DELITOS DE PRENSA

Alerta de la SIP por el contenido de la LUC

El Senado aprobó el 6 de junio la LUC que consagra lo que la SIP entiende es un nuevo tipo de delito penal contra las libertades de expresión y de prensa en el artículo 11.

LUC
Foto: El País

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) expresó preocupación por ciertos artículos de la ley de urgente consideración (LUC) que la organización entiende sobreprotegen las actuaciones de los policías, al punto de castigar hasta con 18 meses de cárcel a quienes los agravien, insulten o critiquen en forma verbal o por escrito.

El Senado aprobó el 6 de junio la LUC que consagra lo que la SIP entiende es un nuevo tipo de delito penal contra las libertades de expresión y de prensa en el artículo 11. El mismo establece que “el que obstaculice, agravie, atente, arroje objetos, amenace o insulte, por palabras, escritos o hechos, a la autoridad policial en ejercicio de sus funciones o con motivo de estas, será castigado con una pena de tres a dieciocho meses de prisión”. La ley está en discusión en la Cámara de Diputados.

En momentos en que se asiste a controversias internacionales en torno a los excesos policiales, Christopher Barnes, presidente de la SIP, y Roberto Rock, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, coincidieron en que el gobierno “se ha excedido en sus labores, al crear ‘un nuevo delito de comunicación’ o una nueva acción penal contraria a principios constitucionales sobre las libertades de expresión y de prensa”.

Barnes, director de The Gleaner Company (Media) Limited, Kingston, Jamaica and Rock, director del portal La Silla Rota, Ciudad de México, México, dijo que “los agentes de Policía deben estar protegidos de las quejas físicas y violentas, sin embargo, para castigar las críticas, verbal o escritas, de ciudadanos, periodistas y medios de comunicación es una forma de crear privilegios que se remontan a la desafortunada era cuando en América Latina había muchas leyes de desprecio e insulto que protegían erróneamente el honor de las autoridades”.

Agregaron que “el agente policial es quizás el primer contacto que el ciudadano tiene con el Estado, y el canal por el que frecuentemente experimenta violaciones a sus derechos, lo que lo transforma en sujeto natural de escrutinio social y de los medios en particular”.

Al justificar su pedido a los diputados para que modifiquen la ley, Barnes y Rock argumentaron que “Uruguay siempre ha dado muestras de una profunda cultura democrática y de libertad de expresión, por lo que esperamos que los diputados sean fieles a esa tradición”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados