TERRORISMO

Para EE.UU. "no hay razones para creer" que jefe del EI haya sido herido

El Pentágono puso freno a la historia sobre las versiones que hablaron sobre presuntas heridas al "califa" de Estado Islámico, Abu Bakr al Baghdadi, y descree de ello.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El "califa" Al Baghdadi habría sido herido en marzo. Foto: Yahoo news

El "califa" Al Baghdadi, jefe del Estado Islámico, resultó herido de gravedad en marzo pasado en un ataque aéreo, dijeron hoy fuentes citadas por el diario británico The Guardian, aunque Washington tomó distancia y dijo descreer de la veracidad de esa información.

En su edición digital, el diario británico citó una fuente conectada con los grupos terroristas en Irak, según la cual las heridas de Al Baghdadi se remontan a marzo y habrían puesto en peligro su vida, luego de un bombardeo de la coalición encabezada por Estados Unidos.

La misma fuente precisó que el "califa" se está "recuperando lentamente", aunque no retomó el control de la organización a nivel operativo diario.
Un diplomático occidental y un funcionario iraquí dijeron al diario británico que el 18 de marzo una ataque puso en la mira un convoy sospechoso de tres vehículos en la zona de Al Baaji, en el distrito iraquí de Nínive, cerca del límite con Siria.

El diplomático subrayó que las fuerzas de la coalición no estaban seguras de que a bordo de uno de los autos estuviera Al-Baghdadi, mientras el oficial iraquí Hisham al-Hashimi afirmó haber sabido desde entonces que el "califa" había sido herido con personas de su séquito.
Dos informaciones precedentes sobre posibles heridas a Bagdad resultaron luego ser infundadas, en noviembre y diciembre del año pasado.

Por su parte, el Pentágono estadounidense puso freno a la historia sobre las versiones que hablaron sobre presuntas heridas al "califa" de Estado Islámico, Abu Bakr al Baghdadi, y descree de ello.

"No hay razones para creerlo", dijo el vocero de Defensa, Steven Warren.
En tanto, hoy trascendió que el ejército iraquí retomó el control de las áreas centrales de Ramadi, a 100 kilómetros al oeste de Bagdad, que en los últimos días había caído en manos del Estado Islámico.

Fuentes de seguridad local reportaron que los combates con yihadistas proseguían en algunas localidades en los alrededores de la ciudad.
Lo informaron fuentes de seguridad local, entre ellas el comandante de la policía, el general Kadhim al Fahdawi.

El Estado Islámico logró entrar en algunas partes de la capital de la provincia de Al Anbar mediante una ofensiva lanzada la semana pasada.
Según el general Al Fahdawi, lo que "se limpió" fue la calle 17, donde los yihadistas lograron entrar, pero los combates prosiguen en las localidades vecinas de Sufiya, Sjiriya, Albu Farraj y Hawz.

El vicepresidente del Consejo provincial, Falih al Essawi, subrayó que hace "sólo dos días los milicianos del Estado Islámico se encuentran a pocos centenares de metros del recinto de la gobernación".

Sin embargo, "el peligro para la ciudad disminuyó gradualmente gracias a la valentía mostrada por las fuerzas de seguridad y por los clanes tribales leales que no abandonaron sus posiciones".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados