Justicia

Condenan a cuatro por agredir a un trabajador negro

Todo fue registrado en cámaras de una estación de servicio.

Polémica entre la Policía, los fiscales y los jueces. Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli

Cuatro trabajadores, entre ellos un delegado sindical de la Untmra, fueron condenados por agredir "moral y físicamente" a otro empleado, en un caso que tuvo a cargo la juez Graciela Eustachio. La resolución por la vía de juicio abreviado fue contra los trabajadores de una estación de servicio del barrio Colón que la emprendieron, por su condición racial y religiosa, contra un afrodescendiente discapacitado.

La denuncia fue realizada por el dueño de la estación de servicio en donde trabajaban los enjuiciados y la víctima. El empresario recibió a través de las redes sociales dos videos que muestran las agresiones que recibió M.Z. por parte de sus compañeros dentro de la estación.

En una de las grabaciones se puede ver cómo uno de los condenados ata las manos de la víctima para inmovilizarlo y le pega una cinta aisladora en su cabeza, en forma de cruz. Otro de los agresores le propina varias cachetadas y lo toma del cuello. Durante más de cinco minutos, ambos atacantes insultaron al compañero y lo amenazaron, refiriéndose a él como "este negro", según describe la resolución judicial.

En el segundo archivo se ve a la víctima en el depósito de la estación, con las piernas y los brazos abiertos, amarrados en forma de cruz. Otro implicado habla con la víctima y le canta "canciones de Jesucristo", mientras dos más lo agreden físicamente en reiteradas ocasiones y se ríen.

En determinado momento, uno de los empleados mira a la cámara, saluda a su primo de España y le dice: "Así tratamos a los negros en Uruguay".

La persona asediada trabaja en el lugar desde hace cuatro años y percibe una pensión por discapacidad intelectual a través del Banco de Previsión Social (BPS).

La fiscal del caso Mirta Morales solicitó la condena, con pena de 4 meses de prisión, de tres de los agresores, como autores de un delito de violencia privada "especialmente agravado" y por la comisión de actos de odio, desprecio o violencia hacia determinadas personas". Para el cuarto agresor, la condena fue de seis meses de prisión, ante la doble comisión de los mismos delitos, ya que éste participó de los ataques en dos oportunidades.

En presencia de sus abogados, los detenidos asumieron la responsabilidad y acordaron un juicio abreviado.

Al verse involucrado uno de sus delegados, la Untmra dijo que la acusación pretendía "desmantelar" el sindicato, informaron a El País fuentes allegadas al Ministerio de Trabajo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º