China afianza su posición e influencia en América Latina con inversiones y obras

Estrategia con dólares inagotables

Los montos de las inversiones son acordes con la magnitud y la escala de quien los ofrece. China amplió su huella cada vez más profunda y afianzó su influencia en América Latina, mediante una serie de proyectos que se traducirán en US$ 250.000 millones en la próxima década en la región —según lo prometido—y que solo en Brasil se sitúan en más de US$ 53.000 millones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dilma Rousseff. Foto: Reuters

El viaje que realiza el primer ministro de la potencia asiática, Li Keqiang fue trazado y cumplido siguiendo pautas que enfocan el significado y valor de cada nación para robustecer la presencia china en una zona del mundo que siempre ha tenido fuertes vínculos con Estados Unidos. Las escalas no fueron elegidas por azar, sino en función de la expansión que buscan los líderes chinos en el ámbito internacional: Brasil, Colombia, Perú y Chile, adonde arriba hoy, fueron los escenarios del despliegue de proyectos por cuantiosos montos.

La presencia de Li no es la primera de un alto gobernante de China. En junio de 2013 y julio de 2014, el presidente Xi Jinping recorrió varios países de la región para sostener conversaciones económicas y políticas y seguir abriendo el camino hacia relaciones más vigorosas con países como México, Brasil, Argentina, Venezuela y Cuba, entre otros.

Los cuatro países escogidos para el viaje que reraliza Li en estos días acaparan el 57% de los intercambios comerciales entre China y América Latina, que se han multiplicado por más de 20 desde el año 2000 y superan los US$ 262.000 millones. El viceministro de Comercio, Tong Daichi, señaló el compromiso de su país con la diversificación del comercio con los países latinoamericanos que comprende la importación de productos de mayor valor agregado. El comienzo fue el martes pasado en Brasilia, donde Li y la presidenta Dilma Rousseff sellaron su alianza económica con una batería de 35 acuerdos millonarios que van desde el estudio de factibilidad de una vía férrea entre la localidad de Campinorte, en el estado brasileño de Goiás, situado en el centro-oeste, y un puerto a definir en el Pacífico peruano, hasta la construcción de un complejo siderúrgico en el norte de Brasil, entre otros puntos acordados.

China es el principal socio económico de Brasil, tras haber superado hace años a Estados Unidos. Eso quedó en evidencia, en Brasilia, cuando Li y Dilma certificaron esa relación especial con un conjunto de inversiones chinas en territorio brasileño. Las cifras son contundentes y hablan de la capacidad de la inagotable chequera china para tejer alianzas y ganar poder e influencia en esta área del mundo. Los acuerdos enfocan los sectores comercial, financiero y de infraestructura, incluidas carreteras, líneas de alta tensión eléctricas y obras en minas.

Ferrovía.

La conexión por tren entre Brasil y Perú, aparece como el proyecto más ambicioso. El futuro tren debe atravesar Sudamérica de este a oeste, incluida una parte de la Amazonia, buscando mejorar los sistemas logísticos de los dos países, abaratando el transporte de commodities como soja y mineral de hierro y mejorando la red de infraestructura sudamericana. Los expertos designados por los países involucrados —que evaluarán la viabilidad ambiental y jurídica, el volumen de tráfico, la proyección de las rutas, las necesidades técnicas de las obras y la inversión requerida—, deberán presentar un informe final a sus respectivos gobiernos en mayo de 2016.

Carne.

Los dos gobiernos suscribieron un estricto protocolo de higiene que reabrirá el mercado de China a la carne bovina brasileña. En 2012, tras un caso de vaca loca atípico detectado en un animal muerto en el estado de Pará, China y otros países suspendieron la importación de carne brasileña. Ahora, fueron habilitadas ocho plantas para exportar al gigante asiático y según anunció el gobierno brasileño, otros 26 frigoríficos tendrán la autorización en las próximas semanas para volver a exportar. La reapertura puede significar ingresos por US$ 520 millones anuales para Brasil.

Aviones.

Durante la visita del primer ministro Li se concretó la venta de 22 aviones de la fabricante brasileña Embraer a la aerolínea china Tianjin Airlines. Son 20 aviones nuevos modelo E195s y dos E190-E2s. El valor del contrato ronda los US$ 1.100 millones, según Embraer. Esta venta es la primera parte de un total de 40 aviones que venderá a Tianjin Airlines, de una operación global que involucra 60 aeronaves y también a la compañía china ICBC Leasing.

Naves.

La empresa brasileña Vale, mayor productora mundial de mineral de hierro, firmó varios acuerdos con grupos chinos. Por un lado, venderá a Cosco (China Ocean Shipping Company), empresa de logística y transporte marítimo, cuatro navíos de transporte de mineral de hierro de 400.000 toneladas, actualmente propiedad de Vale. La operación reportará a la minera un ingreso de US$ 445 millones.

Además, firmó un acuerdo de cooperación financiera con el banco ICBC, por un valor de US$ 4.000 millones.

Infraestructura.

Hubo fuerte énfasis en las inversiones, con acuerdos para crear dos fondos para impulsar proyectos de infraestructura.

Un primer pacto firmado entre el banco brasileño Caixa Económica y el chino ICBC prevé un fondo de US$ 50.000 millones. También existe una propuesta china de crear otra reserva de "cooperación productiva", donde los asiáticos colocarían entre US$ 20.000 y US$ 30.000 millones "volcados prioritariamente para inversiones en las áreas de siderurgia, cemento, vidrio, material de construcción, equipamientos y manufacturas", según anticipó la presidenta Rousseff, quien dijo que Brasil también contribuirá con dicho fondo, aunque no especificó con cuánto dinero.

Petrobras.

Asimismo, firmaron acuerdos por US$ 7.000 millones destinados a financiar proyectos de la empresa estatal Petrobras, que está inmersa en un escándalo de corrupción con ramificaciones en partidos políticos que le ocasionó pérdidas millonarias.

"En un escenario de difícil recuperación global, la cooperación mutua entre China y Brasil va a proporcionar el desarrrollo de las economías emergentes y, por consecuencia, el de la economía mundial", sostuvo Li, quien enfatizó: "A largo plazo no podemos imaginar que América Latina sólo sea un abastecedor de materias primas para China y que ésta siga siendo una fábrica de productos baratos para América Latina". Apuntó que se deben sentar las bases industriales necesarias para que el comercio resulte "ventajoso para ambas partes".

El capital de mayor monto en la minería peruana.

Las cifras revelan la fortaleza de la relación entre China y Perú, país que es la tercera etapa de la gira de Li Keqiang. El país asiático es en la actualidad el principal inversor minero en Perú, con más de US$ 19.000 millones en inversiones comprometidas y un tercio del total de proyectos en el país.

Además, el intercambio comercial bilateral a diciembre de 2014 ascendió a US$ 15.381 millones, con un saldo de casi US$ 2.000 millones favorable para las importaciones chinas.

Las exportaciones peruanas con destino al mercado de China son principalmente mineras, pesqueras y agrícolas, y las importaciones cubren los rubros de teléfonos móviles, equipos de procesamiento de datos, vehículos y motocicletas, entre otros. La relación fue evaluada por Li con el presidente Ollanta Humala. (FUENTE: EFE).

ACCIÓN CONJUNTA.

Alianzas estratégicas y el libre comercio.

El objetivo principal del encuentro de Li con el presidente de Perú, Ollanta Humala es fortalecer la Asociación Estratégica Integral firmada en 2013, además de rubricar acuerdos, entre los que figura el ferrocarril transoceánico para unir a Brasil y Perú.

La canciller peruana, Ana María Sánchez enfatizó que la visita da contenido a la alianza estratégica que mantienen ambos países y que en los diálogos se evalúa el impacto del Tratado de Libre Comercio (TLC) en el intercambio comercial.

Fuentes de la Cancillería de Perú indicaron que ahora la expectativa es acordar una agenda con la finalidad de dotar de contenido económico a la Asociación Estratégica en el mediano plazo.

Mientras, Colombia también se consolida como socio estratégico y busca establecer un Tratado de Libre Comercio con China.

"Quiero resaltar las buenas relaciones que hemos tenido con China durante los últimos 35 años de relaciones diplomáticas. China hoy es considerada un aliado estratégico en materia de cooperación", señaló el presidente Juan M. Santos en un discurso en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

Destacó el acuerdo alcanzado para comenzar a estudiar la posibilidad de negociar un TLC que multiplique las relaciones. "Pero ahí hay un potencial enorme para incrementar ese comercio en ambas direcciones", destacó Santos. (FUENTE: EFE)

La paz dará dividendos en futuras inversiones.

El primer ministro Li Keqiang dijo estar atraído por las posibilidades de inversión que se abrirán en Colombia si se firma la paz, durante un encuentro, el jueves pasado en Bogotá, con el presidente Juan Manuel Santos, en el que anunciaron un aumento del intercambio entre ambos países.

Los gobernantes destacaron el interés de China en participar en el desarrollo de Colombia tras la firma de un eventual acuerdo de paz, que ponga fin al conflicto armado que azota al país desde hace más de 50 años.

"Quiero agradecerle la donación que nos está haciendo por ocho millones de dólares para proyectos que tienen que ver con el posconflicto", dijo Santos a Li, durante unas declaraciones conjuntas desde el presidencial Palacio de Nariño.

A su vez, Li recalcó que su país está "dispuesto a participar activamente en la reconstrucción posconflicto".

"Colombia, en este proceso de promoción de la paz en su país, tiene gran demanda y va a crear más condiciones favorables para la construcción de infraestructura, y en este aspecto China tiene sus propias ventajas y experiencias", dijo Li.

El gobierno del presidente Santos sostiene desde noviembre de 2012 diálogos de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas) y anunció conversaciones preliminares con el Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevaristas). AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)