BASE ARTIGAS

Susto uruguayo tras sismo de 7,5 grados en Antártida

El ministro Javier García dijo que no fue necesario evacuar al personal, aunque indicó que la intensidad del temblor fue mayor que la de otro fenómeno similar ocurrido a comienzos de enero.

Base Artigas de la Antártida. Foto: archivo El País.
Base Artigas de la Antártida. Foto: archivo El País.

El Ministerio de Defensa Nacional informó ayer que todos los uruguayos que viven en la Base Artigas de la Antártida se encuentran en buenas condiciones tras un sismo ocurrido en la noche del sábado, que alcanzó los 7,5 grados en la escala de Richter.

El ministro de Defensa Nacional, Javier García, dijo a El País que no fue necesario evacuar al personal de la base uruguaya, aunque indicó que la intensidad del temblor fue mayor que la de otro fenómeno similar ocurrido a comienzos de enero y que estuvo en el entorno de los 5 grados en la escala de Richter. “Este fue de mayor magnitud y más prolongado”, anotó.

“Los chilenos, en la Base Presidente Eduardo Frei, que es la mayor que tienen en la Antártida, evacuaron a su personal de la zona de costa hacia otra dependencia. Yo me enteré el sábado a la noche por intermedio del Instituto Antártico y me comuniqué con el jefe de la base. No hubo problemas con el contingente ni con la infraestructura”, agregó García.

El ministro volvió a comunicarse ayer con la base uruguaya en la Antártida.

El terremoto ocurrió a las 20:36 del sábado en el medio del mar. Luego de que ocurriera el hecho, las bases científicas ubicadas en la zona se pusieron en alerta por un posible tsunami, que luego fue descartado.

El 29 de agosto del año pasado el Ministerio informó respecto a otro hecho en el que se registraron varios sismos seguidos en la Isla del Rey Jorge. El más importante tuvo una magnitud de 5.1 y alertó a la comunidad que se encuentra en la zona.

Mensaje equivocado

Por otra parte, y con apenas 30 minutos de diferencia, se registró otro sismo de 5,9 grados de magnitud en la escala de Richter y a 122,4 kilómetros de profundidad en el centro de Chile.

Según informó la agencia EFE, tras el temblor los chilenos recibieron un mensaje de alerta en sus teléfonos móviles, en el que se pedía evacuar todas las playas por riesgo de tsunami. Y fueron varias las escenas de pánico registradas a lo largo de todo el país, que se encuentra en plena temporada estival, con miles de personas de vacaciones en las zonas costeras.

Las cadenas locales emitieron imágenes de familias enteras huyendo de las playas y subiendo a los cerros y de ciudadanos agolpándose en las estaciones de nafta para llenar los tanques de sus automóviles.

La principal base antártica chilena, que a diferencia de las demás sí fue evacuada, se encuentra a escasa distancia de la uruguaya.

ADEMÁS

Ni el continente helado se salva

La Antártida fue durante algunos meses uno de los pocos puntos libres de coronavirus en todo el planeta, hasta que la “burbuja” se rompió. En diciembre, un brote con hasta 36 contagiados fue detectado en una dependencia del Ejército de Chile. El brote se registró en la base “Bernardo O’Higgins Riquelme”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados