MUNDO

La muzzarella más rápida: instalan en Roma una expendedora de pizzas

Con automatización, la firma Mr. Go busca captar una porción del mercado

Lista para comer. La máquina de Mr. Go, que ofrece cuatro sabores, mezcla ingredientes y en solo tres minutos entrega la pizza al cliente. (Foto: AFP)
Lista para comer. La máquina de Mr. Go, que ofrece cuatro sabores, mezcla ingredientes y en solo tres minutos entrega la pizza al cliente. (Foto: AFP)

Los romanos comen pizza todo el tiempo. Almuerzan pizza al taglio, cortada con tijeras al tamaño deseado y colmada de aderezos. Pican pizza bianca, sin nada, o pizza rossa, solo con salsa de tomate, o pizzette, pizzas pequeñas. La pizza scrocchiarella, de corteza redonda y delgada, casi siempre se reserva para la cena.

Esencialmente, los romanos comerán pizza en cualquier lugar. Pero, ¿podrían comerla de una máquina expendedora?

Massimo Bucolo (46), un vendedor de dispositivos médicos devenido en empresario de pizzas, apuesta a que sí. Instaló la primera máquina de pizza sin manos de Roma.

Con su empresa Mr. Go, espera que la expendedora, que hace una pizza fresca desde cero en tres minutos, se ponga al día con los amantes de la pizza de Roma, especialmente fuera del horario comercial, cuando los lugares tradicionales están cerrados y la clientela es menos exigente.

«No trato de competir con las pizzerías; propongo una alternativa», explicó Bucolo.

Los clientes pueden ver cómo trabaja la máquina a través de paneles de vidrio. Se giran las ruedas, se mezclan la harina y el agua, se amasa la masa, se prensa en un disco y se unta con aderezos (esta parte no se ve) antes de cocinarla en un horno de infrarrojos y finalmente cae en una caja de papel. «La llamo la pizza de la curiosidad, porque es la que cuesta menos y es más probable que la gente compre si solo quiere probarla», dijo Bucolo.

La opción «margherita» cuesta 4,50 euros (US$ 5,50) y la cuatro quesos es la más cara, a 6 euros (US$ 7,31).

Bucolo espera que una vez que la curiosidad inicial desaparezca los clientes regresen, porque obtener una pizza de la máquina es divertido y sabroso. Y, como la expendedora funciona de noche, confía en que se acerquen personas como los taxistas que trabajan mientras el resto de la ciudad duerme.

La máquina tiene ingredientes suficientes para elaborar 100 pizzas, antes de recargarse. Ofrece cuatro sabores: margherita, cuatro quesos, salami picante y tocino

Asoman rivales

La máquina es una creación de Claudio Torghele, un empresario del norte de Italia que trabajó con socios y varias facultades durante años antes de presentar la primera expendedora en 2009, fabricada por una empresa a la que llamó Let’s Pizza.

La máquina contiene ingredientes para hacer 100 pizzas antes de tener que rellenarse. Mr. Go ofrece cuatro opciones: margherita, cuatro quesos, salami picante y tocino. También podría haber seleccionado pavo como aderezo, pero optó por «mantener los gustos cerca de los paladares italianos».

No es la única expendedora de pizzas del mercado. PizzaForno tiene pizzas recién hechas que pueden calentarse en la máquina (en tres minutos) o llevarse frías a casa. Pizza ATM dice en su sitio web que puede cocinar hasta ocho pizzas prefabricadas simultáneamente en cuatro minutos. Pero la máquina Let’s Pizza, que se vende en varios países europeos, es la única que hace pizza desde cero. «Otros han intentado copiarnos y han fallado», cerró Torghele.

Especialistas la «masacraron» con sus críticas

Renzo Panattoni, dueño de la pizzería conocida como «la Morgue» fue despectivo y dijo que la pizza de la expendedora «no tiene nada que ver con la tradicional». Panattoni está seguro de que los romanos seguirán fieles a la versión de masa fina que su local sirve desde 1931. Los periodistas gastronómicos se han burlado principalmente; uno comparó la creación de la máquina con una pizza que comió en una zona ruinosa de la Amazonía ecuatoriana. «Me masacraron», replicó Bucolo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados