PROYECTO IMPULSADO POR EL MPP

Envidrio: hay acuerdo para que vaya a concurso de acreedores

Tuvo el visto bueno de los directores representantes del Poder Ejecutivo, así como de las cámaras empresariales, el PIT-CNT y la Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas.

Envidrio: la empresa surgió tras el cierre de Cristalerías del Uruguay cuando los exempleados de ésta se hicieron cargo de la gestión de la firma. Foto: Francisco Flores.
Envidrio. Un emblema del proyecto de empresas autogestionadas a las que dio impulso José Mujica. Foto: Francisco Flores.

El Consejo Directivo del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) resolvió pedir que la empresa Envidrio -emblema del proyecto de empresas autogestionadas a las que dio impulso el expresidente José Mujica- ingrese a concurso de acreedores. La última noticia sobre esta empresa que tomó estado público fue en diciembre del año pasado, cuando el exdiputado del MPP Daniel Placeres (hombre muy cercano a Mujica) fue procesado por la Justicia.

La resolución fue aprobada por unanimidad por el Consejo, según informó anoche el director general, Pablo Darscht, al periodístico Séptimo Día (Canal 12). De acuerdo a lo que confirmó El País, esto implica que tuvo el visto bueno de los directores representantes del Poder Ejecutivo (ministerios de Trabajo, Educación y Oficina de Planeamiento y Presupuesto), así como de las cámaras empresariales, el PIT-CNT y la Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas.

El Inefop es acreedor de Envidrio (Ebigold S.A.) desde 2018, cuando le concedió un préstamo por unos US$ 1,5 millones (un “fondo rotatorio”). Por el momento, la solicitud de “concurso necesario” no ingresó a la Justicia, pero el Instituto considera que esa deuda es “incobrable”.

Cuando ingrese, un juez será el que solicite los balances a la empresa y determine si es solvente o no. En caso de que así lo estime, se suspenderá la legitimación del deudor para administrar la empresa y se designará un síndico que tendrá a su cargo la administración y disposición de los bienes del deudor. El objetivo del proceso es evaluar la viabilidad de la fábrica de vidrio y buscar la posibilidad de que continúe operativa mediante un convenio de pago con sus acreedores.

El año pasado, una auditoría independiente realizada por el estudio CPA Ferrere observó la omisión reiterada de Inefop en requerir información financiera de Envidrio y su negativa a reconocer su incobrabilidad en el último balance correspondiente a la Rendición de Cuentas.

Este fue uno de los elementos que hizo que los entonces diputados Rodrigo Goñi y Gonzalo Mujica comparecieran ante el Juzgado del Crimen Organizado de 1er Turno para ampliar una denuncia penal que ya había sido presentada por el préstamo de Inefop.

Como hechos “nuevos” tras el informe de auditoría, Goñi señaló que “al menos once trabajadores han presentado demandas laborales por montos millonarios en mérito a graves incumplimientos de las obligaciones salariales y seguridad social”.

“Conforme a la información que surge de los estados financieros y del dictamen de auditoría, resulta que de un total de US$ 55 millones prestados bajo la modalidad de fondos rotatorios, casi el 90% fueron entregados a Envidrio”, añadió.

Procesado

En diciembre del año pasado la jueza especializada en Crimen Organizado Adriana Chamsarián procesó al exdiputado frenteamplista Daniel Placeres por incurrir en un delito de conjunción del interés público y privado. La denuncia para que se investigara la conducta de Placeres y los negocios de cooperativas y Venezuela fue realizada en 2017 por los diputados blancos Rodrigo Goñi y Jaime Trobo, y el independiente Gonzalo Mujica. Los tres dirigentes fueron representados por el abogado Enrique Moller.

En mayo el diputado Placeres había renunciado a su banca. Y el Banco de Previsión Social (BPS) finalizó una investigación administrativa, de la cual “surge que se constataron 10 trabajadores de Alenvidrio y 77 de Ebigold que generaron cobros indebidos individuales por el desarrollo de actividad remunerada incompatible con el cobro de subsidio por desempleo”.

El fiscal consideró que, desde su banca en el Parlamento Nacional, el entonces diputado Placeres benefició a Envidrio mediante su apoyo a iniciativas legislativas y, paralelamente, llegó a ofrecer trabajo en la empresa a un ingeniero.

Ocho empleados que demandaron a Envidrio por rubros salariales impagos también testificaron que el entonces diputado Placeres “era el que mandaba” en la empresa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados