PANDEMIA

Empresas en EE.UU. exigen la vacuna contra el COVID-19

CVS Health, Chevron, Disney y Goldman Sachs son algunas de las compañías que han informado a sus trabajadores que la inoculación ya no será opcional.

Vacuna contra el coronavirus. Foto: AFP
Vacuna contra el coronavirus. Foto: AFP

Cada vez más empresas de Estados Unidos consideran volver obligatoria la inmunización para sus empleados e incluso para clientes, tras la plena aprobación de la vacuna anticovid Pfizer/BioNTech.

CVS Health, Chevron, Disney y Goldman Sachs son algunas de las compañías que han informado a sus trabajadores que la inoculación ya no será opcional, y exigirán una prueba de vacunación.

En junio, el gigante bancario Morgan Stanley y el gestor de activos BlackRock anunciaron que los empleados que desearan volver a las oficinas tendrían que estar vacunados.

Desde entonces, otras grandes empresas han hecho lo mismo: Google, Facebook y Uber, por ejemplo.

La aprobación completa de la vacuna por parte de la agencia de alimentos y medicamentos de Estados Unidos (FDA) parece menoscabar los argumentos de los más escépticos.

“Hagan lo que hice el mes pasado: exijan a sus empleados vacunarse o enfrentar estrictos requisitos”, dijo el presidente Joe Biden el lunes.

A finales de julio, Biden ofreció a los empleados federales la opción de mostrar una prueba de inmunización o someterse a pruebas recurrentes.

Sin embargo, algunos importantes grupos aún no ceden.

American Airlines “recomienda fuertemente” a sus empleados vacunarse, pero no lo exige. La aerolínea ofrece un día libre y 50 dólares a los que se vacunen. El martes, Delta Air Lines anunció que cobraría a los trabajadores sin vacunar 200 dólares extra de seguro médico mensual, para compensar “el riesgo financiero” que crea para la empresa “la decisión de no vacunarse”, según el director general Ed Bastian.

Entre los mayores empleadores del país, Amazon, Home Depot, FedEx, UPS y Target aún no vuelven obligatoria la vacunación contra el covid. Walmart pidió vacunar a los trabajadores de su cuartel general, pero no a quienes se desempeñan en tiendas y almacenes.

Los expertos concuerdan en buena medida en que las empresas que imponen la vacunación enfrentan un riesgo legal limitado, incluso si llegan a despedir empleados.

En mayo, la Agencia Federal para el Cumplimiento de las Leyes Contra la Discriminación en el Lugar de Trabajo (EEOC en inglés) aseguró que requerir una prueba de vacunación a los trabajadores no viola las leyes laborales estadounidenses.

En junio, un juez federal de Houston desestimó una demanda de empleados de un hospital metodista que rechazaban la exigencia de la vacuna en la institución. (AFP)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados