ESTE JUEVES

Testigo había dicho que fiscal la aleccionó; juez condenó al imputado por abuso sexual

El caso generó una polémica entre abogados penalistas y fiscales en redes sociales; el gremio de penalistas analizó presentar denuncias penales por supuesto "adiestramiento" a testigos.

Fiscalía general de la nación. Foto: Gerardo Perez
Fiscalía general de la nación. Foto: Archivo El País

La Justicia condenó este jueves a un joven por dos delitos de abuso sexual especialmente agravado, un delito se violencia privada y un delito de rapiña. El caso se había conocido semanas atrás, cuando una testigo afirmó que declaró en la Fiscalía “lo que le pidió” la entonces fiscal del caso.

Tras la publicación, se generó una polémica entre abogados penalistas y fiscales en redes sociales. Incluso, el gremio de penalistas analizó presentar denuncias penales por supuesto "adiestramiento" a testigos.

El País tuvo acceso al fallo judicial, en el que se establece que el condenado deberá cumplir una pena de ocho años de penitenciaría, además de abonar a la víctima, en carácter de reparación patrimonial, la suma equivalente a doce salarios mínimos nacionales, poco más de $ 215.000 al valor actual.

También se le decretó la pérdida e inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad, tutela, curatela, guarda o tenencia de niñas, niños o adolescentes o personas con discapacidad y personas mayores en situación de dependencia, así como para el ejercicio de públicas y privadas en el área educativa.

El abuso sexual ocurrió el pasado 2 de setiembre, pasadas las 6 horas, cuando la víctima, de 40 años, se dirigió a una parada de ómnibus ubicada en la avenida César Mayo Gutiérrez y Fernando Menck (barrio Colón). Allí fue interceptada por el ahora condenado, al que conocía de vista en el barrio.

La principal testigo de este caso de violación, privación de libertad y rapiña declaró el martes 28 ante la Justicia que una fiscal le hizo creer que “era una heroína” y la “manipuló” para que testificara que el imputado, de 20 años, tenía un arma cuando estaba con la víctima.

En cambio, la víctima había dicho que el imputado la inmovilizó con una llave en los brazos y, por la fuerza, la llevó hacia un descampado ubicado detrás de la parada. Al quedar ocultos por unos arbustos, el joven abusó de ella. Los peritos médicos confirmaron la existencia de relaciones sexuales entre las personas. Mientras, los psicólogos del Instituto Técnico Forense (ITF) consideraron verosímil el relato de la víctima.

El ahora condenado, de 20 años, hace dos años que está preso. Se encuentra alojado en el Módulo 8 del ex Comcar tras ser procesado el 3 de septiembre de 2019 por los delitos de privación de libertad, rapiña y violación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error