La designación del gerente general reaviva la polémica

Antel, otra vez escenario de la pulseada Astori-Cosse

Una nueva disputa entre el astorismo y el mujiquismo tiene lugar dentro del gobierno del presidente Tabaré Vázquez. Esta vez, por la gerencia general de Antel, confirmaron a El País fuentes del Frente Amplio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La ministra fue cuestionada por sectores del Frente Amplio por su alto perfil. Foto: A.Colmegna.

El presidente de Antel, Andrés Tolosa, pretende colocar como gerente general a alguien de la confianza de la ministra de Industria. Carolina Cosse (MPP). Se trata de Javier Emicuri, que se desempeña como subgerente general de Gestión Estratégica, quien en el período anterior estuvo encargado del proyecto de Antel Arena.

El nombre no genera consensos dentro del Frente Amplio. El vicepresidente de Antel, Daniel Fuentes —que responde al ministro de Economía, Danilo Astori—, no está de acuerdo con el candidato. La disputa viene demorando la designación del nuevo gerente general, cargo que en la pasada administración era ocupado por Tolosa.

Para destrabar la situación, el astorismo espera contar con el voto del director de la oposición en Antel, Gustavo Delgado (Partido Nacional), dijeron a El País legisladores blancos.

La pulseada por Antel no es nueva entre Astori y Cosse. La primera tensión dentro del gabinete del presidente Tabaré Vázquez se dio antes de que asumieran los ministros. Durante la transición, a finales de enero, Vázquez demoró el anuncio de los presidentes de entes y servicios descentralizados por las discrepancias entre Astori y Cosse.

La ministra de Industria logró que Tolosa fuera designado como presidente de Antel, pese a que no tenía ningún respaldo político atrás. Sin embargo y debido a la oposición de Astori, no consiguió colocar a uno de sus antiguos colaboradores como vicepresidente. Vázquez se inclinó por el candidato de Astori, Daniel Fuentes.

Además, esta disputa entre Cosse y Astori reedita las diferencias que surgieron en el gobierno del expresidente José Mujica entre el equipo económico que siguió la línea astorista, y el "paralelo" que operaba desde la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) y que respondía a Mujica.

En esta administración, las tensiones se trasladaron a las empresas públicas. En el caso de UTE, la controversia entre el MPP y el astorismo se produjo por el relevo de los gerentes Óscar Ferreño (Generación) y Luis Margenat (Área Comercial).

El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, pretendía que el cargo de gerente de Generación fuera ocupado por Daniel Larrosa, quien integró la lista del MPP en las últimas elecciones nacionales como suplente del diputado Julio Battistoni.

Inversiones.

En los primeros 100 días de gobierno, el astorismo puso bajo la lupa la gestión de las empresas públicas.

El Ministerio de Economía cuestionó la baja de los aportes que realizaban estos organismos a Rentas Generales, lue- go de que se divulgaran las abultadas pérdidas de Ancap (US$ 169 millones en el 2014).

El gobierno quiere aumentar en US$ 600 millones los aportes de las empresas públicas a Rentas Generales (aproximadamente un punto del Producto Interno Bruto) como forma de reducir el déficit fiscal que se ubica en 3,5% del PBI.

El Ministerio de Economía entregó a los directorios de las empresas públicas un plan para bajar gastos que implica la reducción de la publicidad oficial, la limitación en el llenado de vacantes y la disminución de viajes en misiones oficiales.

En este contexto, Astori advirtió hace algunas semanas que "hay que establecer prioridades porque muchas veces tenemos planes de inversión que superan las posibilidades del país y de la propia empresa".

En tanto, el director de la OPP, Álvaro García, afirmó que las inversiones de cada empresa serán incorporadas en el Sistema Nacional de Inversión Pública, que coordinará también las inversiones de la Administración Central y las de los gobiernos departamentales.

Mujica teme multa por el Antel Arena.

A principio de este gobierno, el ministro de Economía, Danilo Astori, puso en duda la construcción del Antel Arena, obra impulsada por la ministra de Industria, Carolina Cosse (MPP), cuando era presidenta de Antel. "Esa discusión ya está dada y se desarrolló un conjunto de argumentos. (Pero) no descarto que se vuelva a considerar ese proyecto porque, por supuesto, cuando se pone a analizar la totalidad de las prioridades del país y están buscando recursos para actividades prioritarias como la educación, infraestructura y seguridad pública, que son obviamente los objetivos del próximo presupuesto, se tiene que considerar todo", declaró Astori.

Consultado sobre una posible marcha atrás en la construcción del Antel Arena, el expresidente José Mujica contestó a El País: "Me temo mucho que si lo paralizan tengan que pagar una multa que no es muy conveniente, pero no estoy muy en el asunto".

La multa a la que hizo referencia Mujica se debería pagar porque Antel ya firmó un contrato de obras con Teyma por US$ 40 millones. La sanción económica sería equivalente a un 10% del valor del contrato (US$ 4 millones).

Por otra parte, la disminución del gasto de las empresas públicas y los recortes de las inversiones también están en debate adentro del oficialismo. Sobre esto, Mujica dijo que "no está de acuerdo", pero señaló que en este contexto económico que vive Uruguay "no queda otra". "Cuando no se puede, no se puede", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)