Socialistas y PP son desafiados en regiones y municipios por dos fuerzas

Resultado incierto de elecciones en España

Los españoles concurren hoy a las urnas para elegir gobernantes regionales y municipales, en unos comicios en los que el resultado aparece más incierto que nunca, debido a que la incorporación de dos nuevos partidos al escenario político produjo una inestabilidad sin precedentes en la intención de voto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rajoy interviene en el mitin central de los populares aragoneses. Foto: EFE

Las encuestas reflejan grandes trasvases de apoyos entre los distintos partidos en muy poco tiempo. Además, los indecisos oscilan entre 30% y 45% en las 13 autonomías regionales que celebran elecciones.

Asimismo, todas las encuestas de intención de voto indican un deseo de cambio por parte de la sociedad española, que se refleja en el ascenso de dos partidos nuevos en la escena política nacional: Ciudadanos (centro, liberal surgido en Cataluña) y Podemos (izquierda) que desafían a las dos fuerzas tradicionales: el Partido Popular (PP, conservador, que desempeña el gobierno nacional) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Este escenario fragmentado, que augura la necesidad de pactos para poder gobernar, estimuló la participación activa de los líderes nacionales en la campaña, conscientes de que los comicios serán interpretados como antesala de las elecciones generales previstas para el mes de noviembre.

Por ello, tanto el presidente del Gobierno de España y líder del PP, Mariano Rajoy, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez y las dos figuras que encabezan a Ciudadanos, Albert Rivera y Podemos, Pablo Iglesias,tuvieron intensa participación en la movilización de sus fuerzas políticas, debido a que son conscientes que está en juego mucho más que el poder en las autonomías y en los municipios. Su mirada está en las presentes elecciones, pero también mas allá hacia los comicios generales.

Los principales partidos se presentan en estas elecciones bajo la bandera del cambio, incluso el oficialista PP pide que no se interrumpa el verdadero cambio que comenzó con su llegada al gobierno nacional en 2011, en plena crisis económica. El PP, según las encuestas, tendría un importante descenso, después de sufrir el desgaste político por su gestión en la crisis económica y por los casos de corrupción que han afectado al partido.

El PP, que gobierna actualmente en 11 de las 17 regiones de España, "va a perder probablemente la mitad de los votos en comparación con las elecciones de 2011, indicó José Pablo Ferrándiz, del instituto de encuestas Metroscopia. "Esos votos no van en ningún caso al PSOE, sino a las nuevas formaciones emergentes".

Incluso está en riesgo de perder la mayoría en la alcaldía de Madrid, un emblema para los populares, que gobiernan la capital de España desde hace 24 años y que ahora se enfrentan a un posible empate técnico con la candidata del grupo que apoya Podemos.

Giro.

También Barcelona, la segunda ciudad de España, presenta un escenario abierto ante las elecciones municipales, donde podría ganar una líder del movimiento contrario a los desalojos, que también está apoyada por Podemos.

En otras ciudades importantes como Valencia, Zaragoza o Sevilla, gobernadas hasta ahora por el PP, este partido podría perder la mayoría y necesitaría el apoyo de un segundo grupo. Lo mismo ocurrirá en comunidades históricamente gobernadas por el PP como Valencia, donde esta formación se ha visto afectada por numerosos casos de corrupción.

El desgaste que sufre el PP no se refleja en un ascenso del PSOE, su tradicional oponente, sino que va a Podemos y Ciudadanos.

Visiones.

Rajoy insiste en presentar al PP como el único partido capaz de consolidar la mejora de la economía y defiende las mayorías de su partido como el "pacto de la verdad y la sensatez" que se hace con los ciudadanos, frente a los pactos o acuerdos entre varios partidos políticos. También ha advertido que las fuerzas de izquierda muestran posturas más radicales que nunca que no contribuyen a dar solución a los problemas que enfrenta España, sino que su partido ha dado desde el gobierno la respuesta propiada ante la crisis.

Por su parte, Sánchez pide a los ciudadanos el voto útil para desalojar del poder al PP, al que acusa de aplicar políticas antisociales e identifica con la corrupción. Por ejemplo, señala que el gobierno no ha podido mejorar la situación de los jóvenes que sufren una alta tasa de desempleo.

A su vez, Rivera se muestra dispuesto a pactar con todo aquel que acepte sus condiciones que, sobre todo, pasan por un pacto contra la corrupción, con lo que su partido Ciudadanos se convertiría en la llave que permitiría gobernar al PP o al PSOE, según los resultados de cada lugar.

Desde Podemos, Iglesias parace como el líder más combativo, con duros ataques a los partidos tradicionales.

Un documento a los "Sin papeles".

El candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona, propone otorgar a los inmigrantes irregulares un documento de identidad para que puedan acceder a la sanidad y al transporte, como ocurre en Nueva York. Pretende que los sin papeles puedan ejercer sus derechos municipales. Los derechos humanos, Afirmó que no va a permitir que existan ciudadanos sin cobertura mínima en el ejercicio de sus derechos, tengan papeles o no. (FUENTE: ANSA)

ESCENARIO.

Las fuerzas nuevas con posibilidad en el norte.

José Pablo Ferrándiz, del instituto de encuestas Matroscopia, consideró que las elecciones de 2011 fueron "la última oportunidad del bipartidismo", ya que desde entonces nuevas formaciones ofrecen una alternativa a los votantes decepcionados de las fuerzas políticas tradicionales.

En primer lugar, aparece Podemos, un grupo de profesores de Ciencias Políticas encabezados por Pablo iglesias, de 36 años, que lideró la intención de voto en enero, pero ha perdido terreno desde entonces en forma desigual, según los sondeos y las regiones.

El politólogo de la Universidad Carlos III de Madrid, Pablo Simón, considera que las regiones pequeñas del norte como Aragón, Asturias y Navarra, "pueden convertirse en los primeros sitios en los cuales partidos nuevos tengan la opción de gobernar".

También avanza Ciudadanos, creado en 2006 en Cataluña, liderado por Albert Rivera, un abogado de 35 años, que presenta candidatos en las 13 regiones que votan hoy. (FUENTE: AFP)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)