REINO UNIDO

May llegó a un acuerdo con unionistas norirlandeses y formará gobierno

La primera ministra podrá recuperar la mayoría absoluta en el parlamento para votaciones sobre el Brexit, el presupuesto y la seguridad nacional.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
May y Foster llegaron a una acuerdo para que los conservadores tengan mayoría. Foto: AFP.

La primera ministra conservadora británica, Theresa May, logró oxígeno hoy lunes al firmar un acuerdo con el Partido Democrático Unionista (DUP) norirlandés, lo que le permitirá recobrar la mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes (parlamento).

"El DUP apoyará al gobierno conservador en las votaciones del discurso de la reina, el presupuesto, y la legislación sobre el Brexit y la seguridad nacional", explicó May en un comunicado.

May contará con el apoyo de los 10 diputados de la formación de Arlene Foster tras el fiasco de las elecciones del 8 de junio. Los conservadores disponen de 317 de los 650 escaños de la Cámara de los Comunes, que, sumados a los del DUP, le darán más de la mitad de los diputados.

Irlanda del Norte recibirá 1.000 millones de libras adicionales como parte del acuerdo de gobierno entre el DUP y los conservadores, anunció Arlene Foster.

"Saludamos este apoyo financiero de 1.000 millones de libras (1.270 millones de dólares) en los dos próximos años", anunció Foster frente a Downing Street, tras sellar el acuerdo.

Foster dijo que es "un acuerdo bueno para el Reino Unido y bueno para Irlanda del Norte", y alabó "el espíritu que ha reinado en estas negociaciones".

May, por su parte, quiso tranquilizar a quienes creen que el acuerdo equivale a tomar partido entre unionistas y protestantes en Irlanda del Norte al prometer seguir gobernando "respetando los intereses de todas las partes".

"Saludo este acuerdo que nos permitirá trabajar juntos en el interés de todo el Reino Unido y nos dará la certeza que necesitamos al iniciar nuestra salida de la Unión Europea", añadió May.

Irlanda del Norte, sin gobierno

Tras el acuerdo con May Foster gana el poder de hundir o mantener viva a la primera ministra y su gobierno, y, sin embargo, no logra formar gobierno en su provincia, rechazada por el Sinn Fein católico por su presunta relación con un escándalo de corrupción.

"Esta tarde volveré a Irlanda del Norte a seguir negociando", dijo Foster.
El 29 de junio es el límite impuesto por el gobierno británico para que el DUP y el Sinn Fein formen gobierno de coalición o podría suspender la administración norirlandesa y gestionar los asuntos de la provincia directamente desde Londres.

Los acuerdos de paz que, en 1998, pusieron fin a 30 años de violencia entre unionistas y republicanos en Irlanda del Norte obligan al primer partido de cada comunidad a unirse en un gobierno de coalición.

Las negociaciones con el DUP crearon malestar en algunos sectores conservadores porque se trata de una formación ultraconservadora que se opone al matrimonio homosexual y al aborto, y niega el cambio climático.

Con el acuerdo, May se asegura superar la moción de confianza que afronta esta semana, cuando la Cámara de los Comunes vote sobre el discurso de la reina, como se conoce al programa legislativo de los próximos dos años.

Además, gana un poco de tranquilidad en el inicio de las negociaciones de divorcio con la Unión Europea, que acaban de comenzar y se prolongarán al menos un par de años.

Aunque el DUP apoyó el Brexit en el referéndum de 2016, quiere que la frontera con Irlanda -la única terrestre entre el Reino Unido y la UE- siga abierta para no dañar a la economía local.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)