LA INTERNA

El grupo de Sendic cierra filas con el FA para campaña

El sector se reúne para definir quién encabezará la lista al Senado, tras haber quedado sin líder.

La lista de Sendic evalúa cuál puede ser su mejor aporte para la elección de octubre. Foto: Leonardo Mainé.
Lista de Sendic evalúa cuál puede ser su mejor aporte para la elección de octubre. Foto: L. Mainé.

Raúl Sendic llegó a decir que en el Frente Amplio lo usaron como “chivo expiatorio” para ocultar otros problemas de gobierno. Pero las críticas internas ya son parte del pasado, porque la Lista 711 tiene pensado cerrar filas dentro del Frente Amplio de cara a la próxima campaña.

Después de un año de enfrentamiento, en el que dieron batalla para que no se lo inhabilitara a Sendic como candidato al Senado, el sector se prepara para encarar los próximos meses de campaña de cara a las internas de junio. Después del 5 de febrero, fecha del acto aniversario de la coalición, se reunirán para definir quién encabeza la lista.

“Cualquiera de los cuatro compañeros tiene la capacidad de representar al Frente Amplio y no se los va a juzgar por lo que dijeron de Raúl, porque estamos en otra etapa”, dijo a El País el diputado de la Lista 711 Felipe Carballo. Este mensaje es la nueva estrategia del sector que busca dar vuelta la página y poner punto final, de una vez por todas, a las diferencias con el resto del oficialismo.

La Lista 711 puede optar entonces por respaldar a cualquiera de los cuatro candidatos (Daniel Martínez, Carolina Cosse, Mario Bergara y Oscar Andrade), más allá de todos en algún momento mostraron una visión crítica con Sendic. Por ejemplo, Cosse dijo que el exvicepresidente debía tomarse “un tiempo”, mientras que el intendente de Montevideo opinó que el líder de la 711 debía “correrse para un costado”.

De ahora en más, el grupo se enfocará en hacer propuestas y cerrará filas con el gobierno, dijo Carballo. Además, en todos los departamentos hay un pedido a los dirigentes de salir a militar para poder tener un buen desempeño electoral.

No hay una meta fijada de antemano, pero la idea es mantener la representación en el Senado (banca que ocupa hoy Leonardo De León) y en Diputados donde la lista tiene tres lugares (Carballo, Pablo González y Saúl Aristimuño.

Como consecuencia de las denuncias que debió enfrentar el exvicepresidente, el sector sufrió a lo largo de los últimos años varias bajas de sus legisladores que decidieron cambiarse de grupo. Algunos de los que abandonaron la militancia en la 711 fueron el senador Marcos Otheguy (Rumbo de Izquierda), la diputada Cristina Lustemberg (PAR) y Stella Viel (independiente).

Rumbo a octubre, el objetivo es lograr el mayor número de bancas y “hacer la mayor contribución posible” para que el Frente Amplio se mantenga en el gobierno, en un escenario electoral menos amigable que en el 2014 marcado por una mayor desaprobación del gobierno y una baja en la intención de voto del oficialismo.

La receta para mejorar las relaciones a la interna del FA es “hacer hincapié en las coincidencias” trabajando en la necesidad de construir una unidad más solida, que permita a su vez un mayor “compañerismo”, explicó Carballo. Esto, en atención a una de las críticas que había realizado el propio Sendic cuando se quejó de la falta de fraternidad y denunció haber sido víctima de una campaña en su contra orquestada dentro de la izquierda.

“Hubo una decisión del Plenario con respecto a Raúl y se laudó el tema, no podemos seguir empantanados en eso”, concluyó Carballo.

El sector aún no resolvió quién encabezará la lista, ésta será una de las principales definiciones en febrero. Allí también se decidirá si se usará la foto de Sendic dentro de la hoja de votación, como se había manejado en su momento.

Propuestas.

Carballo aseguró que la meta es “aportar votos, ideas y propuestas” en la campaña. En ese marco, se piensa en primer lugar en defender las reformas estructurales realizadas en los gobiernos del Frente Amplio y plantear nuevas propuestas para solucionar problemas como el desempleo.

En cuanto a una posible reforma de la seguridad social, la 711 tiene pensado proponer que no se afecten las reglas a los mayores de 45 años para que no incida negativamente sobre su posibilidad de jubilarse.

En tanto, se insistirá en planteos ya realizados en materia de vivienda, como el que tiene que ver con resolver la situación de los deudores del Banco Hipotecario que no fue resuelto en la Rendición de Cuentas pasada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados