CONFLICTO

La tregua en Siria pierde consistencia

El régimen de Al Asad busca aplicar un cerco en Alepo.

Los combates se intensificaron ayer en Siria, especialmente en la periferia de Alepo, donde las autoridades cortaron la única vía de suministros de los opositores en la ciudad, pese a la tregua iniciada el miércoles por el fin del mes de ramadán.

Desde el amanecer, los choques se han reactivado en el extrarradio septentrional de Alepo, donde los efectivos gubernamentales han avanzado frente a grupos islámicos, entre los que figura el Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda.

Según informaron fuentes militares, el ejército controló las llamadas Granjas del Sur de Al Malah, al norte de Alepo, desde donde tienen al alcance de sus proyectiles el camino de Castelo, por donde pasa la línea de abastecimiento de los opositores y que lograron interrumpir.

Las fuentes agregaron que los soldados expulsaron a "los terroristas" que operaban en la zona y mataron a un gran número de ellos.

Por su parte, el portavoz del rebelde Ejército del Islam, Hamza Birqadar, negó por Internet que el camino de Castelo esté cortado, aunque reconoció que las fuerzas del presidente sirio, Bashar Al Asad, tienen a tiro la carretera.

Los efectivos gubernamentales "están disparando contra todo lo que se mueve por allí", indicó Birqadar.

El portavoz explicó que "Al Asad y sus milicias buscan aplicar un cerco a la ciudad de Alepo y por ello tratan de cerrar el camino de Castelo, que está considerado la única línea de aprovisionamiento de la urbe".

La ciudad de Alepo está dividida en distritos en manos del régimen y otros en poder de facciones armadas. A grandes rasgos, su mitad oriental está controlada por la oposición; mientras que la occidental está dominada por las autoridades.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)