Las amenazas del mandatario de EE.UU.

Donald Trump afiló la tijera

El presidente anunció recortes en la ayuda a Guatemala, Honduras y El Salvador por dejar pasar a los migrantes.

Un grupo de migrantes viajó ayer amontonado en un camión de ganado. Foto: AFP
VEA EL VIDEO. Foto: AFP

"Guatemala, Honduras y El Salvador no fueron capaces de hacer el trabajo de impedir que la gente deje su país y entre de manera ilegal a Estados Unidos. Ahora empezaremos a cortar, o reducir sustancialmente, la masiva ayuda exterior que les damos de forma rutinaria", escribió Trump.

"Tristemente, parece que la Policía y el Ejército de México son incapaces de detener la Caravana que se dirige a la Frontera Sur de Estados Unidos", aseguró también Trump. "He alertado a la Patrulla Fronteriza y al Ejército de que esto es una Emergencia Nacional", agregó.

"Criminales y personas de Medio Oriente no identificadas están mezclados", afirmó en otro Twitter.

Más de 7.000 migrantes, según estimaciones de la ONU, reanudaron su marcha poco antes de mediodía de ayer hacia el norte de México desde Tapachula (estado de Chiapas), fronteriza con Guatemala, donde la caravana llegó el fin de semana.

Gran parte de la caravana que salió el 13 de octubre de San Pedro Sula, Honduras, logró ingresar a México ilegalmente y durmió en la plaza principal de Tapachula, ciudad con más de 300.000 habitantes, tras haber recorrido más de 760 km a pie.

Muchos migrantes optaron por cruzar el caudaloso río Suchiate, que separa Guatemala de México, a nado o en precarias balsas. Poco más de 700 que sí entraron legalmente, según datos oficiales, están alojados en albergues del gobierno mexicano para sus solicitudes de refugio o visa.

Del viernes al domingo se han atendido 1.028 solicitudes de refugio en ese paso fronterizo entre México y Guatemala, según el gobierno mexicano. Pero muchos temen que los albergues sean una trampa para deportarlos debido a las presiones de Estados Unidos.

Migrantes hondureños descansan en un campamento en México. Foto: EFE
Migrantes hondureños descansan en un campamento en México. Foto: EFE

Organizaciones civiles protectoras de migrantes difundieron en Tapachula un comunicado en el que acusan a autoridades mexicanas de no cumplir las "garantías de protección a la vida e integridad" de los migrantes y de realizar incluso detenciones arbitrarias.

La ayuda estadounidense para El Salvador, Guatemala y Honduras, países golpeados por la violencia y la pobreza que generan olas de migrantes, ha caído en los últimos años, según el gobierno y una organización civil.

En tanto, una segunda caravana de casi un millar de hondureños inició el domingo su travesía a pie desde Guatemala hasta la frontera con México, en ruta hacia Estados Unidos. El trayecto por México puede tomarles un mes, según Rodrigo Abeja, activista de la ONG Pueblos Sin Frontera que ha acompañado a varias caravanas.

Personal de la Cruz Roja entrega agua a migrantes hondureños. Foto: EFE
Personal de la Cruz Roja entrega agua a migrantes hondureños. Foto: EFE

Sin documentos, los migrantes quedan en la clandestinidad a lo largo de miles de kilómetros de camino y a merced de traficantes de personas o drogas que los secuestran o buscan reclutarlos contra su voluntad.

En 2010, un grupo de 72 migrantes de Centro y Sudamérica fueron secuestrados por el cartel de Los Zetas y asesinados porque se negaron a unírseles a esa organización de narcotraficantes, según el gobierno mexicano. Sus cadáveres fueron hallados en una bodega de Tamaulipas, fronteriza con Estados Unidos.

Trump ha tratado a la caravana de migrantes como un asunto de campaña para las elecciones legislativas del 6 de noviembre, que determinarán si el partido Republicano puede mantener su control del Senado y la Cámara de Representantes.

En ese contexto electoral, Trump lanzó anoche que la caravana de migrantes incluye a pandilleros y a musulmanes vinculados al terrorismo.

Trump ha tratado a la caravana de migrantes como un asunto de campaña. Foto: EFE
Trump ha tratado a la caravana de migrantes como un asunto de campaña. Foto: EFE

En declaraciones a periodistas en la Casa Blanca antes de volar a Texas, donde habló en un acto de campaña electoral, Trump volvió sobre el tema tras sus tuits matinales. "Busquen. Van a encontrar a la MS-13, van a encontrar a los de Medio Oriente, de todo. Y adivinen qué, no los permitimos en nuestro país. Queremos seguridad", subrayó, dijo.

En la campaña electoral de 2016, Trump prometió prohibir totalmente el ingreso de musulmanes a Estados Unidos, argumentando que suponen un riesgo de terrorismo. Su administración finalmente excluyó a viajeros de cinco naciones de mayoría musulmana, además de Corea del Norte y Venezuela.

La MS-13 —Mara Salvatrucha—, es uno de los grupos criminales detrás de la ola de violencia en el llamado Triángulo del Norte, que incluye a Guatemala, Honduras y El Salvador. La pandilla nació en Los Ángeles a partir de salvadoreños que huían de la guerra interna en su país en los años 1980 y permanece activa en Estados Unidos.

La ayuda de Estados Unidos en cifras
Dólar. Foto: Reuters

A la baja. Según la Oficina de Washington para América Latina (WOLA), que monitorea la asistencia para América Central, la ayuda de Estados Unidos para esa región en 2016 alcanzó 750 millones de dólares en acciones coordinadas por diversas agencias y otros 42,2 millones en programas del Departamento de Defensa. En 2017 cayó a 655 millones en programas de generales de asistencia, mientras los de Defensa subieron a 42,403 millones.

Honduras. La ayuda estadounidense fue de 209,2 millones de dólares en 2016, y cayó a 181,7 millones al año siguiente. Los principales programas en Honduras se dirigieron en 2017 al área de seguridad, justicia y prevención de violencia (65 millones); programas de crecimiento económico y desarrollo (54,5 millones), fronteras y control de drogas (30,26 millones) y gobernabilidad, transparencia y derechos humanos (31,5 millones).

Guatemala. La asistencia norteamericana a este país centroamericano pasó de 254,3 millones de dólares en 2016 a 177,8 millones en 2017. El programa que recibió más ayuda estadounidense en 2017 fue el de crecimiento económico y desarrollo (78,66 millones), seguido de seguridad y prevención de violencia (46,9 millones), fronteras y control de drogas (28,8 millones) y gobernabilidad, transparencia y derechos humanos (22 millones).

El Salvador. Es el más pequeño y el que menos asistencia recibe del Triángulo Norte de Centroamérica: 153,1 millones en 2016, que cayeron a 149 millones de dólares en 2017. La asistencia de 2017 se concentró en seguridad y prevención de violencia (35,36 millones), seguido de fronteras y control de drogas (22,23 millones), gobernabilidad, transparencia y derechos humanos (11,77 millones) y crecimiento económico y desarrollo (3 millones).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)