ENTREVISTA

Esteban Valenti: “La campaña del Frente Amplio para las internas es pobre y falsa”

Ya no integra el Frente Amplio y ya no es parte del espacio socialdemócrata junto a Pablo Mieres, pero sigue haciendo política. Esteban Valenti tiene una visión crítica de los últimos dos gobiernos del Frente Amplio.

Esteban Valenti. Foto: Marcelo Bonjour
Sobre el precandidato nacionalista Juan Sartori señaló que lo que busca es “desfondar” la democracia. Foto: Marcelo Bonjour

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

-¿Cómo surgió la idea de hacer un libro sobre su vida, titulado Naufragios?

-Varios periodistas me propusieron hacer un libro sobre mi vida y yo me empezaba a olvidar de ciertas cosas y eso me resultaba preocupante. Después quería contar mi versión. Yo tengo muchos enemigos que cuentan sus propias versiones, entonces me decidí a escribir. El nombre es porque hay un naufragio desde que nací. A los ocho meses me subieron a un barco que era una catramina y me llevaron en 28 días a Argentina. El hundimiento de la URSS, el Muro de Berlín fue un naufragio que lo sigo sintiendo (…) Después me afilié a la juventud del Partido Comunista y empecé a hacer de la política una parte fundamental de mi vida. Que no haya ocupado cargos como funcionario es porque me apasiona la política de ideas. La leyenda es que Valenti se fue al exilio. Pero no, a Valenti lo mandaron a Buenos Aires a armar el aparato político militar, de apoyo logístico al Partido Comunista. Viví cuatro años ahí y terminé a los tiros. Después está el tema de la KGB, yo le debo la vida a la KGB. Hice el curso durante cuatro meses donde fundamentalmente aprendí todo el tema de detectar el seguimiento clandestino. De lo contrario no hubiera sobrevivido, en Argentina la quedaba. En el libro cuento cosas que nunca había contado en relación incluso con las campañas electorales.

-¿Por ejemplo?

- A mí hay gente que me pregunta cuánta plata cobraste por las campañas electorales y yo siempre digo que nada. Pero una cosa es decirlo y otra ponerlo en un libro y que nadie te lo desmienta. En 1989 y en 2014 puse plata. Yo financié los videos sobre seguridad de Tabaré Vázquez que no lo quisieron poner en la campaña de 2014. Salieron 3.000 dólares, no fue mucho. Mis amigos de la productora me lo cobraron al costo pero lo puse yo. Nunca le pedí nada. ¿Por qué? ¿Soy el arcángel Gabriel? No, porque tengo una visión de la política. ¿Cuál es mi peor derrota? La peor es responder a la pregunta de por qué hicimos todo lo que hicimos. ¿Por qué nos jugamos la vida? Lo hicimos por la revolución. El gran fracaso es que hoy la revolución está más lejos que cuando tomamos el poder.

-En el libro sostiene que Ancap, la regasificadora y los negocios con Venezuela no solo eran un error, eran un “proyecto político”. ¿Qué quiere decir?

- Hay un hecho ideológico y es que donde está Venezuela la ideología es la de los petrodólares. Los petrodólares son la fuerza y la potencia para transformar las realidades políticas financiando campañas electorales y con eso hundieron a Venezuela y hubo gente en Uruguay que se sumó a esa visión. Después el proyecto político exitoso fue Ancap hasta que explotó. Era el proyecto de montar una figura y un grupo político que pasaban a ser los grandes gestores de la izquierda en Uruguay encabezado por Raúl Sendic. Era un proyecto de (José) Mujica, pero que se lo compró entero Tabaré Vázquez. Montaron un proyecto sobre el despilfarro y sobre mecanismos de mentira. No es ninguna confabulación mía o especulación y hay otros responsables, no solo Sendic. Por algo lo defendieron.

-¿Se opuso a que Raúl Sendic fuera el vicepresidente en su momento?

- Sí. Es más, yo denuncié las cosas que sabía de él. Lo de las tarjetas y lo del título no se me ocurrió. Denuncié la gestión que era un desastre total. ALUR, los precios, la publicidad. Le mandé carta a los principales, por lo menos a Tabaré y a (Danilo) Astori.

-¿Recibió alguna respuesta?

-No, hasta que no explotó todo nadie se movió.

-En el libro cuenta que hizo cuatro discursos para que Vázquez leyera después de las internas. ¿Siente que nunca le reconocieron eso?

-No me lo reconocieron, de eso no tengo dudas. Cuando me dijeron ‘ya no te llama para la campaña electoral’, yo lo justifiqué plenamente. Yo hice la campaña de 1999, 2004 y la de 2009 para Danilo Astori y era comprensible que en 2014 Vázquez optara por una agencia de publicidad. Me sentí en algún momento como un pelotudo porque me llamó primero Mujica y después Vázquez. Le hice todos los discursos y los compromisos. Las 10 medidas que leyó el día de las internas. Ahora, que te sentís pisoteado, es así.

-¿Se sintió pisoteado por Vázquez?

-En ese momento sí. Me sentí absolutamente defraudado, esa es la palabra. No tengo pruebas de que haya corrupción en el gobierno de Vázquez, pero tengo pruebas que con el tema de los derechos humanos se hicieron barbaridades. Lo que se hizo con el Tribunal de Honor es un horror, tan o más grave que la corrupción. Al avalar un Tribunal de Honor, lo que no hizo Jorge Batlle lo hizo Tabaré Vázquez. ¿Dónde estamos?

- ¿Cómo observa la campaña del Frente Amplio?

-La campaña es pobre. Es falsa porque no piensan lo mismo los cuatro candidatos, no sobre la URSS, sobre temas fundamentales y no quieren discutirlo pensando que eso les da fortalezas. Cuando en realidad la fortaleza del FA fue transformar en acción política la diversidad, eso fue lo grande del FA (...) ¿Ahora qué los unifica? El poder, es decir lo más importante es no perder el poder. Eso cualquier partido lo termina pagando. Lo pagaron los colorados muchos años después. La gente no vota solo por lo que se vende en la campaña, es la vida, son los cambios en la situación económica. Los cambios en las expectativas de la gente y el miedo a la desocupación.

-¿Votará en las internas?

-No.

-¿En octubre piensa votar?

-Navegantes definió libertad de acción. Seguimos teniendo una visión de que es necesaria la libertad de acción por razones democráticas.

-¿Si fueran hoy las elecciones a quién votaría?

-Personalmente a nadie, en blanco o anulado.

-¿Juan Sartori puede llegar a ser candidato de Mujica?

-Eso fue parte de su movida. De ninguna manera lo creo. Él se movió bien para entrar con la menor resistencia posible a la política y todos fuimos cómplices de eso, incluido los blancos. Pero, ahora ya no es un problema de los blancos. Es un problema del país, porque que un país como Uruguay corra el riesgo de que alguien como Sartori dispute la Presidencia es una barbaridad para el Partido Nacional, que tiene historia y tradición.

-¿Qué le podría pasar a Uruguay si esto ocurre?

-No es un problema institucional. Es el hecho de que un personaje así llegue a la Presidencia de la República sin ningún tipo de base que no sea lo económico y la campaña sucia. La campaña a favor y en contra la hace él mismo (...). La encuesta no es una encuesta; yo recibí en un día cinco llamados. Lo de Sartori es desfondar la política uruguaya y no hay democracia sin política. Si se produce un accidente y un personaje así ocupa el centro de la vida política nacional, la política en este país se va a desfondar.

-¿Quién no quisiera que gane las elecciones?

-Bueno, Sartori ni que hablar. La verdad es que estamos en la política del mal menor, que puede ser el mal peor. Creo que la izquierda necesita renovarse completamente, y desde el poder la izquierda no se renueva.

-¿Una derrota puede ayudar a una autocrítica?

-Lo dijo (Óscar) Andrade en la tapa del semanario Voces: las derrotas enseñan a la izquierda y a la derecha también.

ESPECIAL

Para saber más

Elecciones 2019: encuestas, noticias, frases, entrevistas, imágenes y videos de la campaña electoral en Uruguay los encontrás en nuestro especial Uruguay Vota.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)