ALARMA

EE.UU. envió por error bacterias vivas de ántrax a Corea del Sur y Australia

Las Fuerzas de Estados Unidos en Corea del Sur destruyeron la muestra de ántrax que el Pentágono envió accidentalmente a una de sus bases en el país asiático hace pocos días. Hoy se supo que Australia también recibió bacilos activos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Base aérea estadounidense en Osan, al sur de Seúl. Foto: EFE

Las autoridades que investigan el envío accidental de bacilos activos de ántrax desde un laboratorio militar de Estados Unidos encontraron otro lote de la bacteria viva desde 2008, una parte del cual fue enviado a Australia, dijeron el viernes funcionarios.

Las muestras de ántrax habían sido, en teoría, desactivadas por un laboratorio del ejército estadounidense de Utah.

Funcionarios militares y sanitarios abrieron una investigación después de que un laboratorio comercial identificara la semana pasada una muestra de ántrax vivo en una entrega procedente del laboratorio militar de Dugway (Utah).

El Pentágono reconoció el jueves que al menos 18 laboratorios comerciales, gubernamentales y universitarios pueden haber recibido por error bacilos activos de ántrax de un lote con fecha de marzo de 2014.

Las muestras de este lote fueron distribuidas en varios laboratorios de investigación en nueve estados del país y en la base militar estadounidense de Osan, en Corea del Sur.

Pero el viernes, los funcionarios anunciaron que la investigación había llevado a descubrir otro lote de bacilos activos que también deberían haber sido desactivados en 2008.

Los funcionarios no pudieron decir si, aparte de Australia, las muestras del lote de 2008 fueron enviadas a otro lugares ni a cuáles.

"Todavía estamos tratando de averiguar adónde fueron enviadas las muestras", dijo a la AFP un funcionario estadounidense que habló desde el anonimato.

La ministra de Relaciones Exteriores de Australia, Julie Bishop, saludó la investigación de Estados Unidos y anunció que su país se sumaría a ella.
Las autoridades militares y sanitarias estadounidenses reiteraron que no había ningún riesgo para el público ni casos confirmados ni sospechosos de infección.

Cuatro trabajadores de laboratorios en Texas, Delaware y Wisconsin están siendo tratados con antibióticos preventivamente, así como 22 personas entre militares y civiles en la base aérea de Osan, dijo el Pentágono.

Al parecer, el lote sospechoso había sido expuesto a radiación para "matar" el bacilo en marzo de 2014 en el laboratorio Dugway. Las muestras fueron enviadas a los laboratorios privados hasta abril de 2015, precisó el Pentágono.

El ántrax, también conocido como carbunco, es una infección aguda que afecta tanto a los animales como a los seres humanos. La bacteria causante (Bacillius anthracis) puede ser utilizada también como arma biológica. Puede ser mortal si no se trata inmediatamente con antibióticos.

También se envió una muestra de ántrax por error a Corea del Sur.

Las Fuerzas de Estados Unidos en Corea del Sur (USFK) confirmaron que destruyeron la muestra de ántrax que el Pentágono envió accidentalmente a una de sus bases en el país asiático en la semana.

La muestra enviada a la base de Osan (al sur de Seúl) se destruyó de inmediato tras revelarse que no contenía ántrax inerte tal y como se creía sino la bacteria viva de esta enfermedad, indicaron las USFK en un comunicado.

Las fuerzas estadounidenses en Corea del Sur también aseguraron que "no existe riesgo para las personas", como horas antes ya aseguró el Pentágono al salir a la luz este caso.

Las USFK añadieron que algunos efectivos militares podrían haber tenido algún tipo de contacto con la sustancia el pasado día 22 durante un ejercicio de formación, pero ninguno de ellos ha mostrado hasta ahora síntomas que pudieran relacionarse con una exposición a la bacteria del ántrax.

El Pentágono informó que el Ejército de Estados Unidos había enviado accidentalmente este tipo de muestras a laboratorios de nueve estados dentro del país y a la base de Osan en Corea del Sur.

Las muestras, que en principio debían contener ántrax muerto o inactivo, fueron remitidas entre marzo de 2014 y marzo de 2015.

Todas ellas fueron enviadas desde un laboratorio del Ejército en Utah como parte de un programa para desarrollar un test en las bases que permita identificar amenazas ante posibles ataques biológicos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)