MARKETING DEPORTIVO

James Harden, la estrella de la NBA que ahora grita los goles de Houston

El astro de los Rockets invierte en los equipos de fútbol de la ciudad de Texas, siguiendo la estela de otros basquetbolistas que devienen en propietarios de clubes deportivos.

James Harden
«Soy de Houston, de Houston soy yo». El alero habría invertido US$ 25 millones en las franquicias.

La agencia libre de la NBA es el equivalente al período de pases del fútbol. Durante esa «ventana», los jugadores —y en especial las estrellas— de la principal liga de básquetbol del planeta fichan o renuevan su vínculo con alguna de las franquicias por cifras millonarias. En el caso de James Harden, uno de los más prolíficos anotadores —y coronado como el Jugador Más Valioso de la temporada 2018—, la fidelidad a su actual equipo, Houston Rockets, estaba fuera de discusión. Había dos motivos para tal certeza: el contrato de cuatro años y US$ 171 millones que unen al barbado escolta con la franquicia de Texas; y el hecho de que Harden es la principal carta ofensiva y jugador emblema de los Rockets.

Ahora, en una acción que reafirma su vínculo con la ciudad, el jugador acaba de comprar una participación minoritaria en Brener International, el grupo inversor propietario de los dos equipos de fútbol locales: el Houston Dynamo (de la MLS masculina) y el Houston Dash (de la NWSL, la liga femenina).

«Esta es mi ciudad y aquí estoy, estoy para quedarme», sentenció Harden, sentado en el camarín de los Dynamo mientras mira a la cámara en un breve video que oficializa la operación. «Sé que necesito conquistar un campeonato de básquetbol (para los Houston Rockets) y lo haré, eso será muy, muy pronto, pero tenía que simplemente mostrarles mi aprecio y hacerles saber que soy parte de la ciudad y que estoy aquí para siempre. Así que soy parte de los Dynamo. Vamos a llevar esto a otro nivel», avisó el jugador, popularmente conocido como «La Barba».

Harden invirtió US$ 25 millones para hacerse con una participación del 5% del grupo inversor

Harden, según versiones extraoficiales, se habría quedado con el 5% del grupo, dueño de las dos franquicias del soccer y del estadio en el que ambos juegan de locatario, el BBVA Stadium, que cuenta con capacidad para 22.000 personas. El apretón de manos entre el NBA y sus socios (entre ellos, el exboxeador mexicano Óscar de la Hoya) fue a cambio de US$ 25 millones (la inversión del holding en los equipos de Houston se estima en US$ 475 millones).

Para «La Barba» Harden el dinero no es un problema. A sus ingresos salariales se añade una partida de US$ 17 millones anuales que vierten las marcas. Harden es embajador de la bebida isotónica BodyArmor, el banco State Farm, la desarrolladora de videojuegos Electronics Arts (la creadora de la saga FIFA, en la que el alero incluso ha tenido alguna aparición virtual y fugaz). De sus sponsors, el más importante es Adidas, que le pagará US$ 200 millones al cabo de 13 años de patrocinio.

Un hincha más

Por lo que se sabe, Harden no era un habitual seguidor de sus (ahora) nuevos equipos. Sin embargo, sí se ha revelado como todo un aficionado del fútbol. Hace pocos días asistió al NRG Stadium (de Houston) para ver el amistoso Real Madrid-Bayern de Múnich. Como buen fanático se acercó a los cracks «merengues» Luka Modric y Marcelo para sacarse una foto. Como a Harden, el Real Madrid también viste de Adidas. Y como nada es casual, «La Barba» fue el modelo elegido por la marca para presentar sus nuevos diseños de la camiseta del famoso club inglés, Arsenal.

Sobre la participación en los equipos de Houston, no se puede especular con que el motivo esté en su presente deportivo. El Dynamo marcha noveno en la Conferencia del Este y pelea por ingresar a los playoffs de la MLS; el Dash está antepenúltimo en la NWSL. La razón del acuerdo, además del amor a la ciudad y el gusto por el fútbol, la dijo con sinceridad el propio Harden a la cadena Fox: «Es otra oportunidad para expandir mi marca a nivel global».

LeBron y el Liverpool

LeBron James
El "23" de Los Ángeles Lakers posee el 2% del club inglés. 

James Harden es el segundo jugador en actividad de la NBA en invertir en el fútbol. El primero es la figura de Los Ángeles Lakers, LeBron James, que en 2011 se hizo con un 2% de las acciones del popular club inglés Liverpool (foto), el actual campeón de la Champions League. En 2008, el jugador hoy retirado Steve Nash (ex Phoenix Suns, Dallas Mavericks y Lakers), se convirtió en uno de los propietarios del equipo Vancouver Whitecaps, de la MLS.

Jordan "juega" en el PSG

Edinson Cavani
Desde 2018, Edinson Cavani grita goles con la casaca firmada por "MJ" en el PSG.

A su manera, el múltiple campeón de la NBA con los Chicago Bulls, Michael Jordan, juega al fútbol, más concretamente en el París Saint Germain. Es que desde 2018 el «23» firma con su marca Air Jordan (subsidiaria de Nike) algunas de las camisetas alternativas del club donde milita el uruguayo Edinson Cavani (foto). La alianza ha rendido frutos, según el PSG, que declara haber vendido un número récord de camisetas de la mano de «Su Majestad» de la NBA.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados