ARTIGAS

Se encamina acuerdo con Fiscalía en caso de capataz que agredió a peón en Bella Unión 

La fiscal del caso no quiso adelantar la pena que se ha negociado con la defensa del capataz hasta que ocurra la audiencia, que se estima será a mediados de agosto, agregaron fuentes de Fiscalía. 

José Giménez denunció malos tratos en su trabajo en Bella Unión. Foto: Captura.
José Giménez denunció malos tratos en su trabajo en Bella Unión. Foto: Captura.

La fiscal de Bella Unión Silvia Ferreira buscará alcanzar un acuerdo -mediante un proceso abreviado- que implique una pena que se cumpla en un régimen de libertad vigilada para el caso de un ataque con rebenque que sufrió un trabajador de caña de azúcar de su capataz en Bella Unión (Artigas), según informó La Diaria y confirmó a El País la magistrada.

El trabajador José Giménez denunció malos tratos en el lugar del trabajo. 

Ferreira no quiso adelantar la pena que se ha negociado con la defensa del capataz hasta que ocurra la audiencia, que se estima será a mediados de agosto, agregaron fuentes de Fiscalía General de la Nación.

Este hombre no tiene antecedentes y el delito es por lesiones personales, que tiene una pena "que admite la libertad vigilada" y "no necesariamente tiene que salir con prisión".

Sobre el episodio se tiene "completamente probado" que fue un problema "personal entre el capataz y el peón por unas bromas pesadas que se hicieron". Agregó que la investigación de Fiscalía "descarta totalmente que fuera un problema laboral". En ese sentido, precisó que "no fue un incidente que se dio en el ámbito como una represalia laboral".

"Exactamente el mismo relato de la víctima fue el relato del agresor", subrayó Ferreira.

Luego de estas "bromas pesadas", el capataz dijo que lo "agredió con un rebenque y le provocó lesiones mínimas". Señaló que no solo el forense constató "erosiones", sino que le solicitaron al joven en Fiscalía que se sacara el buzo para ver las lesiones.

Por otro lado, la víctima señaló que esa era la "primera vez que tenía problemas con el capataz". Agregó que el joven había declarado que esta era la "segunda zafra" que trabajaba con él y que "nunca nos había pasado", había declarado.

En una primera instancia, "un compañero de trabajo junto con un compañero del capataz" le pusieron a un colega una víbora adentro de la mochila, dijo Giménez. Luego, cuando regresaron a la chacra al día siguiente, notaron "olor a defecación". Por lo tanto, decidieron revisar y ahí fue cuando se dio cuenta de que su herramienta de trabajo "en la parte del cabo tenía todo defecado". Además, cuando dio vuelta el bolso, constató que allí también había materia fecal, comentó.

El joven también denunció que, ese mismo días después del mediodía, un compañero de trabajo se acercó y le dijo: "A ver flaco que estás despuntando mal, permitime que te voy a mostrar cómo es". A continuación, le pidió el machete y, cuando se lo dio, lo "sacó de un rebenque".

El compañero había acusado al joven de tocar el carburador de la moto. Ante la negativa de Giménez, este le pegó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error