MUNDO

Las empresas tecnológicas transforman a la Gran Manzana

La expansión de Google y Amazon en Nueva York cambia a la ciudad que históricamente fue la meca de las finanzas, los medios y la moda

Nueva York. Es una gran fuente de talento mundial. Foto: Shutterstock.
Nueva York. Es una gran fuente de talento mundial. Foto: Shutterstock.

A medida que las compañías de la Costa Oeste irrumpen en Nueva York, están remodelando los vecindarios de la ciudad y cambiando su identidad de un centro de finanzas, moda y medios a uno cada vez más enfocado en la tecnología.

La tendencia quedó remarcada el lunes, cuando Google dijo que planeaba crear un campus de US$ 1.000 millones al sur de West Village. El impulso de la compañía en uno de los vecindarios más famosos de Manhattan lo posiciona para convertirse en uno de los mayores ocupantes de oficinas de Nueva York, lo que le permitirá duplicar su fuerza laboral en la ciudad a más de 14.000 personas en la próxima década.

Google sigue a Amazon, que anunció el mes pasado su plan para abrir una nueva oficina en Queens que albergará hasta 25.000 empleados. Apple, Facebook, LinkedIn y Uber también se han embarcado en recientes expansiones en Nueva York, en gran parte impulsadas por la búsqueda de talento. Cada una está creando cientos o miles de empleos bien pagados y alquilando o construyendo millones de metros cuadrados en bienes raíces comerciales.

«La ley, la medicina y las finanzas han sido reemplazadas por las tecnologías de la información», evaluó Mitchell Moss, un profesor de planificación urbana de la Universidad de Nueva York que estudia la economía de la ciudad.

Long Island. Alberga nuevas torres de apartamentos y fábricas de baja altura. (Foto: Reuters)
Long Island. La isla del estado de Nueva York fue elegida por Amazon. Foto: Reuters.

La elección de Hudson Square, un exdistrito industrial, para el nuevo campus de Google probablemente acelerará los cambios en el área del West Side de Manhattan. Google transformó el barrio de Chelsea, donde tiene una oficina desde 2006. La compañía compró Chelsea Market por US$ 2.400 millones a inicios de año y un edificio adyacente en 2010, y alquila otro espacio cerca de ese complejo.

La pieza central del nuevo campus de unos 158.000 metros cuadrados (m2) será el edificio de la Terminal St. John. Además, Google ocupará espacio en dos edificios cercanos. En total, la firma ampliará su presencia en Manhattan en un tercio a unos 627.000 m2.

«Nueva York sigue siendo una gran fuente de talento diverso y de clase mundial», dijo Ruth Porat, directora financiera de Google, en un comunicado el lunes. «Eso es lo que trajo a Google a la ciudad en 2000, y es lo que nos mantiene aquí».

Sube la presión

La transformación de Nueva York en un centro de tecnología comenzó después de la crisis financiera de 2008, cuando el alcalde Michael Bloomberg se enfocó en la industria como un motor de crecimiento futuro.

Google llegó a la ciudad en 2000, cuando abrió una oficina de ventas de publicidad y se ha expandido desde entonces. Otras compañías tecnológicas le siguieron. Amazon y Facebook tienen ahora más de 2.000 empleados en la ciudad, mientras que Apple y Salesforce ocupan a más de 1.000 personas. LinkedIn tiene una gran oficina en el Empire State, e IBM eligió a Nueva York como la base de sus divisiones de inteligencia artificial y cloud computing.

La expansión de Google en Manhattan contrasta con la de Amazon en Long Island City. Los ejecutivos de Amazon, que han prometido pocos beneficios a los vecindarios a cambio de hasta US$ 3.000 millones en incentivos fiscales, se enfrentaron a protestas y cuestionamientos en la audiencia del Consejo de la ciudad de Nueva York la semana pasada.

Google se ha expandido en silencio y sin solicitar subsidios públicos. «Hemos estado creciendo de manera constante durante los últimos 18 años sin pregones o pedir apoyo al gobierno», apuntó William Floyd, jefe de asuntos externos de Google en Nueva York.

Aún así, Google ha enfrentado críticas en Nueva York. Los propietarios de algunos restaurantes de Chelsea dijeron que están perdiendo clientes potenciales debido a las políticas de comida gratis en el trabajo de la compañía.

Y algunos en Manhattan temen que Google y otras empresas comiencen a extenderse a vecindarios históricos.

«Mi preocupación es que con la concentración de Google en esta área se cree una presión más intensa para el desarrollo de oficinas, en vecindarios adyacentes como Village y East Village», afirmó Andrew Berman, director ejecutivo de la organización Greenwich Village Society for Historic Preservation.

Berman remarcó que la creciente demanda de oficinas ha llevado a la demolición de edificios históricos, ha expulsado a empresas y residentes de larga data, lo que se ha traducido en modernas torres que no están a la altura del resto del vecindario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados