ELECCIONES 2019

Incidente con un seguidor de Juan Sartori que denunció haber sido golpeado por guardias

Quiso ingresar a la sede del precandidato y no se lo permitieron porque los militantes tenían que pasar por la carpa. El hombre amenazó con matarse.

En la previa a la llegada del precandidato nacionalista Juan Sartori a su comando de campaña en la Plaza independencia, se produjo un incidente con un hombre que intentó ingresar a la sede y denunció haber sido golpeado por los guardias de seguridad.

El seguidor del precandidato, se rpesentó como Ruben Saravia, quería acceder a la sede, donde se encuentran los dirigentes, pese a que el lugar para los militantes era la carpa que estaba instalada allí.

El hombre argumentó que fue golpeado por la seguridad, si tiró al piso y empezó a gritar. Terminó llorando en un estado emocional frágil, pidiendo que apareciera el dirigente nacionalista Alem García, que apoya la precandudatura de Sartori. "Tengo fotos con él, con todo. No sé por qué no me dejan entrar, pero me maltrataron y me patotearon estos que están acá adentro", dijo señalando a la seguridad.

"Dejame entrar porque estoy desesperado, Alem. Mirá que salgo y me mato si no entro. Escuchame una cosa Alem. No sean malos, me están haciendo daño, a mí, a la patria, a Saravia le están haciendo daño. Yo que doy la vida por Juan contra todos los patoteros y vendidos que tenemos en el partido", dijo el hombre.

Incidente con un seguidor de Juan Sartori. Foto: Darwin Borrelli.
Incidente con un seguidor de Juan Sartori. Foto: Darwin Borrelli.

García le pidió que le diera un abrazo, momento en el que empezó a sonar música electrónica muy fuerte.

Luego intervino Noelia Franco, jefa de prensa de la campaña de Sartori, quien le explicó que los militantes debían ir en la carpa, aunque al final lo dejó pasar. Cuando entraban, una señora intervino y se puso a gritar, momento en que se armó otro incidente. Franco le dio ingreso a Saravia igual y le gritó a la mujer.

"No pegué nada, yo traté de defenderme. Ahora sí voy a pelear, porque los Saravia somos así cuando nos lastiman. Pero yo no estoy lastimado por Juan, estoy lastimado por la mala organización", dijo el hombre mientras conversaba con Franco fuera de la sede.

Antes de ingresar al lugar, dijo que iba a "esperar a Juan" para "saludarlo" y después se iba a "ir tranquilo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados