RR.HH.

Por la pandemia grandes empresas retrasan la fecha de regreso a la oficina

Varias compañías —con los gigantes tecnológicos a la cabeza— prevén el retorno a la presencialidad recién para julio de 2021. Empleados temen que su lugar de trabajo sea un riesgo para su salud.

calendario
El cronograma para el regreso a la presencialidad se ha visto afectado por el coronavirus. (Foto: Shutterstock)

Cuando la pandemia de coronavirus cerró las oficinas en EE.UU. este marzo, muchas empresas dijeron a sus empleados que sería solo una breve pausa respecto a ir a trabajar a la sede.

Los trabajadores, dijeron, estarían de regreso en sus cubículos en cuestión de semanas. Las semanas se convirtieron en septiembre. Luego, septiembre se convirtió en enero. Y ahora, con el virus todavía en aumento en algunas zonas del país, un número creciente de empleadores está retrasando las fechas de retorno a la oficina una vez más, hasta el verano boreal de 2021 como muy pronto.

Google fue uno de los primeros en anunciar que julio de 2021 era su fecha de regreso a la oficina. Uber, Slack y Airbnb pronto se subieron al tren. Recientemente, Microsoft, Target y Ford dijeron que también habían pospuesto el regreso del trabajo en persona para el próximo verano y reconocieron lo inevitable: la pandemia no va a desaparecer pronto.

«Vamos a hacer de tripas corazón», dijo Joan Burke, directora de personal de DocuSign en San Francisco. En agosto, su empresa, que gestiona la firma de documentos electrónicos, decidió que permitiría a sus 5.200 empleados trabajar desde casa hasta junio de 2021.

Se espera que muchas más empresas retrasen sus fechas de regreso a la oficina para mantener seguros a los trabajadores. Y los colaboradores dijeron que no tenían prisa por regresar; de hecho, el 73% de los empleados estadounidenses temían que estar en su lugar de trabajo pudiera representar un riesgo para su salud y seguridad personal, según un estudio de Wakefield Research encargado por Envoy, una empresa de tecnología en el lugar de trabajo.

Más compañías también están diciendo que instituirán políticas permanentes de trabajo desde casa para que los empleados no tengan que volver a la oficina nunca más.

En mayo, Facebook fue uno de los primeros en anunciar que permitiría a muchos funcionarios trabajar de forma remota incluso después de la pandemia. Twitter, Coinbase y Shopify también han dicho que lo harían. El 9 de octubre, Microsoft anunció que también sería parte de ese cambio.

Difícil equilibrio

Los plazos cada vez más largos y las políticas cambiantes se suman a un acto de equilibrio continuo para las empresas a medida que el coronavirus rompe las normas laborales y cambia las suposiciones sobre dónde deben estar los trabajadores para lograr la máxima productividad. Los empleadores también están bajo presión para ser lo más abiertos posible acerca de sus intenciones para que los trabajadores puedan planificar sus vidas con anticipación.

El aplazamiento de las fechas de retorno a la oficina es un «golpe psicológico para quienes esperaban que esta fuera una fase de transición», dijo Tsedal Neeley, profesor de la Escuela de Negocios de Harvard que estudia el trabajo remoto.

Neeley comparó la situación con esperar en la terminal del aeropuerto un vuelo que se retrasa continuamente. Con las nuevas fechas anunciadas, dijo, la gente finalmente puede comenzar a adaptarse de un enfoque temporal de «sonreír y soportarlo» a un cambio permanente. Las empresas exitosas «han comenzado a pensar en estrategias a largo plazo en lugar de pensar ‘simplemente sobrevivamos a nuestra crisis’», afirmó el experto.

Gran parte de las compañías estadounidenses ahora sigue el ejemplo de las empresas de tecnología de Silicon Valley como Google y Facebook. Ambas se encontraban entre los que permitían a los empleados trabajar desde casa incluso antes de que la pandemia golpeara con toda su fuerza en marzo. Desde entonces, Facebook ha marcado la pauta en la planificación del trabajo remoto permanente, mientras que Google estableció la fecha límite de julio de 2021 para regresar a la oficina.

Google. El gigante tecnológico es uno de los motores de la economía de Silicon Valley.
Google. El gigante tecnológico es uno de las empresas que decidió posponer el regreso a la oficina para julio de 2021. 

«Espero que esto ofrezca la flexibilidad que necesitan para equilibrar el trabajo con el cuidado de ustedes y sus seres queridos durante los próximos 12 meses», escribió el CEO de Google, Sundar Pichai, en un correo electrónico a los empleados sobre la fecha de julio de 2021.

Otros empleadores pronto emularon a los gigantes tecnológicos, y también citaron la flexibilidad de los trabajadores como un factor clave para impulsar sus fechas de regreso a la oficina hasta el próximo verano boreal.

Retorno condicionado

Burke, de DocuSign, dijo que anunciar la fecha de regreso para junio de 2021 a los empleados provocó un «suspiro colectivo de alivio dentro de la empresa» porque puso fin a los aplazamientos incrementales y la incertidumbre de cuándo se esperaba que volvieran.

El trabajo remoto ha sido productivo, destacó, y a la gente le gusta no tener que desplazarse. Pero una combinación de presencia en persona y remota es probablemente la opción más popular para los empleados cuando la vida vuelva a la normalidad, aseguró, porque también extrañan la interacción social en la oficina.

Zoom «no es lo mismo y es agotador», evaluó Burke.

Otras empresas que han retrasado su regreso a la oficina por los próximos meses a menudo se enfrentan a una decisión más complicada porque su plantilla no está formada únicamente por ingenieros de cuello blanco, a diferencia de las empresas de Internet.

Ford dijo que su decisión de posponer el trabajo de oficina en persona hasta junio de 2021 se aplicaría a sus 32.000 empleados en América del Norte que ya están trabajando de forma remota. La empresa, que tiene unos 188.000 colaboradores, indicó que la política no se aplica al personal de la fábrica.

Cuando la cadena de almacenes Target anunció su decisión de permitir que algunos empleados siguieran trabajando en casa hasta junio de 2021 en una carta al personal, dijo que se aplicaría solo a aquellos que se desempeñan en su sede en Minneapolis. La compañía informó que una pequeña cantidad de empleados que dependen de las instalaciones de la sede continuarán trabajando en el lugar. El personal de la tienda trabajará en los locales minoristas como de costumbre.

Algunas empresas que ya han intentado llevar a los empleados a la oficina se han enfrentado a problemas de seguridad. En septiembre, Goldman Sachs y JPMorgan Chase enviaron a algunos trabajadores de vuelta a casa después de que los empleados que habían regresado a la oficina dieron positivo por el virus.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados