EL PAÍS ABRE SU ARCHIVO

A 75 años del día que Uruguay cambió de mano

Se mira a otros países con sorpresa al ver que los vehículos se conducen por la izquierda, pero Uruguay supo tener esa costumbre hasta que se cambió de mano. Aquí mostramos cómo era antes el tránsito.

El Pocitos de los chalets sobre la rambla y del hotel sobre la playa también es el de las cachilas, que van, vienen o se estacionan, en una estampa plena de los años 20. Foto: archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores

El domingo 2 de septiembre de 1945 fue el gran día. Una intensa campaña publicitaria en la prensa y la radio, y hasta lecciones en las escuelas, fue preparando el terreno. Muchos curiosos salieron a las calles a ver si ocurría algo. Pero no ocurrió nada, más allá de que empezó a circularse por la derecha.

Avenida 18 de Julio y Ejido a mediados de la década de 1920. Cachillas, pero también un tranvía, un carro y un ciclista circulan “al revés” de lo que conocemos hoy. Foto: Archivo El País.
Avenida 18 de Julio y Ejido a mediados de la década de 1920. Cachillas, pero también un tranvía, un carro y un ciclista circulan “al revés”. Foto: Archivo El País.
A fines de la década de 1920, el tránsito parece complicarse frente al recién inaugurado Monumento al Gaucho, en la proa de 18 y Constituyente. Foto: archivo El País.
A fines de la década de 1920, el tránsito parece complicarse frente al recién inaugurado Monumento al Gaucho, en la proa de 18 y Constituyente. Foto: archivo El País.

Ese día, hace ahora 75 años, se produjo en Uruguay el cambio de mano para la circulación de los vehículos. Los conductores de automóviles, camiones, carros, bicicletas o caballos, que estaban obligados a mantener la senda izquierda al transitar por calles y caminos, pasaron a hacerlo por la derecha.

En una Plaza Independencia repleta, el tránsito viene hacia la cámara. Foto: archivo El País.
En una Plaza Independencia repleta, el tránsito viene hacia la cámara. Foto: archivo El País.

Se temían complicaciones en el tránsito, accidentes, distracciones, pero el cambio se procesó sin problemas, en un tiempo con muchos menos vehículos que en el presente, cabe recordarlo.

Dos automóviles se cruzan entre las canteras del Parque Rodó, todavía sin puente. Foto: archivo El País
Dos automóviles se cruzan entre las canteras del Parque Rodó, todavía sin puente. Foto: archivo El País

La conducción por el lado izquierdo de las calzadas fue impuesta principalmente por los británicos, que ya en el siglo XVIII la regularon para caballos y carruajes. Se asegura que la razón era permitir que se llevaran las riendas de los equinos con la mano izquierda, a fin de que la derecha estuviera libre por si era preciso desenvainar la espada. La norma luego se extendió a los automóviles.

A comienzos de la década de 1940, por 18 de Julio se acercan dos “cachilos” del transporte colectivo, que viajan hacia afuera. Foto: archivo El País
A comienzos de la década de 1940, por 18 de Julio se acercan dos “cachilos” del transporte colectivo, que viajan hacia afuera. Foto: archivo El País

Sin embargo, Napoleón Bonaparte, que era zurdo, obligó al cambio de mano hacia la derecha en los territorios que conquistó. De esa forma, poco a poco el mundo fue modificando la forma de transitar. Los británicos, amantes de las tradiciones, mantuvieron sin embargo la conducción por la izquierda, algo que se extendió a sus colonias (Australia, Nueva Zelanda, India, Sudáfrica), además de algunas naciones asiáticas.

Así eran aquellos antiguos modelos Leyland que siguieron circulando durante años. La cabina del conductor está a la derecha. Y la plataforma posterior permitía el ingreso por ambos lados. Foto: archivo El País.
Así eran aquellos antiguos modelos Leyland que siguieron circulando durante años. La cabina del conductor está a la derecha. Foto: archivo El País.

En gran parte de América se circuló siempre por la derecha. Estados Unidos, Argentina, Uruguay fueron excepciones, pero llegó el día que cambiaron de mano. Los argentinos lo hicieron en junio de 1945, los uruguayos un poco más tarde.

La avenida 18 de Julio en 1946: el cambio de mano ya fue procesado con éxito. El tranvía le da el toque nostálgico, pero no durará mucho tiempo más. Foto: archivo El País.
La avenida 18 de Julio en 1946: el cambio de mano ya fue procesado con éxito. El tranvía le da el toque, pero no durará mucho tiempo más. Foto: archivo El País.

Los últimos vestigios de la antigua costumbre fueron los coches con el volante a la derecha que quedaban antes que se cerrara su importación. Las pintorescas cachilas, el legendario Ford del 37, los ómnibus más antiguos de Cutcsa siguieron las recorriendo calles con el chofer “del lado de la vereda”, hasta que dejaron de circular o marcharon a museos.

© El País S.A. Derechos reservados, prohibida la reproducción total o parcial de imágenes

PARA SUSCRIPTORES

El País abre su archivo

En el archivo fotográfico de El País, con más de 11 millones de imágenes, se puede encontrar la historia de Uruguay. De cómo eran las ciudades, cómo se vivía, cómo se gobernaba, las grandes hazañas deportivas, qué se hacía en el tiempo libre, cómo fuimos cambiando nuestra forma de vestir. Esa es la historia que les queremos contar especialmente a ustedes, nuestros suscriptores. Semana a semana el editor de Fotografía Nicolás Pereyra y el periodista especializado en temas históricos Luis Prats rescatarán las mejores fotos y anécdotas para acercárselas a ustedes y darle así más valor a los lectores que nos eligen. Aquí encuentra todos los especiales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados