Realeza

Aseguran que al príncipe Harry lo abofetearon en una noche de borrachera

Mike Tindall, esposo de Zara, una de las primas de Harry, fue invitado a un programa de televisión donde hizo reveladores comentarios sobre la familia real

El príncipe Harry, duque de Sussex. Foto: AFP
El príncipe Harry, duque de Sussex. Foto: AFP

La ex estrella de rugby de Inglaterra Mike Tindall, dejó escapar los sentimientos de la familia real de la que forma parte (está casado con Zara Tindall, hija de la princesa Ana) en un show en vivo llamado A question of sport cuando bromeó con que todos están "tan furiosos con el príncipe Harry que hasta les gustaría golpearlo".

Allí insinuó también que Harry fue “abofeteado” en una noche de ebriedad.

Entre los comentarios que realizó Tindall, de 42 años, dijo que sería divertido golpear al príncipe para ver cuánto tiempo pasa antes de que intervengan sus oficiales de protección. Y agregó: “En Balmoral, la familia ahora está teniendo esta misma conversación. Excepto que la reina le ha quitado la seguridad”.

Cuando le preguntaron si se imaginaba representado en la serie de Netflix The Crown, Tindall volvió a referirse a la noche de borrachera cuando lo “abofetearon”: “Ese tiene que ser el incidente principal, la cacheteada completa de Harry”, dijo Tindall, divertido. El conductor del programa se dio cuenta de lo que el exjugador de rugby acababa de revelar y respondió: “Ellos ni siquiera saben sobre eso. Ahora ya lo admitiste”.

Los Windsor han soportado una difícil relación con Harry desde que éste renuncio como miembro de la familia real a principios de 2020 y se mudó a Estados Unidos con su esposa Meghan Markle. En marzo pasado, en la explosiva entrevista con Oprah, la exactriz acusó a un miembro no identificado de preguntar de qué color tendría la piel su primer bebé. Además, admitió haber tenido pensamientos suicidas y que no le permitieran buscar ayuda. Por su parte, Harry contó cómo se sentía atrapado en la monarquía.

De hecho, este año solo ha visto a su hermano mayor William en dos eventos públicos, obligados por las circunstancias: una vez en el funeral de su abuelo y otra con motivo de la inauguración de una estatua en homenaje a su madre, la princesa Diana. Por otra parte, la reina todavía no ha conocido a su segunda hija, Lilibet, a pesar de que la pareja eligió el nombre a partir su apodo de toda la vida.

Según Tindall, todos estos hechos han generado un profundo malestar en el palacio de Buckingham. El conductor del programa y excompañero de equipo de Tindall, Matt Dawson, con quien ganó la Copa del Mundo de Rugby en 2003, recordó haber celebrado el triunfo con el príncipe Harry en un bar en Sídney.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados