JUDICIALIZACIÓN DE UN LITIGIO INTERMINABLE.

Retoman demoliciones y limpieza en Aguas Dulces

Los trabajos se reanudan hoy, luego de un fallo judicial que habilita a la Intendencia; vecinos piden rever situación de algunas casas “ruinosas”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las viviendas están construidas en una faja costera de uso público. Foto: Foto: R. Figueredo

En la mañana de hoy la Intendencia de Rocha procederá a completar la limpieza en la playa de Aguas Dulces, afectada por el temporal del 27 de octubre cuando el mar devoró decenas de viviendas. El intendente, Aníbal Pereyra, confirmó a El País que se va a "limpiar todos los escombros que quedaron y retirar aquellas construcciones que quedaron semiderruidas".

Desde hace unos 40 años los propietarios de viviendas de Aguas Dulces mantienen diferencias con el gobierno departamental. La comuna entiende que es ilegal construir en la costa pero al mismo tiempo les cobra Contribución Inmobiliaria. Los vecinos sostienen que por estar en ese lugar desde hace tantos años, tienen derechos sobre esa parte de la costa.

En uno de los numerosos decretos y resoluciones municipales sobre el litigio se prohibió que las viviendas destruidas por el mar o las inclemencias del tiempo puedan ser reparadas, con el fin de ir quitando construcciones de la costa.

Obras.

La Intendencia anunció ayer que los trabajos de limpieza y "retiro de las construcciones semiderruidas" que se habían suspendido el día 16 de noviembre, luego que la Justicia local resolviera favorablemente una acción de amparo de los vecinos, se reanudarán hoy.

El Tribunal de Apelaciones revocó la decisión de primera instancia, lo que habilita a la comuna a retomar las tareas.

Tras el temporal, un informe de Bomberos indicó que había 48 viviendas en malas condiciones. En la primera etapa de limpieza, la comuna demolió seis, el intendente Pereyra no tiene constancia de cuántas están en condición ruinosa.

"No todas esas 48 viviendas estaban para demoler necesariamente. El mayor problema es el lugar en que están apoyadas, que es arena", afirmó el jefe comunal quien no pudo precisar la cantidad de casas que se tirarán abajo.

Durante los días siguientes al temporal se manejó que 27 viviendas eran las que se encontraban en estado más crítico. Ahora se informó que algunas de ellas fueron reparadas por sus propietarios.

La comuna había contratado a una empresa privada para realizar las tareas de limpieza y el retiro de escombros. Como consecuencia de la demora por las acciones judiciales, la empresa resolvió retirar las máquinas. Ayer, Pereyra se encontraba negociando con la firma a fin de poder contar de nuevo con la maquinaria.

Vecinos.

Laura Sosa, abogada de un grupo de vecinos de Aguas Dulces, se mostró de acuerdo con la resolución judicial que permite que la Intendencia de Rocha retome la limpieza de la playa, y explicó que los vecinos mantuvieron varias reuniones con las autoridades para que eso sucediera.

"La limpieza no tenía nada que ver con el motivo por el cual se hicieron los amparos", indicó Sosa.

Las acciones judiciales se emprendieron debido a que "estaban demoliendo casas que tenían afectación parcial, y sin las condiciones que exige la ley: sin un plan de demolición estudiado por el BPS y el Ministerio de Trabajo", afirmó.

También dijo que en la resolución no se establece que las casas serán demolidas, sino que se expresa que hay algunas casas con afectación parcial y otras total, y que hay que limpiar las playas. "Todo lo que se haga aparte (incluida la demolición de las casas) está afuera de la resolución", puntualizó.

En la mayoría de los casos, el propósito de los amparos pretendía que la Intendencia "reviera" la calidad ruinosa de la vivienda, ya que "en muchos casos ese estado no se refleja en todas las casa por igual", indicó la abogada.

"Algunas quedaron caídas y otras simplemente tuvieron un problema que a esta altura fue solucionado. En el caso que el intendente considere que se debe mantener el carácter de ruinoso de las casas, se apelará ante el Tribunal", afirmó.

Por su parte, Eduardo Quintana, presidente de la Asociación de Fomento de Aguas Dulces, se mostró conforme con el fallo del Tribunal. "Era algo que estábamos esperando, la playa se limpió bastante pero no estaba pronta; esperemos que ahora se pueda completar el trabajo", indicó.

Con respecto a las construcciones, el vecino marcó sus diferencias con la Intendencia pero dijo que no habrá nuevas movilizaciones.

"Nosotros decimos no a la topadora, no estamos de acuerdo con que se saquen las viviendas de la faja costera. Retirarán las que están destruidas pero las que están en pie son la identidad del balneario", dijo.

Pereyra: "¿Quién se hará cargo si hay un accidente?

Días después del temporal que destruyó gran parte de la viviendas de la costa de Aguas Dulces, el intendente de Rocha, Aníbal Pereyra, había informado que los propietarios de esas viviendas no iban a ser indemnizados. La justificación era que esas casas "no debían estar allí", por estar construidas en un espacio de uso publico. Asimismo había expresado que aquellas construcciones que fueran declaradas en "estado ruinoso, serán demolidas". Luego de que se desatara la polémica con los vecinos, el intendente informó, en una nueva conferencia de prensa, que "todas las acciones se realizaron en el marco del Comité de Emergencia Departamental (Cecoed). Si bien la Intendencia ha generado un despliegue importante en toda esta acción, las decisiones han sido adoptadas por el Cecoed y en coordinación con el juez de Paz de Castillos", indicó. A su vez, mostró su preocupación sobre quién se hará responsable "si las viviendas que quedan en esa situación peligrosa sobre la faja provocan un accidente en la playa".

Trabajo: en noviembre Aguas Dulces estaba en plena limpieza. Foto: R. Figueredo
Trabajo: en noviembre Aguas Dulces estaba en plena limpieza. Foto: R. Figueredo

LOS CUATRO PUNTOS DE LA POLÉMICA.

1 - Daños del temporal.

El 27 de octubre, un fuerte temporal impactó en las costas esteñas y provocó severos daños en Aguas Dulces.

El oleaje derribó 21 construcciones y otras 27 registraron distintos grados de afectación. Las playas de Rocha sufrieron otros perjuicios: decenas de bajadas a la costa y varias casetas de guardavidas fueron afectadas.

2 - Limpieza y demolición.

Las primeras acciones que decidió emprender la intendencia de Aníbal Pereyra fue limpiar las playas y demoler aquellas casas que se encontraban en estado ruinoso o con peligro de derrumbe. Y consideró que "el clima fue más efectivo" que la Intendencia, refiriéndose a que las viviendas deberían haberse demolido antes.

3 - Oposición de los vecinos.

Los propietarios de las viviendas rápidamente se opusieron a la medida de la Intendencia por considerar que estaban tirando abajo casas sin orden judicial, y que muchas de ellas estaban en buenas condiciones y no en "estado ruinoso". Para que no les derribaran su casa, los propietarios afectados presentaron peticiones de amparo.

4 - Fallo de la justicia.

Luego de que los vecinos presentaran las peticiones de amparo, la justicia decidió en cada caso si la vivienda estaba en condiciones de ser demolida o no. En algunos casos, las viviendas fueron retiradas de la lista de "ruinosas". En otros, se ratificó el mal estado de la vivienda y se habilitó a la intendencia de Rocha a demolerlas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados