Sendic dijo que se espera por la respuesta de Pdvsa

Demora acuerdo con Venezuela y se alarman los exportadores

El pasado 17 de julio el presidente de la República, Tabaré Vázquez, firmó un acuerdo con su colega venezolano, Nicolás Maduro, que suponía el envío de mercaderías al país caribeño por US$ 300 millones antes de fin de año, y que fue presentado como fundamental para el sector lácteo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En junio en Brasilia firmaron un acuerdo para retomar el intercambio comercial.

Pero casi dos meses después el acuerdo no está operativo porque falta la firma de documentos entre Ancap y Petróleos de Venezuela (Pdvsa). Esto genera gran inquietud en el sector lácteo, que apuesta casi con desesperación a que se puedan concretar rápidamente los embarques para paliar su complicada situación.

Incluso ayer se manejó a nivel de las empresas interesadas que el vicepresidente Raúl Sendic viaje a Venezuela a intentar destrabar el asunto. Sendic no tiene planeado viajar y dijo a El País que "estamos a la espera de que Pdvsa apruebe el acuerdo". El vicepresidente sigue de cerca las tratativas. El propio Vázquez dijo el jueves pasado en la Expo Prado que desde Venezuela le habían informado al gobierno uruguayo que el pasado lunes se firmaría, y que "inmediatamente" saldrían los productos". Pero el lunes transcurrió sin novedades.

Impacto en lácteos

Cuatro empresas lácteas —Conaprole, Pili, Claldy y Calcar— están a la espera de poder embarcar sus productos a Venezuela. El ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, acordó en julio en Caracas que Calcar, Claldy y Pili exportarían cada una 4.000 toneladas de queso hasta fin de año. En el caso de Claldy, empresa ubicada en Young, tiene en stock algo más de 2.000 toneladas de queso tipo Dambo que ha venido acumulando en los últimos meses y que no quiere salir a "malvender" en el mercado interno. Pero tampoco puede seguir acumulando mercadería por mucho tiempo.

Fuentes del sector lácteo dijeron a El País que "está entrando mucha leche, cada vez hay más queso acumulado y en algún momento va a haber que vender".

En el caso de Pili desde marzo está acumulando existencias y hoy tiene en sus cámaras algo más de 1.600 toneladas de queso. Calcar (de Carmelo), Claldy y Pili tienen una larga relación comercial con Venezuela a la que empezaron a enviar quesos hace más de treinta años.

La mercadería iría a Venezuela por barco y su llegada demandaría al menos 20 días. Como no hay posibilidades para que salgan hacia allí más de 30 contenedores por semana, en las empresas existe la impresión de que no podrían completar los cupos asignados para diciembre.

Venezuela está afectada por una aguda crisis de desabastecimiento y el gobierno de Maduro apuesta a que los alimentos lleguen rápidamente para mejorar su posicionamiento de cara a las elecciones legislativas del próximo 6 de diciembre.

El tema estuvo presente en el almuerzo que compartieron ayer el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, y la directiva de la Asociación Rural del Uruguay. Al salir del almuerzo, Astori se limitó a decir que "Venezuela es un mercado muy importante para los productos uruguayos, sobre todo los lácteos; a todos nos importa que los acuerdos se cumplan".

El presidente de la ARU, Ricardo Reilly, dejó entrever que Uruguay no debe apostar tanto al mercado venezolano como hicieron las empresas lácteas. "Más allá de algunos temas comerciales (...) complejos como la lechería, Uruguay tiene que apuntar a una inserción internacional seria. Más allá de que Venezuela pueda ser uno de los tantos destinos, es importante trabajar en soluciones de fondo y negociar con otras economías y otros bloques", advirtió.

"No está muy claro que ese negocio se haya concretado. Sería muy positivo y necesario que se concrete a la brevedad", agregó.

El primer punto del acuerdo supone que Ancap cancelará una deuda con Pdvsa por compra de petróleo por US$ 430 millones, pagando solamente US$ 270 millones que le prestará el Ministerio de Economía, a través de un crédito que ya fue autorizado por el Parlamento.

El acuerdo supone también que Venezuela comprará 250.000 toneladas de alimentos uruguayos por US$ 300 millones. Venezuela enviaría petróleo por un monto equivalente y el Ministerio de Economía depositaría en un fideicomiso del banco Bandes recursos que cobrarían los exportadores uruguayos.

"Del lado de Ancap está todo pronto", dijo una fuente de la empresa a El País. "Estamos en contacto a diario con las empresas lácteas que nos preguntan ya que están justificadamente nerviosas", agregó.

Venezuela llegó a importar US$ 449 millones de productos uruguayos en 2013, la gran mayoría lácteos. En 2014 siguió siendo un mercado relevante aunque bajó a US$ 413 millones. Pero en lo que va de 2015 prácticamente desapareció como destino de los productos uruguayos. Hasta mayo las ventas fueron de US$ 49 millones, lo supone una caída de 75,3%.

Trasfondo político.

No está claro cuál es el estado de la relación entre los gobiernos de Uruguay y Venezuela en este momento. El presidente Váz-quez se había ofrecido a mediar en los problemas en la frontera entre Colombia y Venezuela. Este último país deportó a cientos de colombianos a su territorio. Sin embargo, el presidente colombiano Juan Manuel Santos dijo que Maduro no le atendía el teléfono a Vázquez.

De hecho, la cancillería de Uruguay, que ejerce la presidencia pro témpore de la Unasur, comunicó que todavía no hay un "anuncio en firme" sobre la cumbre de presidentes para tratar la crisis fronteriza de Venezuela y Colombia.

El gobierno uruguayo que por estas horas apuesta firmemente a que se puedan concretar las exportaciones pactadas de los productos lácteos, de pollo, de arroz y de soja, guardó silencio el viernes pasado cuando el líder opositor venezolano, Leopoldo López, fue condenado a casi 14 años de cárcel. La condena fue repudiada de inmediato y con vehemencia por la oposición.

El lunes se sumó al repu- dio del fallo un solo sector del Frente Amplio, el Nuevo Espacio, que consideró que López fue condenado sin garantías y recibió una sentencia "inhumana".

SECTORES AFECTADOS


Leche en polvo


CONAPROLE ESTÁ PENDIENTE DE 44.000 TONELADAS.

El directorio de Conaprole está pendiente de que se llegue a un acuerdo final con Venezuela del que depende el envío de 44.000 toneladas de leche en polvo. Granja Tres Arroyos (empresa de capitales argentinos que ha tenido dificultades en el pasado para cobrar en Venezuela) quiere enviar 9.000 toneladas de pollo.

Quesos


EMPRESAS DEL LITORAL A LA EXPECTATIVA

Durante algunos años Pili, Calcar y Claldy, empresas del litoral, concentraron sus ventas en Venezuela, que pagaba buenos precios, lo que permitía que pudieran competir mejor con Conaprole en los precios que pagaban a sus remitentes. Ahora Venezuela prácticamente desapareció como mercado.

Arroz


90.000 TONELADAS, NO PASA POR UN BUEN MOMENTO.

El arroz uruguayo es reconocido por su calidad y en su inmensa mayoría se vuelca a la exportación. Pero está teniendo problemas de precios. El acuerdo con Venezuela suponía el envío de 90.000 toneladas de arroz, un producto que ya se ha vendido en otras oportunidades a ese país.

Soja


80.000 TONELADAS, UNA OPERACIÓN INÉDITA.

La soja fue el cultivo estrella de Uruguay en los últimos años y se exporta sobre todo a China pero su precio ha caído fuertemente. El año pasado se exportaron desde Uruguay US$ 1.419 millones de soja. Si se colocasen 80.000 toneladas en Venezuela, como establece el acuerdo, sería una operación inédita.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados