum de 12 personas necesario para funcionar. El escándalo ha sido "desastroso para la reputación" de la Academia, lamenta Madelaine Levy, crítica literaria del diario Svenska Dagbladet. "Es una vieja institución —creada en 1786— que debería haber sido reformada desde hace tiempo", según ella.

Tras el Nobel de Medicina el lunes, se darán el de Física el martes, el de Química el miércoles, el de la Paz el viernes y el de Economía el 8 de octubre.

A falta del de Literatura, el de la Paz, el único Nobel anunciado y entregado en Oslo, centrará todas las miradas.

No existe una lista oficial de candidatos. Sólo se conoce su número: hay 329 este año, de los cuales algunos son mucho menos creíbles que otros.

Entre los nombres que circulan, figura el presidente estadounidense, Donald Trump, por su cumbre con el dirigente norcoreano Kim Jong-un.

Pero según Dan Smith, director del Instituto Internacional de Investigación sobre la Paz de Estocolmo (Sipri), recompensar a Trump sería "inoportuno" tras su retirada de acuerdos multilaterales sobre el clima e Irán.

¿Puede ganar ese premio el presidente surcoreano Moon Jae-in, artífice de un gran acercamiento con Corea del Norte?

Sería "prematuro", opina Dan Smith, que recuerda las desilusiones sufridas tras la entrega del Nobel de la Paz a su predecesor Kim Dae-jung en el año 2000.

Entre los demás nombres presentes en las quinielas, están el célebre cirujano congoleño Denis Mukwege y la yazidí Nadia Murad, que luchan contra las violencias sexuales.

Dos organismos de Naciones Unidas, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), están también entre los favoritos, así como el bloguero saudita Raif Badawi y asociaciones de defensa de los medios y de los derechos humanos en Rusia.

La entrega este año de los prestigiosos galardones terminará el lunes 8 de octubre con el premio de Economía en memoria de Alfred Nobel, creado en 1968 por el Banco de Suecia.

Cada galardón está dotado con nueve millones de coronas suecas (870.000 euros, un millón de dólares).

La penicilina, 90 años de su desarrollo

El 28 de septiembre de 1928, el escocés Alexander Fleming desarrolló la penicilina, el antibiótico más utilizado en todo el mundo.

Enfermedades que ahora resultan poco más que afecciones que duran un par de días, hace noventa años podían resultar fatales, pues la complicación de un simple dolor de garganta, cuya infección se extendiera a los pulmones, provocaba la muerte. Sin embargo, su hallazgo más importante no le reportó todo el protagonismo que cabría esperar, ya que cuando se le concedió en 1945 el Premio Nobel de Medicina lo compartió con los científicos Ernst Boris Chain y Howard Walter Florey, responsables de desarrollar la penicilina como medicamento.

ALFRED NOBEL

Un legado de oro para "un mundo mejor"

Los premios Nobel nacieron de la voluntad del sabio e industrial sueco Alfred Nobel (1833-1896), inventor de la dinamita, de legar una gran parte de su fortuna a quienes trabajan por "un mundo mejor".

El prestigio internacional de estas recompensas debe mucho a las generosas sumas de las que están dotados, actualmente nueve millones de coronas suecas (unos 870.000 euros, un millón de dólares), que se reparten los premiados en el caso de que sean varios.

Alfred Nobel estipuló su voluntad en un testamento firmado en París en 1895, un año antes de su muerte en San Remo (Italia). Según el documento, dejaba un capital de 31,5 millones de coronas suecas, que equivaldría si se tiene en cuenta la inflación a unos 1.800 millones de coronas suecas actuales (unos 174 millones de euros, 200 millones de dólares).

Los intereses debían repartirse cada año entre quienes en el transcurso del año anterior hubiesen llevado a cabo "el mayor beneficio a la humanidad".

El testamento estipulaba el reparto de ese rédito en cinco partes iguales entre quienes hayan hecho los descubrimiento o el invento más importante en el campo de la Física, la Química y la Fisiología o la Medicina, a quien haya producido la obra más destacada en el campo de la Literatura, y a quien haya trabajado más o mejor en favor de la paz.

Alfred Nobel designó en su testamento los diferentes comités que atribuyen los premios: la Academia Sueca para el de Literatura, el Karolinska Institutet para el de Medicina, la Real Academia Sueca de Ciencias para el de Física y el de Química, y un comité de cinco miembros especialmente elegidos por el parlamento noruego para el de la Paz. Sin embargo, no explicó las modalidades que cada comité debía seguir para atribuir los galardones en su disciplina. Se necesitaron más de tres años para resolver esta cuestión con la creación de una Fundación Nobel encargada de administrar el capital de los premios, mientras que los diferentes comités se ocupan de la atribución. AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º