RENGUERAS DE UN GOBIERNO

Economía hizo gestiones por Pluna para empresa trucha

Asesores de Lorenzo se contactaron con BROU por la firma Mont Fortelco.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lorenzo, acompañado de sus abogados tras declarar por el caso Pluna. Foto: F. Ponzetto

El 12 de octubre de 2012, el entonces integrante de la Asesoría del Ministerio de Economía y fiduciario de Pluna, Javier Liberman, aguardó durante horas en el Banco República que llegara un giro por US$ 20 millones que le permitiría a la empresa Mont Fortelco participar en la subasta de los aviones de Pluna.

Dos años más tarde, en febrero de 2014, un juicio laboral reveló que Mont Fortelco era una grupo de empresarios sin actividad. Entre ellos se encontraba un hombre "de mal olor y sin dientes", que llegó a reunirse con el entonces presidente José Mujica para señalarle que estaba interesado en comprar los aviones.

El viernes 7, Lorenzo declaró en el Juzgado especializado en Crimen Organizado que toda la información acerca de Mont Fortelco la recibió, antes de la subasta de los aviones de Pluna, del fiduciario Liberman, quien integraba el equipo de Economía que negociaba con varios interesados la venta de los aviones.

"En ese momento Liberman creía en la verosimilitud del interés de Mont Fortelco", dijo Lorenzo en la sede penal, según las actas a las que tuvo acceso El País.

Lorenzo sostuvo que representantes de dicha empresa "en ninguna circunstancia" tramitaron un aval, sino que pretendían constituir la garantía para participar en la subasta a través de otros instrumentos financieros".

En el expediente penal de Pluna surge que en el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) hubo un equipo de trabajo con funciones específicas de cada uno de los integrantes. Algunos se reunían con representantes de Cosmo y de Buquebus y otros con Mont Fortelco, entre otras firmas.

"En la comparecencia anterior al Juzgado dejé claro que era una prioridad absoluta del Ministerio asegurar la participación en la subasta del mayor número de oferentes posibles por una sencilla razón: estaba en juego una cantidad de dinero muy importante y teníamos que defender los dineros del Estado que estaban involucrados en esta transacción", declaró Lorenzo.

El abogado defensor de Calloia, Gonzalo Fernández, preguntó a Lorenzo si conoció un mail enviado por el economista Jorge Polgar —en aquel momento integraba la asesoría del Ministerio de Economía— al Banco República para que facilitara también a Mont Fortelco la posibilidad de participar en la subasta. Hoy Polgar es presidente del BROU.

Lorenzo sostuvo que le constaba que existieron gestiones de parte de Polgar y de Liberman, y "reiterados contactos" con funcionarios del BROU consultando acerca del avance de gestiones, o incluso solicitando la "mayor colaboración posible" de parte del banco para encontrar los caminos que facilitaran participar en la subasta.

La fiscal María de los Ángeles Camiño volvió a insistir con Mont Fortelco. Preguntó a Lorenzo si sabía que el fiduciario Liberman estuvo aguardando en la sede del BROU hasta las 14:50 horas del día del remate un envío de dinero que dicha empresa había decidido dar como garantía para acceder al remate.

Lorenzo respondió que conocía las gestiones de Liberman por Mont Fortelco. "No solo sabía esto, sino que en primer lugar le pedí yo personalmente que alrededor de las 11:30 horas por favor fuera al BROU a verificar si efectivamente llegaría la transferencia que posibilitaría la participación de este grupo", afirmó.

Enseguida agregó: "Pero ahí no termina mi información sobre esto. A pedido mío la secretaría del MEF llamó en dos oportunidades a Liberman para ver cómo avanzaba este tema y Liberman me pide permiso a las 14:50 horas para retirarse del BROU para poder asistir a la subasta. O sea que mi conocimiento sobre la presencia del economista Liberman en el BROU es desde el origen y hasta el final".

El 23 de febrero de 2014, el diario El Observador publicó una demanda laboral donde surge que Mont Fortelco estaba relacionada a otras cuatro empresas, que se habían instalado en el World Trade Center, aunque nunca operaron. Uno de los directivos de esas empresas fue descripto en el juicio por una testigo que trabajó allí como "un hombre desagradable, de mal olor y sin dientes" que solo usaba traje para participar de reuniones con autoridades.

Una de las ocasiones en las que vistió traje fue en la reunión con Mujica por la venta de los aviones de Pluna.

Abuso.

El 21 de diciembre de 2013, el entonces fiscal especializado en Crimen Organizado, Juan Gómez, pidió el procesamiento sin prisión de Fernando Lorenzo y de Fernando Calloia por un delito de abuso de funciones.

Gómez consideró que Lorenzo, en su carácter de ministro de Economía, "abusando del poder funcional que le confiere su posición institucional, arbitrariamente operó como garante verbal de una aerolínea privada extranjera, que no cumplía en tiempo y forma con los requisitos exigidos por la normativa vigente y se encontraba entre otros interesados en participar en el remate de las siete aeronaves de la ex Pluna".

El viernes 7, Camiño, que sustituyó a Gómez, preguntó a Lorenzo si había otras empresas interesadas en adquirir los aviones de Pluna. Camiño procuraba obtener indicios que probaran la tesis de su antecesor: Lorenzo y Calloia beneficiaron a Cosmo en detrimento de Mont Fortelco.

López Mena garantizaba la compra de los aviones

Consultado Fernando Lorenzo sobre si el BROU asumió un riesgo mayor al otorgar un aval a la empresa Cosmo, el exministro de Economía respondió: "El empresario (Juan Carlos) López Mena era el respaldo de la operación tal cual la realidad parece haber indicado. Y siendo López Mena un cliente de alta categoría crediticia del Banco República, entiendo que esta entidad estaba más cubierta que con la media de la cartera, mejor cubierta que con la mayoría de sus clientes". López Mena está pagando en cuotas la garantía otorgada a Cosmo.

“Yo solo di lineamientos generales sobre Pluna”

El expresidente de la República, José Mujica, afirmó que “no sabía” que el entonces ministro de Economía, Fernando Lorenzo, había llamado al expresidente del Banco República, Fernando Calloia, para pedirle que la entidad bancaria agilitara el trámite del otorgamiento de un aval a la empresa Cosmo. Ese aval por US$ 13,6 millones habilitaba a Cosmo a presentarse a la subasta de los aviones de Pluna. “En ese momento no supe que el señor Ministro de Economía de la época haya transmitido al señor presidente del Banco República dicho interés”, dijo Mujica. El expresidente de la República respondió por escrito nueve preguntas que le realizó la jueza especializada en Crimen Organizado, María Helena Mainard. En sus respuestas, Mujica reconoció: “Efectivamente, en el gobierno estábamos preocupados por el cierre de la empresa, no solo por la conectividad sino también por la situación de los trabajadores”. El líder del MPP señaló: “En mi calidad de Presidente de la República, di lineamientos generales a los efectos de solucionar el tema”. También reconoció que “es cierto” que manifestó a todos los integrantes del gabinete su preocupación de que el Estado uruguayo dejara de sufrir pérdidas por la empresa Pluna.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)