Cabeza de Turco I washington Abdala

Murió el choripán

El mundo se dirige hacia otro lado, se muere el choripán, agoniza la torta frita y los bizcochos están heridos de muerte. No será una agonía rápida, llevará algún tiempo, pero están sentenciados. No tiene misterio la cosa, ahora sabemos lo que debemos comer para vivir mejor. Somos lo que comemos. Y morimos por lo que comemos (o por lo que no comemos).

WASHINGTON ABDALA

Durante años, los uruguayos —con ese dogmatismo cerril que nos caracteriza— hemos abusado de las grasas, por eso los niveles de colesterol son alarmantes en el país. Los uruguayos, además, somos dulceros en serio, meta dulce de leche y meta membrillo (la pasta Frola es más importante que Artigas).

¿Qué mundo irrumpió de un día para el otro? Un mundo sano, donde los componentes proteicos y calóricos requieren equilibrio, donde lo correcto gana la batalla en términos químicos, y donde lo "rico" se impone sin necesidad de abusos para el metabolismo. Por eso cada vez más se advierten lugares de comidas "verdes", de ofertas nutricionales light y la grasa es considerada el demonio que nos tapa la venas (Hasta las cadenas de comidas rápidas le hacen un lugar a la comida verde).

¿Quién nos iba a decir hace unas décadas que una triste y penosa ensalada iba a ser "la reina" en una cena cuando era solo un complemento lateral? ¿Que esa miserable lechuga tendría variaciones de todo tipo: americana, crespa o mantecosa? ¿Que conoceríamos tomatitos Cherry, Tommy, Perita, achinados y otros mezclados con no sé qué, de tamaños raros y hasta casi de juguete? ¿Quién imaginaría que habrían de nacer una serie de salsas de todo tipo para acompañar las ensaladas y quitarles ese gusto a embole que tienen? ¿Chía, sésamo, semillas de girasol, semillas de zapallo, amapolas? ¿Cuándo fue que nos hicimos expertos en todo esto? ¿Ana Durán sabía estas cosas antes?

Las barritas energizantes son la prueba del nueve. Vas a comprar un chocolatito al quiosco y la barrita está allí, quietita, solemne. Te mira. Y parece decirte: "comeme a mí, no soy tan copada como ese chocolate que te querés manducar, pero yo alimento, no hago mal". Y nos gana la partida. ¡Estamos rodeados señoras y señores! Y si te comés el chocolatito sentís que sos un hereje, un traidor. Y es tan grande la culpa que no disfrutás ese momento soñado. Nos barrieron. Y no te digo nada si una diosa te mira comerte el chocolate. Te sentís el peor nerd del planeta. Un loser completo. ¿Suena duro no? Pero es así (al revés también chicas).

Ni que hablar del sushi que empezó siendo un asunto de chetos en Biei, luego pasó a los de acá (siempre menos los tipos) y ahora se va masificando lentamente. Cualquier terraja pide sushi. Ya hasta el ignorante más agudo distingue el bueno del malo. Los japoneses, que bobos no son, hace siglos que se alimentan con eso. Y por eso no se mueren de lo mismo que acá. (¿Qué pensará un japonés en la Expo-Prado?)

¿Se ha ganado en cultura alimenticia? Sí, mucho, si pasás por las obras de construcción y observás a los trabajadores con sus tupperware, advertirás que traen arroz, fideos, y a veces algo de carne. ¡Tiernos! El viejo, delicioso asadito diario (¡que aroma aquel!) está de salida, porque la carne es cara (lujo) y porque se sabe que si la comés todos los días no pasás de los 50 años. El asado del Pepe quedó para el récord de Guinness. Lindo pero teórico nomás. Otro pelotazo peperil y van…

En Estados Unidos se expanden como moscas las cadenas de Whole Foods Market. Eso es lo que viene. Comida de calidad, sana, rica, sin químicos y que no te mata. Tienen más de 326 supermercados. Es un negocio que está explotando: la comida gustosa que no te hace mal. Hacia allí va el mundo moderno que sabe que el alimento y el deporte son las claves para superar los cien años de vida. Sin misterios.

Me dicen que la alta dirigencia del Frente Amplio (de los gerontes hablo) ya sintonizó esta onda. Digo para que se vayan acostumbrando los opositores a que hay "barra compañera" para unos cuantos años más. Ahora que se enteraron cómo morfar bien ningún septuagenario se manda una molleja ni que vengan degollando. Están en todas los tipos. Forever Young.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados