BATLLE Y CARLOS JULIO SEGÚN SUS PARES

Batlle, el político de las anécdotas

Recuerdos de una carrera política que culminó en la Presidencia, con alegrías y sinsabores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Plenario: el senado rindió homenaje al expresidente Jorge Batlle. Foto: F. Flores

Hay personas que facilitan los homenajes. Una de ellas era el expresidente Jorge Batlle, el "de las anécdotas", como se le llamó. En el Senado, oradores de todos los partidos sacaron a relucir sus recuerdos personales y políticos vividos con el exmandatario recientemente fallecido a los 88 años. Los senadores recordaron sus derrotas electorales, su vitalidad, su buen humor, sus ideas y su "coherencia" política cuando acuñara la frase "Batlle te canta la justa".

La viuda de Batlle, Mercedes Menafra, los hijos del expresidente Beatriz y Raúl, el expresidente Julio María Sanguinetti, el exvicepresidente de Batlle, Luis Hierro, el secretario general colorado Germán Cardoso, y miembros del gobierno 2000-2005, siguieron las alternativas de la sesión.

José Amorín, el senador batllista que es pariente del expresidente por línea materna, planteó algunos recuerdos personales que le tocó vivir con Batlle. Recordó que trabajó con él en las elecciones internas de 1982 apoyando la lista ABX, que era la lista 15, y mencionó que fue Batlle quien tuvo la idea original del acto del 27 de noviembre de 1983 en el Obelisco. También evocó el eslogan "Batlle te canta la justa".

Recordó que en 1999, después de cuatro intentos consiguió la Presidencia, y destacó algunos de sus logros pese a soportar la crisis de 2002. Uno de ellos fue la inversión de UPM y otro la construcción del nuevo aeropuerto de Carrasco, uno de los mejores del mundo hoy. Cuando Amorin dijo que se le hizo llegar la idea de ponerle el nombre "Presidente Jorge Batlle" a la estación aérea, la barra aplaudió de pie.

Luego, el senador nacionalista Luis Lacalle Pou recordó la paradoja que significó que en 1999 en el balotaje el Partido Nacional debiera votar a Batlle. Destacó su "coherencia" y su actitud de "decir lo que pensaba" aún a riesgo de que se volviera en su contra. "Era un enamorado de la verdad", subrayó. Lo definió como "un líder popular".

En nombre de la bancada del Frente Amplio, el senador Rafael Michelini también tuvo recuerdos de la época en que su padre, el senador Zelmar Michelini, protestaba públicamente, aún en democracia, por la detención de Batlle y otros dirigentes políticos. Michelini destacó del gobierno de Batlle la formación de la Comisión para la Paz para buscar datos sobre detenidos desaparecidos en la dictadura.

En tanto, el senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, dijo que "hablar de Jorge Batlle cuando ya no está me produce una sensación rara. Todos mis recuerdos políticos están vinculados a Batlle como uno de los actores principales".

También valoró la frase te canta la justa, diciendo que es "la mejor manera de hacer política". Destacó su vida "austera" y que "al cabo de una cuarta generación de presidentes su familia no se haya enriquecido". Eso "es algo fantástico que solo pasa en este país. Tenemos que cuidar eso", resumió, recogiendo aplausos.

Luego el senador nacionalista Jorge Larrañaga valoró a Batlle como uno de los exponentes de "la mejor forma" de hacer política. "Siempre estaba en el yunque de la construcción nacional", señaló.

Más adelante, el senador colorado Pedro Bordaberry recordó un pasaje de El Quijote de la Mancha aludiendo a la libertad y la honra para resumir la vida de Batlle. Recordó anécdotas con los plantadores de caña de Bella Unión, o con el exgobernador Jeb Bush, de Florida, a quien le recomendó implementar el ALCA. "Llévele esto a su hermano", el entonces presidente de Estados Unidos George W. Bush, le dijo Batlle. O cuando al FMI le advirtió que en Uruguay no se podía pasar sobre normas legales cuando la época de la crisis.

Citó a Jorge Luis Borges cuando escribió que "la muerte es una vida vivida".

Hierro y el “coraje sereno” del presidente

Pocos días antes de cumplir 89 años lo sorprendió la muerte durante una gira política por Tacuarembó. En el Cementerio Central, Luis Hierro López, vicepresidente del Uruguay durante la gestión de Batlle, dijo que no tenía “más que gratitud” con el exmandatario. “Murió a su medida, murió luchando por su partido y por la libertad”, señaló. “Batlle fue el primer dirigente en caer preso por la dictadura (..) de él fue la idea de que los uruguayos se concentraran en el Obelisco de los Constituyentes”, indicó. “Con aquel coraje silencioso fue que enfrentó los días difíciles de la crisis del 2002, rodeado por los enemigos y con un coraje sereno. En esos días de la crisis, yo fui primer o segundo testigo del coraje sereno de Jorge Batlle”, señaló Hierro López.

“Solamente pensaba en la vigencia de la libertad, en la vigencia de los partidos”, manifestó Hierro López, y señaló que en esos años el expresidente “no hizo otra cosa que cumplir con su deber”. Hierro dijo que “así como nos criticaron en la crisis, esas mismas personas dicen ahora ‘suerte que estaban ustedes (...) suerte que Jorge Batlle era el hombre para rumbear al país a mejores posiciones’”, aseveró. “Además de ser un luchador, nunca tuvo rencor, nunca tuvo un sentimiento de venganza, nunca lo escuché hablar mal de un adversario, menos de un compañero, por el contrario, Jorge salía a defender a esas personas”, contó Hierro. “Lo mejor que podemos hacer es seguir amando el porvenir como él lo amaba. Nuestro porvenir es la sonrisa de Jorge, es el mensaje de esperanza”.

CONSENSO POLÍTICO

Jorge Larrañaga - senador nacionalista

“En un momento de divorcio de los políticos con la gente, quiero reivindicar a los políticos en Batlle, un servidor del pueblo y del interés nacional”.

José Amorín -senador del Batllismo

“Nunca dejó que nadie le escribiera una biografía porque siempre decía que era joven y que tenía mucho por delante”.

Rafael Michelini - senador del Frente Amplio

Batlle “salvó el buen nombre del país” cuando en la crisis de 2002 “no aceptó entrar en default”.

Pablo Mieres - senador del Partido Independiente

“Lo vi subir las escaleras de nuestra sede, sin parar y no llegó agitado. No lo podía creer. Me dijo: cumplí 80 años”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)